publicado el: 7 mayo 2021 - 14:21

Especial Dia de Al Quds

La Resistencia Palestina

Una Herida a los Luchadores por la Libertad
La Resistencia Palestina

Segundopaso - Palestina y la presencia del régimen israelí ilegítimo en esta región es una de las cuestiones más importantes del mundo. Durante más de siete décadas, el régimen sionista ha creado muchos problemas, especialmente para el pueblo palestino. Pero la pregunta es ¿Cómo la tierra histórica de Palestina fue ocupada por los sionistas?

Con la fundación del movimiento sionista en 1897, en el primer congreso del movimiento en la ciudad suiza de Bal, la idea de crear una "patria del pueblo judío" cambió de una mera idea a un plan en ejecución. Los judíos habían considerado anteriormente ir a Uganda y convertirla su tierra natal, durante un tiempo también pensaron en ir a Trípoli, la capital de Libia, así que hablaron con los italianos, que en ese momento controlaban el lugar, pero ellos se negaron y finalmente los judíos llegaron a un acuerdo con los británicos, quienes en ese momento tenían intenciones coloniales muy importantes en Oriente Medio y querían lograr sus propios objetivos, así que tramaron siniestras conspiraciones.

En 1917, 20 años después del primer Congreso sionista, Gran Bretaña emitió un documento oficial para los judíos, que se convirtió en la fuente del régimen sionista; este documento oficial se llamó Declaración Balfour. En esta declaración, Gran Bretaña se comprometió formalmente a ayudar a los judíos a establecer una patria étnica judía; el documento hizo públicas y oficiales sus acciones encubiertas.

Tres años después, Gran Bretaña hizo un complot en la región de Asia occidental contratando a algunos árabes que pretendían ocupar el poder contra el gobierno otomano. Aunque Gran Bretaña había firmado el Acuerdo Sykes-Picot con Francia para dividir la región, Francia intervino y se presentó a la Sociedad de Naciones como titular de Palestina, y a partir de 1920 se hizo cargo del país. Cuando Gran Bretaña fue declarada titular de Palestina por la Sociedad de las Naciones, un documento escrito estipulaba que proporcionaría condiciones para que los palestinos establecieran su soberanía dentro de 10 años, pero Gran Bretaña, como había prometido a los judíos en la Declaración Balfour, hizo del documento de la ONU el único instrumento de soberanía y, durante 28 años de tutela, allanó el camino para el establecimiento de la patria judía.

Cuando los británicos vieron que los sionistas habían decidido establecer un gobierno falso en Palestina, salieron del país de noche con sus barcos en una acción coordinada y dieron todas las facilidades a disposición de los sionistas. Los británicos, quienes llegaron a Palestina en uniforme militar, al abandonar la región ni siquiera se llevaron sus armas y equipo, dejándoselas a los sionistas.

Es de destacar que, a lo largo de la presencia británica en Palestina, las acciones del pueblo palestino fueron reprimidas y se dieron muchas concesiones a los sionistas. Fue durante este período que judíos de toda Europa comenzaron a emigrar a la tierra de Palestina; con el apoyo de los países occidentales pudieron expulsar al pueblo palestino de sus hogares y finalmente en mayo de 1948 establecieron y declararon el estado ilegítimo de Israel.

¿Vendieron los palestinos su tierra a los sionistas?

Después de esta ocupación, los sionistas rumorearon que el pueblo palestino vendió su tierra y ellos las compraron.  ¿Cuál es la realidad?

Los judíos compraron tierras en Palestina de varias formas durante la tutela británica:

La primera forma fue comprar tierras pertenecientes a la minoría judía que vivía en Palestina, estas tierras ascendían a 65.000 hectáreas. El movimiento de la masonería en Palestina, liderado por el gobierno de unidad y progreso en Turquía, compró tierras que incluyeron una parte de estas 65.000 hectáreas.

La segunda forma era comprar tierras a través del gobierno británico. El gobierno de Palestina, habitado por británicos, proporcionó 66.500 hectáreas de tierra al movimiento sionista. Se trataba de terrenos y edificios gubernamentales que habían sido emplazamientos estatales y oficiales desde el período otomano y que iban a ser entregados al gobierno palestino.

