publicado el: 10 mayo 2021 - 00:43
Estudio y reflexión

Islamaldia - "Estudiar" significa literalmente mirar cualquier cosa para tomar conciencia de ello, reflexionar y pensar. "Reflexionar" significa recapacitar sobre la información disponible para identificar las incógnitas que están asociadas con ella. ¿Nosotros logramos pensar en el destino de nuestra vida?

Pensar en conocer diversas soluciones es una de las tareas más importantes del ser humano en todas las etapas de su vida y es siempre una de las tareas más difíciles. El valor de reflexionar es tan alto que se dice que el mundo de todos es tan vasto como su mente. De hecho, se puede decir que la vida humana y la supervivencia a lo largo del tiempo se debe a los estudios y al pensamiento sobre diversos temas. Por eso, todos necesitamos estudiar, investigar y pensar.

A veces la lectura y el estudio se llevan a cabo, pero no van acompañadas del pensamiento y reflexión, por eso muchas personas que han creado problemas en el mundo han leído libros, pero no razonaron sobre estos. La lectura puede crear una buena sociedad que va acompañada de pensamiento y razonamiento, donde surge de los valores religiosos y sociales. Por supuesto, también se forman a la sombra del estudio.

Si queremos aumentar la comprensión, percepción y visión, debemos dar un paso hacia el crecimiento y el desarrollo, tener innovación y creatividad, ser capaces de nutrir y entrenar fuerzas eficientes e innovadoras que respondan a las dificultades y complejidades. El Imam Ali (P) dice: "Quien piensa mucho en lo que ha aprendido, consolida sus conocimientos y bebe lo que no ha bebido".

En cualquier momento de la historia, lugar, centro o asociación donde estos dos elementos importantes y fundamentales de estudio han estado armonía y han jugado un papel en el crecimiento y desarrollo; la transformación y la revolución de cada uno de ellos ha creado un cambio y revolución donde pusieron a una generación en el camino correcto.

Quien tenga estos dos elementos transformadores juntos en su vida científica y espiritual y se ha movido alrededor de ellos y organizado sus orientaciones, ciertamente ha alcanzado la cima de la perfección y está libre de los remolinos de la ignorancia. Se ha convertido en una nube bendita, y ha llovido sobre la tierra y el mar, ha liberado a la humanidad de la trampa de la ignorancia, superstición, irreflexión y desviación, del estancamiento y pereza, sequedad y sed. Estos resultados se pueden encontrar en diferentes escritos, inventos, estudiantes sobresalientes y el estudio de su vida. Al reflexionar, han estabilizado el conocimiento acumulado y han abierto nuevas ventanas de comprensión y conocimiento. Personas únicas como el ayatolá Borouyerdi, el sheij Ansari, el sheij Tusi u otros grandes eruditos fueron pensadores que lideraron el avance de la ciencia.

Muchas personas, porque no han implementado y aplicado estos dos elementos juntos, a pesar de su fama y muchos proyectos, no han llegado a su apogeo y no han creado ningún movimiento, no han sumado iniciativa a iniciativas, y no han ayudado a quienes buscan la verdad. Una persona que ha estudiado mucho y no ha pensado lo suficiente está tan desprovista de significado y valor como si no hubiera estudiado nada.

El pensamiento proviene del espíritu cuestionador del ser humano. El motivador del pensamiento es siempre la pregunta que se le plantea a las personas. Para responder a la pregunta y resolver el problema, se prueba diferentes soluciones y finalmente se elige la solución adecuada y, al hacerlo, encuentra nuevos caminos y descubre nuevas perspectivas. Por lo tanto, los psicólogos llaman a esto la mejor y más elevada forma de aprendizaje.

La mente humana es como un paracaídas, solo funciona bien cuando está abierta. Desbloquear el paracaídas debe hacerse antes de sentirse amenazado para que la misión se pueda completar con más calma. Por lo tanto, es mejor que una persona reflexione en base a su estudio y las experiencias de los demás antes de sentir el peligro y neutralizar posibles obstáculos. El Imam Sadegh (P) dice: "Una persona que hace algo sin comprensión ni conocimiento es como un viajero que se extravía y cuanto más rápido acelera, más se aleja de la carretera principal".

Las encuestas muestran que, por lo general, aquellos que piensan que el camino para el éxito es hacer avanzar sus planes. Cambian su forma de vida, planifican mejor y cultivan metas útiles en sus mentes, además de esforzarse por alcanzarlas, mientras piensan en conocer más sobre sus capacidades y limitaciones.

En los versículos del Corán, la reflexión tiene un gran valor y todo el mundo está llamado a pensar y se condena enérgicamente a quien no prese atención a la meditación. El Corán llama a los seres humanos a pensar directamente. Dios Todopoderoso dice en la Sura La vaca, versículo 266: "De esa manera os aclara Dios sus señales. Quizás así reflexionéis"

En las narraciones también se ha dado al reflexión, persuasión y orden, y en su virtud se afirma: "Una hora de pensamiento vale más que setenta años de adoración". Debido a que el pensamiento es obra del corazón y la obra del corazón es mejor que la obra de órganos y órganos, además el efecto y resultado del pensamiento es más importante y permanente porque un momento de pensamiento puede provocar el arrepentimiento del pecado y la obediencia, hasta el final de la vida.

A demás de las motivaciones que incentivan al ser humano a hacer buenas obras y creer en el poder, grandeza de Dios y su providencia, también se recomienda reflexionar sobre el significado de los versículos del Sagrado Corán. Vale la pena que una persona madura y sabia piense en las consecuencias antes de actuar. Si lo encuentra bueno y correo, debe hacerlo, de lo contrario debe dejarlo. Pensar en la esencia del Todopoderoso no está permitido y se ha prohibido en las narraciones, porque su esencia es superior al entendimiento e intelecto humano. Por supuesto, es posible y meritorio que el creyente reflexione en las señales de Dios. El Príncipe de los creyentes, el Imam Ali (P), dijo en su testamento al Imam Hassan (P): "No hay mejor adoración como reflexionar sobre la creación". El Imam Reza (P) dijo: "La adoración no es rezar y ayunar en demasía, adorar es reflexionar y contemplar el mandato de Dios Todopoderoso".

El Imam Sadegh (P) narra que el Imam Ali (P) dijo: "Pensar invita al bien y a la acción". Por ejemplo, pensar en la grandeza del Creador, provoca temor y obediencia a Dios. Reflexionar en las consecuencias de los hechos del pasado, previene a los demás y enseña el camino para un del final feliz. Meditar sobre las siniestras y crueles consecuencias de los criminales hace que se eviten la delincuencia. Pensar en los defectos del alma, provoca poner más atención para mejorar como persona y finalmente, reflexionar en los resultados de la adoración da ese impulso y fuerza para acercarse más a Dios Todopoderoso.

Código para noticias 1573

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 0 =