publicado el: 8 mayo 2021 - 19:17

Lo Reciente 57

Biden y la Cuestión Palestina

En Sus Primeros Cien Días Laborables
Biden y la Cuestión Palestina

Segundopaso - Joe Biden ha demostrado desde su llegada a la presidencia que, al igual que presidentes anteriores está tras los intereses del régimen sionista.

Según el Servicio Internacional de la Agencia de Noticias de Radio, Mohammad Reza Taghizadeh, un experto en asuntos internacionales, escribió en una nota: "Joe Biden asumió el cargo el 20 de enero de 2021, algunos de los palestinos estaban felices de que el asumiera el poder, pero cuanto más pasa el tiempo de su ingreso a la Casa Blanca, queda claro que también es un seguidor y amigo del régimen sionista.

En este documento se examinará el enfoque de Biden a la cuestión palestina en los primeros 100 días de su gobierno.

La posición de Biden hacia el régimen sionista

Con casi medio siglo de experiencia política, Joe Biden conoce y se ha reunido con el régimen sionista y sus líderes más que cualquier otro político del mundo. Él es la persona que incluso se reunió con Golda Meyer, la primera ministra del régimen sionista en los años 60 y 70, donde se destaca que tuvo buenos encuentros con ella.

Biden se considera a sí mismo un "sionista" y un verdadero amante de este régimen e incluso ha dicho que no es necesario ser judío para ser un "sionista". Su historial en el Senado de los Estados Unidos entorno al interés del régimen sionista demuestra su verdadera amistad con este gobierno ilegítimo. En varias ocasiones, Joe Biden ha declarado con orgullo que "ha recaudado mucho más dinero para Israel que los propios miembros del lobby de AIPAC (Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos - Israel)".

"El apoyo de Estados Unidos a la seguridad de Israel es inquebrantable", dijo Joe Biden a un grupo sionista en Washington cuando era diputado de Barack Obama. "Independientemente de nuestra oposición al actual liderazgo israelí, debemos mantener nuestro compromiso serio con la seguridad de Israel", comentó en un discurso de 2019 en la Universidad de Nueva York.

Joe Biden también habló sobre el acuerdo de paz entre los Emiratos Árabes Unidos y el régimen sionista: "La propuesta de los Emiratos Árabes Unidos de reconocer a Israel es un paso oportuno y valiente, y el gobierno lo requiere mucho".

Biden también ha tomado decisiones que benefician al régimen sionista desde que asumió el cargo, lo que no habría sido posible sin el apoyo del lobby sionista. Estos incluyen la negativa de Donald Trump a reconocer Jerusalén, la reubicación de la embajada de Estados Unidos de Jerusalén a su antigua ubicación en Tel Aviv y su compromiso de asegurar el régimen sionista bajo la Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos 2021.

El actual presidente de Estados Unidos también ha apoyado la resolución de “dos estados” durante este período. El anuncio se produjo después de que el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, se reuniera con su homólogo sionista, Meir bin Shabat, en Washington.

"El gobierno de Biden continúa apoyando los esfuerzos para lograr la paz entre Israel y los palestinos a través de la creación de dos estados" "Estados Unidos sigue comprometido con la seguridad de Israel y continuará trabajando para fortalecer la cooperación entre Estados Unidos e Israel en todas las áreas", agregó el comunicado. Dada la postura de Biden sobre el régimen sionista, se puede decir que es una reafirmación de que no hay diferencia entre los funcionarios estadounidenses para apoyar al régimen, y que seguirá los pasos de Trump y los ex presidentes de EE. UU.

Historia de la estrategia de formar dos gobiernos

El régimen sionista y la Organización de Liberación de Palestina (OLP) firmaron los Acuerdos de Oslo en 1993 para resolver sus diferencias. El pacto, que se basó en una "solución de dos Estados", también tenía muchas ambigüedades; cuestiones como las fronteras, asentamientos, refugiados, seguridad, Jerusalén y los territorios ocupados en 1967 no se especificaron en el tratado.

Los refugiados palestinos han sido los más afectados por los Acuerdos de Oslo. Si bien la Organización de Liberación de Palestina se autodenomina principalmente como un movimiento que ha surgido entre los emigrantes y se ha creado para su beneficio, el tratado se refiere a este tema como uno que no tiene un marco o referencia principal. El fracaso en abordar el problema de la escasez de agua en los territorios palestinos y la negativa del régimen ocupante en Jerusalén a permitir que los palestinos caven pozos en áreas que son muy ricas en aguas subterráneas fue otro tema que no se abordó en los Acuerdos de Oslo.

