La Política Exterior Norteamericana (Parte I)

Segundopaso - Loreciente 36 - Con estas letras inicio una serie de artículos relacionados con los fundamentos y la práctica de la política exterior norteamericana, desde fines de la segunda guerra mundial, cuando emerge como superpotencia hasta lo que se conoce como la caída del campo socialista, que vislumbra, sobre todo, desde el campo de la historiografía occidental la conformación del llamado “Nuevo Orden Mundial” post segunda guerra mundial.

A la luz del comportamiento político de Estados Unidos y sus administraciones de gobierno,   se puede confirmar que existen reglas básicas de la política exterior de la nación estadounidense y que pueden ser enmarcados en lo que el analista político Noam Chomsky  en su libro “El Nuevo Orden Mundial (y el viejo)” señala “El llamado Nuevo Orden Mundial, es como el viejo con otro disfraz. ¿Cómo funciona ese “gobierno del mundo” que garantiza el dominio universal de las naciones ricas? sus reglas básicas siguen siendo las mismas: los débiles están sometidos a la fuerza de la ley, mientras los poderosos se sirven de la ley de la fuerza; se imponen a los pobres los principios de la racionalidad económica, mientras los ricos se aprovechan del poder y de la intervención del estado”. Una visión que permite visualizar su conducta atentatoria a la soberanía de nuestros pueblos: Cuba, Nicaragua, la República islámica de Irán, Venezuela, Corea del Norte, Siria, Irak, Afganistán. Su política de menosprecio al derecho internacional y su negación del multilateralismo. Sus alianzas con ideologías criminales como el sionismo y el wahabismo. Su búsqueda no de relaciones sino de incondicionalidad.

Lo más indignante para una persona no sólo es sentirse humillada, sino que esa degradación la haga patente a través de su no exigencia de los cambios necesarios,  para que ese estado de cosas se modifique. No se puede pedir a los poderosos, no se les puede aconsejar que varíen sus políticas en relación a los más débiles económicamente, no se les puede solicitar apoyo, o cooperación, la verdadera dignidad del hombre radica en su constante batalla por conseguir con su propia lucha, lo que se les ha negado bajo los más disímiles intereses de clase, ya sean políticos o económicos.

La idea expresada en el párrafo anterior,  es una necesaria tabla de principios a la hora de entender y dar respuesta a ciertas interrogantes: cómo ha sido la política exterior de los Estados Unidos de América entre los años 1945, que marca el término de la segunda guerra mundial y el año 1990 que signa lo que históricamente se denomina la caída del campo socialista, representado simbólicamente por el derribo del muro de Berlín. Y, la decisión de dar término a lo que durante 70 años fue la entidad internacional conocida como la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y también cómo ha sido la decisión y los efectos que tal política ha tenido en el mundo, principalmente de África, Asia y América Latina. Una política exterior que defino como consistente y coherente a lo largo de estos 45 años, que son parte de este ensayo. Y hablo, no sólo de coherencia, sino de una formidable consistencia interna y externa de la política norteamericana, que sólo será levemente cuestionada (no en sus bases estructurales) por los acontecimientos de protestas civiles a fines de los años 60 del siglo XX producto del rechazo a la presencia de Estados Unidos en la guerra de Vietnam.

El tener claro aquello nos permite elucidar de mejor forma las conclusiones emanadas de este ensayo, no sólo sobre esa política exterior, sino también sobre su coherencia interna, las repercusiones a nivel de las relaciones internacionales, y la creación de un mundo polarizado en extremos, que exprimían como una esponja a aquellos países,  que sufrían los avatares de la lucha de intereses de las superpotencias surgidas del fin de la Segunda Guerra Mundial. En especial, un bloque occidental que mostraba al motor de su decisión hegemónica planetaria con Estados Unidos, que comienza a tejer una  red de alianzas en Asia (a través de Japón, Corea del Sur y Taiwán), Oceanía (junto a Australia y Nueva Zelanda) América Latina a través del trabajo desarrolllado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y Europa Occidental, que a través de la conformación de lazos, que serán la base de la actual Unión Europea, que tendrá como motores a Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia, fundamentalmente.

