El Libro “Mi Tío Soleimani” En América Latina

Segundopaso - El experto internacional, Abdulkarim Paz, acerca del “Mi Ti Soleimani” dice que una parte de la espiritualidad está graficada en el libro a través de pequeñas anécdotas del comandante Soleimani que muestran su humildad, su vocación de servicio, de sensibilidad por los oprimidos.

El libro Mi tío Soleimani fue escrito por el escritor iraní, Muhammad Ali Yaberi y publicado por la editorial El Faro en los últimos días del mes de diciembre del año 2020.

El título del libro alude a una de las historias relatadas en él acerca del pedido de una hija de un mártir iraní para llamar al General Qasem Soleimani, “Mi Tío”, que posee una muestra de gran afecto y cercanía. El General no tuvo problemas para que se le llame de esa manera, agregando que para él era un honor ser llamado con ese afecto.

El primer cuento ya nos habla del corazón de este comandante que abarca a toda la creación, incluso a los enemigos a los que siempre trataba de darles oportunidades y evitar al mínimo necesario e ineludible sus bajas, siendo que eran claramente los agresores e invasores muchas veces contra gente indefensa.

En este caso, el del primer cuento, nos habla de su amor por los animales cuando desde el frente en Siria – en la lucha contra los terroristas del ISIS – llama a Teherán y pregunta si ha nevado. Cuando se lo confirman ordena que no olviden de colocar forraje para los ciervos que descienden hambrientos en busca de comida por que la nieve tapa los matorrales. Luego vuelve a llamar para cerciorarse que la orden fue cumplida porque cree en la súplica de los animales. Esta anécdota que nos describe la imagen de un santo a la vez que es un comandante en guerra nos muestra la dimensión ética y espiritual de su lucha y su elevada humanidad.

El mundo está mal, pero eso es solo cierto en parte, porque del otro lado de donde reina la oscuridad calienta el sol de la paz y la esperanza. Un sol que inexorablemente saldrá para el mundo y despejará toda la oscuridad y hará que se desvanezca como se desvanecen las peores pesadillas al despertar. Las almas desgarradas por tanto sufrimiento que se ve en tantas partes, pierden la esperanza. Pero si conocieran a los seres de luz, cobrarían renovadas fuerzas para creer y resistir. Este es el objetivo que se alcanza cada vez que se enfoca la mira en hombres como el general Qasem Soleimani.

Esta alma formada en las enseñanzas del Islam de la Familia del Profeta y en la guía del Líderes de la Revolución, el Imam Jomeini y del Ayatolá Jamenei; es una puerta a los valores trascendentes, vivos y en expansión del despertar de la humanidad. Este despertar viene de Dios, viene de los cielos de la revelación y de los profetas en la Tierra. Es la promesa de Dios a Abraham de que la Tierra la heredarán Mis siervos justos.

Parte de esa espiritualidad está graficada en el libro a través de pequeñas anécdotas del comandante Soleimani que muestran su humildad, su vocación de servicio, de sensibilidad por los oprimidos, su amor y respeto a sus padres, su valentía, su devoción, su obediencia a la guía del líder religioso, su docencia, su elevada moral y espiritualidad. El provocar miedo a los arrogantes y opresores criminales a quienes todos temen es una de las formas más elevadas de adoración a Dios.

El amor de las masas al Soleimani es un reconocimiento a quienes se sacrifican por el bien común. En la parábola del buen samaritano tan famosa de los Evangelios cristianos, no solo vale la solidaridad del samaritano con el que yace mal herido al costado del camino luego de que los salteadores le robaran, también vale y mucho más quizás, quienes se sacrifican para enfrentar a los salteadores. Estos son calumniados y mucha gente ignora de sus sacrificios y servicios. Lo que es peor, en su ignorancia y bajo el efecto de esas calumnias desparramadas por los órganos de prensa del tirano que los oprime, ellos, los oprimidos, también difunden las calumnias sin saber que atacan a su salvador. La gente reconoce más la virtud del buen samaritano que suele tener mejor prensa, pero quien por amor a Dios y al prójimo, máximos mandamientos de las tres religiones monoteístas, enfrenta la maldad de los tiranos y sus calumnias, solo anhelando el rostro bendito del Señor, ése es más próximo a Dios. Como dicen las tradiciones proféticas, esta clase de creyentes y allegados a los profetas son más conocidos en los Cielos que en la Tierra. Más por los ángeles que por los hombres.

Mis agradecimientos y felicitaciones al autor del libro y al editorialista, a la traductora, a los ilustradores y diseñadores de “Mi Tío Soleimani”. Gran obra, aunque pequeña y humilde como aquel a quien presenta.


Abdulkarim Paz

Código para noticias 1273

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 9 =