Violencia contra las mujeres y el confinamiento, una combinación que puede terminar en la muerte

Segundopaso - Con la aparición de la pandemia por el Covid-19 y frente a la aplicación de la cuarentena o confinamiento en diversos países del mundo, han sido diversas las voces que se han alzado alertando como esta medida que resguarda a la población del contagio, afecta directamente a las mujeres y niñas que terminan expuestas a la violencia a manos de hombres agresores las 24 horas del día, los siete días de la semana; lo que significa un aumento seguro en la cantidad de denuncias y de casos de femicidios.

Entes como la ONU, UNPFA, CEPAL han encendido las alarmas sobre este tema, así como diversas organizaciones de mujeres y feministas que han instado a los estados al diseño de planes especiales para enfrentar este nuevo contexto. Países como México han tenido un incremento generalizado del 50% en solicitudes ante refugios de la Red Nacional (RNR). En Colombia, según reporte del Observatorio Colombiano para las Mujeres que coordina la Consejería Presidencial para la Mujer, el número de llamadas a la línea de atención 155 se incrementó durante la cuarentena hasta en un 154%, con un incremento de 170% en casos por violencia intrafamiliar; en Argentina, las estadísticas oficiales reflejaron un aumento del 60% en las denuncias; al igual que en Chile, donde las llamadas aumentaron en un 70% durante la primera semana de cuarentena.

Pero en el caso de Venezuela, es complejo realizar el levantamiento de la información de cifras oficiales de denuncias sobre violencia hacia las mujeres y femicidios, ya que desde el año 2016 la presentación de dichos indicadores ha cambiado y no es realizada de una manera anual, ni específica, lo que ha mermado la calidad en la información.

Un insumo que nos indica un posible aumento en los casos de violencia contra las mujeres es el subregistro de femicidios realizado por el Monitor de Femicidios de la plataforma comunicacional Utopix, que a falta de cifras oficiales ha recurrido al levantamiento de los casos que aparecen en medios digitales, y que desde el mes de enero hasta el 31 de octubre del año 2020 ha contabilizado un total de 217 femicidios, 148 ocurridos durante la cuarentena que inició el 16 de marzo.

Estas cifras nos permiten evidenciar que son múltiples las causas que fundamentan la violencia hacia las mujeres:

La primera es la objetivación del cuerpo de la mujer. Para el patriarcado el cuerpo de las mujeres pertenece a los hombres, así la pareja masculina puede hacer lo que sea con ellas.

La segunda es la construcción cultural del amor romántico, desde una visión de poder y forma de control, un buen ejemplo se evidencia en la cantidad de hombres que luego de asesinar a su pareja, se suicidan; reproduciendo una historia al estilo Otelo.

La tercera es la violencia como construcción de la masculinidad entre pares masculinos, como una demostración de fuerza y virilidad evidenciándola a través de la violencia y el maltrato que pueden ejercer hacia las mujeres y niñas. Y en el caso de países en guerra o con dificultades políticas y económicas, como ocurre por ejemplo en Venezuela, una nación que se encuentra sumida en una crisis económica, política, social, profundizada por las sanciones y al bloqueo ocasionado por países extranjeros, se incrementan aún más las diversas expresiones de las violencias: femicidios, violaciones, acosos, prostitución, trata.

Es la profundización de una problemática estructural que se evidencia en una situación excepcional como la cuarentena y que amerita con urgencia la creación de un plan de emergencia frente a esta avanzada femicida, que está acabando con la vida de las mujeres.

Aimee Zambrano Ortiz

Código para noticias 1172

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 0 =