Las respuestas a las interrogantes planteadas cruza este ensayo y pretendo desarrollar una línea argumental que permita desarrollar y argumentar de mejor forma la tesis que sustenta este análisis: sostener que la política exterior de los Estados Unidos ha sido una política coherente a todo lo largo de la Guerra Fría, exitosa en el conseguir los fines planteados, tanto en el llamado NSC 68, por tanto de carácter continuista, como también en los fundamentos de lucha contra el sistema soviético extraídos del Article X, así como en cada una de las Doctrinas de los Presidentes que Administraron el país durante esos 55 años. Es una política que ha jugado dialécticamente con los conceptos de coherencia y contradicción y cuya expresión de bipolaridad trajo como resultado la separación abismal entre un mundo desarrollado  y una gran parte de la humanidad viviendo como el jamón del sándwich, en una pelea que no era la suya, depositario de cadáveres, expulsor de materias primas y riquezas que han permitido el triunfo de ese mundo, que se presentó por décadas como modelo de virtud y espejo a reflejarse.

Administración Harry Truman (1945-1953)

Vicepresidente bajo el gobierno de Roosevelt, sólo después que el primer seleccionado, James Byrne no recibiera el apoyo de los sindicatos. Se le consideraba un hombre formado en los avatares de la vida política "producto de la maquinaria política de Kansas City ". Las tareas de Truman en su primer mandato como Presidente Nº33, luego de acceder al cargo por la muerte de Roosevelt,  fueron llevar a buen puerto los intereses norteamericanos de postguerra y crear así las condiciones de un Nuevo Orden Mundial post segunda guerra mundial,  donde los Estados Unidos pasarían a ocupar un papel de preponderancia junto a la URSS. Un párrafo descriptivo, resume la labor de Truman en su trabajo como Presidente es sostener que presidió el comienzo de lo que se ha dado en llamar la Guerra Fría y el desarrollo de la Política de Contención al comunismo.

Lo anterior marcaría la pauta de acción de los gobiernos norteamericanos hasta el colapso del mundo socialista a fines de la década de los 80. Harry Truman,  a diferencia de gran parte de las administraciones posteriores,  no se  iba a deshacer del cuerpo de asesores de su predecesor,  lo que le permitió trabajar los aspectos de acuerdos de postguerra con Stalin, en un ámbito de acción no tan diferente a lo planteado por Roosevelt en las Conferencias anteriores a Postdam . Lo nuevo estaba en que Truman no estaba dispuesto a ceder, ni un ápice, a las demandas que movían la política exterior norteamericana,  y uno de los factores que explica tal actitud era su extrema desconfianza ante los soviéticos.

Durante su primera Administración enunció, en el Día de la Marina (Octubre de 1945) las líneas de Política Exterior en relación a la URSS " No buscamos territorios ni bases, nada que pertenezca a alguna otra potencia...nuestra política exterior está firmemente basada en principios fundamentales de derecho y justicia...y por ello no entraremos en acuerdos con el Mal (1), en aquellos puntos que difieran del compromiso norteamericano por sus ideas de moral, democracia y  valores entre otros".  Si dijera eso hoy en el año 2021, Truman debería hablar de 800 bases militares establecidas por Estados Unidos y su presencia  en invasiones y guerras de agresión en países ubicados en los distintos continentes del planeta.  en el mundo. 

A lo mencionado debemos unir la importancia que adquirió, en los círculos dirigentes de los Estados Unidos, el denominado Telegrama Largo (Artículo X  de George Kennan), que a la sazón trabajaba en la Embajada de USA en Moscú. Este documento, permitió visualizar según los cánones ideológicos de los Estadounidenses, "Las raíces de la conducta soviética", elevando el desafío de la lucha confrontacional con ese país, al nivel de la Filosofía de la historia, de allí que los llamados "modos de hostilidad a las democracias" se considerara como inherente a la estructura interna de la URSS, y por ello esa estructura resultaría impenetrable a los esfuerzos conciliatorios y democráticos de occidente.

Creemos que ese es un condicionante muy importante en la creación de organismos, agencia y departamentos que se prepararían, según palabras de Truman,  para la lucha contra el Mal, un mal lógicamente asociado a una forma de gobierno que es la antítesis del modelo de democracia representativa occidental. Otro de los documentos interesantes,  a la hora de entender el proceder norteamericano en política exterior es el Memorándum de H. Freeman Matthews (2) (M.M), que traducía a la práctica la teoría filosófica de Kennan en su artículo X. Encargado a un Departamento de Inter-agencias, el M.M es un antecedente valiosísimo para comprender la aparición de la Doctrina de Contención de Truman. Al Memorándum Matthews se unió,  como marco conceptual,  el trabajo del asesor de la presidencia Clark Clifford, que mediante un documento secreto de Septiembre de 1946 estableció  "que el principal método disuasivo a un ataque soviético contra los Estados Unidos o contra zonas del mundo que son vitales para nuestra seguridad, será el poderío militar de nuestro país". Presente el hecho, que hemos denominado marco conceptual de la Doctrina Truman de contención al comunismo, este se hace público el día 27 de febrero de 1947 cuando él,  su Secretario de Estado George  Marshall, y Dan Acheson,  su Subsecretario convencieron a una delegación del Congreso de la necesidad de ayudar a Grecia y Turquía como condición para dar una muestra clara a la URSS,  que los Estados Unidos no estaban dispuestos a permitir más ampliación de los soviéticos por zonas consideradas sensibles para su seguridad nacional (3). Durante el primer mandato de Truman, este creó una serie de instituciones que tendrían a partir de entonces un destacado papel en la política exterior norteamericana, que marcan  el abandono absoluto del tantas veces mencionado aislacionismo norteamericano. Mediante la National Security Act of 1947 se crearon un Consejo de enorme importancia:

