¿Cómo Controlar los Deseos?

Islamaldia - Los deseos y caprichos mundanales son el peor y más importante enemigo del ser humano que lo lleva hacia la crueldad, los vicios, malas conductas y la miseria eterna, por esta razón, en las enseñanzas islámicas siempre se ha mencionado como un enemigo que debe ser reconocido y controlado intelectualmente, en el programa de hoy aprenderemos a controlar estos deseos.

La palabra "hawaa" en árabe significa inclinación y deseo de caída y declive. Por supuesto, el principio de estos deseos en las enseñanzas del Corán no siempre tiene un mal significado, pero debido a que en muchos casos los deseos del ser humano tienen una fuerte tendencia hacia los asuntos materiales y mundanos como la lujuria, generalmente se lo conoce como un adjetivo desfavorable.

 Así como la supresión de la lujuria y la ira significa destrucción, está mal e impide al ser humano alcanzar la perfección, su extremismo lo perjudicará. Por lo tanto, el camino del extremismo es un camino falso y siempre se debe tomar el camino de la moderación para los deseos del alma. Los deseos del alma son reprobables porque provoca desviaciones prácticas, morales y sociales e incluso provoca enfermedades mentales y físicas al ser humano y lo conduce a un valle de extravío, opresión y pecado. En muchos versículos, Dios reprende a quienes siguen sus caprichos. En el Corán, esta palabra se ha utilizado muchas veces en forma de reproche y negatividad: ‌ “Siguió sus deseos (mundanales) y solo planeo su propia caída".

Por supuesto, algunas personas en este asunto no se conforman con obedecer las tendencias extremas de los deseos carnales, sino que lo toman como su ídolo, como dice el Corán: "Así que, ¿has visto a alguien que ha hecho de sus placeres su ídolo?" Por lo tanto, este nivel del alma, al que se hace referencia como el alma del mal, se presenta como los enemigos más hostiles del ser humano. Como dijo el Profeta (PB): "Tus peores y más obstinados enemigos son los deseos del alma, que está a tu lado".

La enemistad y protegerse del enemigo son principios racionales.  Así como los deseos son nuestros enemigos más hostiles, deberíamos tener cuidado con ellos. El Imam Sadegh (P) dice: "Tenga cuidado con sus caprichos y deseos, y aléjese de ellos como se distancia de sus enemigos, ya que no hay peor enemigo que seguir los deseos del alma".  Tal vez sea fácil hablar sobre cómo controlar y manejar los deseos, pero en realidad es muy difícil hacerlo. El Mensajero de Dios (PB) dijo: "Un héroe no es quien es victorioso entre la gente, sino quien se supera a sí mismo (deja de lado sus deseos)".

Para no llevar nuestros placeres mundanales al extremo, debemos actuar de manera que el intelecto gobierne sobre los deseos del alma. Entre las formas que se han mencionado están:

1- Atención a la dignidad: La atención y diligencia del ser humano a su dignidad divina y adquirida le lleva a renunciar a la lujuria. El Imam Ali (P) dice: "Quien valora su alma, la lujuria no significa nada frente a él".

2- Fortalecimiento de la acción y el destino: ‌ El ser humano debe tener una medida para cada acción, determinar su cantidad y no sobrestimar nada. El tamaño es un factor importante en el manejo y control de los deseos. El Imam Ali (P) dice: "Siempre que aumenta la medición y el uso del poder del intelecto para determinar y medir las cosas, la lujuria y los deseos del alma disminuyen".

3- Paciencia y tolerancia: El ser humano es sabio, gentil y tolerante y frente a distintas situaciones eleva su umbral de paciencia. Una persona así puede controlar y manejar sus deseos mundanales. El Mensajero de Dios (PB) pasó junto a un grupo de personas, entre las cuales se encontraba un hombre que estaba levantando una piedra llamada “la piedra de los valientes”. El Profeta (PB) dijo: "¿Acaso no debo de informar de un hombre más heroico que esta persona? Un hombre que es insultado por otro, pero tiene paciencia y vence a su ego, al demonio y al de la persona que lo insulta".

4- Recordar la tumba y la resurrección: Uno de los factores que puede proteger al ser humano de los peligros del alma rebelde para que no se rinda ante estas es la conciencia y la creencia en la existencia del más allá. ¿Cuál es el tipo de percepción humana que afecta el comportamiento humano? Por ejemplo, un joven que cree en la existencia del Día del Juicio y su ajuste de cuentas no cederá a los deseos egoístas y no caerá en el abismo. Dios Todopoderoso le reveló a Moisés: “Recuerda que estás viviendo en una tumba, así que recordar tu muerte te mantendrá alejado de la mayoría de los deseos mundanales”

5- Esfuerzo científico y práctico: El esfuerzo científico y práctico hace que el alma esté ocupada con otras cosas y no tenga tiempo de ir tras deseos y lujuria. El Príncipe de los creyentes, el Imam Ali (P), dice: "Servir al alma es disuadirla de los placeres y deseos, mejorar y obrar con conocimiento y sabiduría, obligarlo a adorar y seguir a Dios, y salvar el alma ".

Una de los esfuerzos prácticos para superar el ego es controlar y limitar la mirada, porque el trasfondo del estallido de lujuria, especialmente la excitación sexual, a menudo se crea al mirar y ver el cuerpo, la cara y fotografías obscenas y vulgares. Según la narración del Profeta del Islam (PB), la mirada prohibida provoca lujuria y negligencia. Para que el ser humano tenga dominación en su ego y deseos, Dios ordena a los hombres y mujeres que limiten su mirada: "Dile a los creyentes que cierren los ojos (ante los no mahram)".

6- Oposición a los deseos del alma: El Imam Kazem (P) en un hermoso hadiz establece la forma de luchar contra el ego de la siguiente manera: "Cuando te suceden dos cosas que no sabes cuál es mejor y más correcta, mira en el cual la lujuria de tu corazón es más fuerte y oponte a esa misma, porque en la oposición de los deseos del alma, hay mucho bien". El Imam Ali (P) también dice: "Siempre que tu ego se rebele contra ti, tú también te levantas contra él, así lo dominarás".

7- Comunicación con Dios: Quien descuida el recuerdo de Dios, está dispuesto a aceptar el dominio de Satanás y sus tentaciones, porque cuanto más se aleja de Dios Todopoderoso, más se acerca a los placeres y deseos materiales de este mundo. Si las apariencias materiales y los apegos mundanos se convierten en el principio de vida, estará bajo la luz de las tentaciones malignas, intentará de todo para lograr sus metas impuras y dará la bienvenida a todo pensamiento malvado.

Evidentemente, la forma más importante contra el ego y el demonio para que una persona no quede atrapada, es el recuerdo de Dios; porque según el Corán, calma los corazones y lo acercan a Él, da pureza y es esclarecedor de razón y pensamiento. Como dice el Creador: "Estén atentos, que los corazones sólo pueden calmarse con el recuerdo de Dios"

Para deshacerse de la tentación, las siguientes sugerencias también son útiles:

- Formar amistad con amigos puros y piadosos y evitar la amistad con quienes violen la santidad de los límites divinos.

- Participar en reuniones de súplicas, sermones y oraciones congregacionales.

- Evitar comer en exceso, alimentos grasos, energéticos.

- Tener un plan de estudio regular y un programa de ejercicio diario.

- Ayunar uno o dos días a la semana.

Código para noticias 1583

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 4 =