La continuación de la urbanización sionista y la falta de restricciones a este flagrante crimen es otra ambigüedad no tratada. Los negociadores palestinos en los Acuerdos de Oslo intentaron suspender la construcción de todos los asentamientos israelíes, pero fracasaron y ahora, 28 años después de la firma del acuerdo, los sionistas en ausencia de un marco adecuado, libremente, en cualquier lugar y en cualquier momento continuarán su construcción sin ninguna restricción legal. Actualmente, el número de asentamientos sionistas en los territorios ocupados se ha duplicado desde 1993.

El pueblo oprimido de Palestina, cuya patria ha sido ocupada durante más de 70 años, ha pedido repetidamente la retirada de los Acuerdos de Oslo y la cancelación del compromiso con el régimen sionista y Estados Unidos. El pueblo cree que este acuerdo, en lugar de traerles una paz duradera, se han convertido en la principal razón de la continua ocupación de Palestina por parte del régimen sionista. En su opinión, este pacto favorece en muchos sentidos al régimen y viola los derechos del pueblo palestino; por lo tanto, la insistencia de Biden en una solución de dos estados es inútil y no sucederá dada la situación actual.

Resolución a la cuestión palestina

Desde la ocupación de Palestina por los sionistas, los gobiernos occidentales, incluido Estados Unidos, han hecho planes para resolver la cuestión palestina; obviamente fracasaron porque no tuvieron en cuenta la voluntad y el apoyo real del pueblo palestino.

El Líder Supremo de la Revolución Islámica, el Ayatollah Jamenei, el 22 de enero de 2017, en la Sexta Conferencia Internacional en Apoyo a la Intifada Palestina, refiriéndose a los planes de compromiso occidentales, dijo: "El problema con el proceso de resolución no es solo que al negar el derecho de una nación le da legitimidad al régimen usurpador -que claramente es un gran e imperdonable error- sino que básicamente no tiene nada que ver con la situación actual en Palestina y no tiene en cuenta las características expansionistas, represivas y codiciosas de los sionistas"

También declaró el 5 de febrero de 2020 en una reunión con algunos sectores del país: "¿Cuál es la solución para el problema palestino? La mediad fundamental y primordial ya lo dijimos hace unos años, y se ha registrado en los principales centros internacionales. Se tome en cuenta la opinión de todo el pueblo palestino original, no a quienes sean de un determinado país y fue a vivir a Palestina, alguien que sea palestino y pertenezca a cualquier religión: islam, cristianismo o judaísmo. Debemos permitir que el sistema que ellos acepten llegue al poder y que [gobierne] sobre toda la tierra de Palestina, no solo los territorios ocupados. En toda Palestina, un gobierno con voto popular debe llegar al poder para decidir sobre la cuestión palestina, para resolver por sí mismos sobre Netanyahu y otros. Está en sus manos. Esta es la única forma de encontrar la paz en Palestina y resolver este genocidio".

Conclusión

La postura del presidente estadounidense Joe Biden sobre la cuestión palestina muestra que no hay diferencia entre los partidos republicano y demócrata en los Estados Unidos, y que estos dos partidos persiguen los intereses del régimen sionista ilegítimo.

Los planes estadounidenses, a veces referidos como el acuerdo del siglo y a veces como apoyo a una solución de dos estados, muestran que estos planes tienen como objetivo violar los derechos legítimos e históricos del pueblo palestino y simplemente continuar la ocupación del régimen sionista. Estos planes son parte de una gran conspiración sionista que no terminará con acuerdos y compromisos.

Los países occidentales, especialmente los Estados Unidos, deben saber que el pueblo palestino, como cualquier otra nación, tiene derecho a regresar y determinar su propio destino en el marco de la Carta del Derecho Internacional. También deben saber que la continuación de la ocupación de Palestina y los actos terroristas del régimen sionista aumentará la determinación y la voluntad del pueblo oprimido y los buscadores de libertad del mundo, que, juntos en el Día Mundial de Al-Quds exigirán el regreso de los refugiados palestinos.

Código para noticias 1567

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 6 =