La tercera forma era comprar tierras a través de los feudales árabes que no pertenecían a Palestina y solo buscaban riquezas; ya que Palestina era parte del Imperio Otomano antes del dominio británico, que incluía a Siria, Líbano, Jordania, Palestina, Turquía y parte de Irak. Después del colapso del Imperio Otomano, que se dividió en tres partes, "Palestina", "Líbano y Siria" y "Jordania Oriental", las tierras de muchos de estos señores feudales se ubicaron en fronteras a las que ya no tenían acceso, así que con las seductoras ofertas que les hicieron la Agencia Judía y el movimiento sionista, les vendieron fácilmente las propiedades que poseían, así los sionistas también ganaron 60,06 hectáreas de territorio.

La cuarta forma era comprar tierras a los propios palestinos, quienes vendieron públicamente sus terrenos a los sionistas por diferentes motivos. Estas personas fueron declaradas traidoras por los palestinos, y muchos de ellos fueron ejecutados. Los sionistas también compraron 30.000 hectáreas de tierra de esta manera. Es decir, los palestinos vendieron solo 30.000 de sus 2,7 millones de hectáreas de tierra a los judíos, equivalente a un (1,8).

En total, la tierra comprada por los cuatro métodos anteriores incluía alrededor de 220.000 hectáreas de tierra palestina; la superficie terrestre total de Palestina es de 2,7 millones de hectáreas, que es aproximadamente el ocho por ciento de la superficie total. Es de destacar que desde que los sionistas anunciaron oficialmente el falso régimen israelí, han iniciado un nuevo proceso para adquirir el resto de las tierras palestinas, como matar, saquear y asesinar palestinos.

Las masacres del pueblo palestino por parte de los sionistas hicieron que millones de ellos huyeran de sus tierras por temor a perder la vida y buscaran refugio en otro lugar lejos de su tierra natal.

La obvia opresión de las Naciones Unidas sobre el pueblo palestino

Una vez más, el 29 de noviembre de 1947, las Naciones Unidas, independientemente de la presencia histórica del pueblo palestino como los principales habitantes y propietarios de esta tierra, convirtieron al 54% de Palestina en judía y, con la excepción de Jerusalén, alrededor del 43% se declaró palestino.

Esta acción de las Naciones Unidas alentó la invasión de ciudades y pueblos palestinos por inmigrantes judíos ilegales en mayo de 1948. Esta violación, que estuvo acompañada de asesinatos e intimidación, desplazó a una nación histórica de su hogar, donde este desplazamiento continúa hasta el día de hoy.

Por supuesto, los sionistas no detuvieron su agresión tras el establecimiento del régimen israelí, y debido al apoyo que recibieron de las potencias coloniales y con la aprobación de las Naciones Unidas, incluso asignaron la mitad del territorio de Palestina a su territorio original. Ni siquiera toleraron la asignación de la mitad de la tierra palestina a sus habitantes originales, de esta manera han impedido la formación de un estado palestino independiente.

Desde ese día, lo que se les ha dado a los sionistas como la tierra de Palestina son las tierras que han caído en manos de los sionistas a través de asesinatos, saqueos y muertes. El reclamo de comprar la tierra de los palestinos es un reclamo falso. A finales de 2020, la Oficina Central de Estadísticas de Palestina declaró en un informe que, desde el comienzo del establecimiento del régimen sionista en 1948 hasta finales de 2020, cien mil palestinos fueron martirizados por los sionistas, incluidos mujeres oprimidas y niños.

Violación del derecho internacional por parte del régimen sionista ilegítimo

Es lamentable que los sionistas estén cometiendo estos crímenes mientras que, según la Convención de Ginebra, los derechos de las mujeres y los niños deben protegerse durante la ocupación de un país. El Protocolo Adicional de 1977, que se añadió a la Convención, también prevé el enjuiciamiento de los delitos relacionados con la agresión y el asesinato de niños, adolescentes y mujeres, y el enjuiciamiento de los autores en los tribunales de crímenes de guerra. Sin embargo, el derecho internacional no se observa en todos los casos y se trata con una doble moral.

El régimen sionista es uno de esos ejemplos que ha desatendido en gran medida el derecho internacional y, sin temor a las consecuencias de ser juzgado en tribunales internacionales, está engrosando cada día las páginas vergonzosas de sus crímenes.

Al final, a pesar de los crímenes de sionistas contra la nación oprimida de Palestina y el apoyo de los países occidentales a los crímenes del régimen ocupante, el pueblo palestino, con la ayuda de los buscadores de la libertad mundial, continúa resistiendo la opresión sionista y están decididos a liberar su patria.

Código para noticias 1559

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 2 =