Creación de la National Security Council

Parte esencial del sistema de seguridad nacional de los norteamericanos, pero de triste memoria para la mayoría de los pueblos del Tercer mundo, que han sufrido en carne propia los efectos de sus actuaciones,  expresadas teóricamente a través de los NSC Memorándum, y en la práctica por su hijo putativo, la CIA. El Consejo de Seguridad Nacional cumple la función de aconsejar al Presidente y a su gabinete en materias de Seguridad Nacional (4) tanto en el plano interno como externo, además de coordinador y facilitador de las tareas de los distintos departamentos de gobierno, e incluso devino en un formulador de políticas de acción; Se compone del Presidente de los EE.UU, el Consejero de Seguridad Nacional (creado bajo la presidencia de Ike Eisenhower), los Secretarios de Estado y de Defensa, el Vicepresidente, y el Presidente de Jefes del Estado Mayor, además de su Director. 

Creación de la Central Intelligence Agency (CIA).

Es el servicio de inteligencia estadounidense por excelencia, constituido por la National Security Act. de 1947 con los objetivos de reunir, coordinar y analizar los servicios de inteligencia extranjeros. Su desarrolló fue al margen del Departamento de Guerra (posterior Dpto. de Defensa) de los servicios estratégicos, y también al margen del servicio de inteligencia central de la posguerra. Estaba a cargo de un Director que respondía ante el Presidente. En los años 50 la CIA se estructuró en cuatro subdirecciones: Inteligencia o espionaje, operaciones, Ciencia & Tecnología, y Administración. Siendo Allan Dulles su Director entre 1953-1961 su papel se amplió, autorizándole a organizar y financiar operaciones clandestinas contra estados no amigos. El desastre de Playa Girón permitió a Kennedy controlar en algo las operaciones de la CIA mediante el NSC 124 que establecía el control militar de las operaciones que antes se consideraban Paramilitares. Es la etapa en que se implementa una de las primeras operaciones de importancia de la CIA que consistió en un plan conjunto del Reino Unido y Estados Unidos para sacar del poder al premier iraní Mohamad Mosadeq el 19 de agosto de 1953 (28 de mordad de 1332, según el calendario persa) mediante un Golpe de Estado. El golpe, identificado en los archivos de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés) como “Operación Ajax” mostró el rostro más duro de las operaciones encubiertas de Washington frente a la decisión soberana del gobierno persa de nacionalizar su industria petrolera.                                                                           

Pablo Jofré Leal

Exclusivo para segundopaso


1. Para ampliar estas ideas de H. Kissinger, recomendamos la lectura de su Libro Diplomacia,  capítulo XVII, donde se trata el tema del comienzo de la Guerra Fría.

2. El Memorándum Matthews establecía la necesidad de convencer a los soviéticos, ya sea mediante la diplomacia o la fuerza militar que los Estados Unidos no estaban dispuestos a soportar los afanes de dominación, que según ellos, los soviéticos comportaban en su política exterior, y por tanto los EE.UU iban a hacer todos los esfuerzos posibles por contener tal conducta.

3. Dan Acheson presentó esta idea con las siguientes palabras "Que los Estados Unidos dieran pasos, para fortalecer a los países amenazados de agresión soviética o de subversión comunista...era proteger la seguridad de los Estados Unidos, era proteger la libertad misma". Kissinger Henry " Diplomacia ". Ediciones B, Barcelona, España, 1996, Página 480, 481

4. Seguridad Nacional para los Estadounidenses viene a ser lo contrario de la propia seguridad de los pueblos más débiles, su defensa de intereses políticos y económicos los hace vislumbrar como peligro todo aquello que vaya en contra de esos intereses, por ello cuando hablen de defensa de su Seguridad Nacional, debemos entender Intervención, defensa de gobiernos autoritarios, proteccionismo económico entre otros.

Código para noticias 1348

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 3 =