publicado el: 2 octubre 2020 - 09:41
Día Mundial de la Tercera Edad

Segundopaso- Quizás la pregunta en la mente de algunos es ¿Por qué es necesario respetar a los ancianos en la sociedad y tratarlos con amabilidad?

Como introducción, debe decirse que, para una vida feliz, cuanta más información se tenga, mejor se podrá planificar y por ende desempeñarse óptimamente en la vida, de modo que tendrá menos problemas y se beneficiará más del mundo.

El hombre tiene varias formas de adquirir su conocimiento:

1. Los cinco sentidos

2. El pensamiento

3. El razonamiento

A través de los sentidos, recibe información material de su entorno. Ve, escucha, huele, saborea, toca y recibe una serie de datos con cada uno de sus sentidos y se suma a su reserva cognitiva. Pensando, analiza y combina la información recibida del exterior, desarrolla nuevas iniciativas y nuevos planes en interacción con el mundo que lo rodea.

Con el razonamiento, piensa sobre toda la existencia del universo, tiene una visión general de lo que hay en el mundo y examina el curso general de la vida, de dónde viene, dónde está y a dónde va, y así su intelecto innato florece. Dado que recibir información, pensar y razonar requiere tiempo siendo que nuestra vida es corta y el mundo infinito, lo que nos impulsa es utilizar el acervo de información de los demás, incluidos sus sentimientos, pensamientos e intelecto, al hacerlo ayudamos a encontrar el camino correcto en la vida. Por ejemplo, suponga que alguien quiere diseñar un programa desde cero independientemente del software anterior, ciertamente no podría tener éxito.

Ahora bien, si el volumen de información obtenida a través de los sentidos es mayor y el procesamiento y pensamiento de esta información también lo es, y además el intelecto en todo el orden de la existencia es más preciso debido a su multiplicidad, seguramente podría tener una mejor vida porque la apariencia humana es igual a su interior. Es decir, sus acciones son el resultado de sus conocimientos y pensamientos. Por lo tanto, la cantidad y calidad del conocimiento humano está directamente relacionada con la calidad y cantidad de sus acciones y comportamiento.

Los ancianos en la sociedad son como una base de datos, que contiene una gran cantidad de experiencias visuales, auditivas, olfativas y táctiles que han obtenido durante sus vidas de más de 60 años. Esta información ha sido pensada y procesada en sus mentes y también durante este período en medida en que se han beneficiado de la razón les ha dado una visión general de esta información y han llegado a conclusiones valiosas, que si la gente común en la sociedad quisiera encontrar estos puntos, deben pasar por 60 años de experiencia, pensamiento y razonamiento.

Ahora, si ese anciano se benefició de las reservas de sus antepasados durante el período en que adquirió conocimiento, y sus antepasados de sus antepasados, sobresaldrá qué gran capital reside en la existencia de cada uno de ellos. Es por eso que estos adultos mayores a veces cambian toda nuestra vida con una frase y nos acompañan en el camino de la felicidad.

Cuántos aspectos de la vida que aún no hemos experimentado y los ancianos nos los comparten diciendo “yo ya lo he vivido”. Cuántas experiencias amargas se pueden evitar utilizando las experiencias de los ancianos. Cuántos pensamientos que tuvo en su vida y no se pueden encontrar en un libro.

Cuántos sentimientos felices ha experimentado en la vida y le da a la próxima generación la oportunidad de lograr ese sentimiento de forma gratuita. Cuántas situaciones poco agradables ha vivido y advierte con simpatía la causa de las mismas a sus hijos y nietos.

Cuántos puntos ha recibido de todo el universo y los transmite a las generaciones futuras para que puedan completar esa mirada y no sufrir el salvajismo moderno que ha resumido toda la realidad del universo en los placeres animales del hombre. Cuántos ancianos que calman a sus nietos con su comportamiento amable y contando sus hermosos recuerdos los llenan de muchos años de experiencia en su infancia y aumentan su comprensión y conciencia.

Cuántas personas mayores que han podido alcanzar el intelecto puro a lo largo de sus vidas haciendo lo correcto y aplicando pensamientos puros para ver la maravillosa realidad de la existencia. Cuántos ancianos que, aunque físicamente ya no estén, pero su alma es celestial y como un árbol que, aunque está en la tierra, ofrece deliciosos frutos al cielo.

Quizás fue por eso que el Profeta del Islam (Que la paz y las bendiciones de Alá sean con él), el Profeta de la Misericordia para el mundo aconsejó que se respetara a los ancianos.

Lo importante es que, para poder utilizar el manantial de experiencia, es necesario que lo ame y se lo trate con amabilidad, porque el maltrato hacia él ciega el manantial como una computadora vieja con información antigua, que si no se observa su estado, su temperatura subirá rápidamente, se paralizará y no brindará información al usuario.

Sheij Yawad Ali/ JT

Código para noticias 1031

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 9 =