publicado el: 8 junio 2021 - 18:51

Resistencia

El Sionismo, Una Ideología Peligrosa Para el Mundo

Latinoamérica Sufre la Intervención Sionista
El Sionismo, Una Ideología Peligrosa Para el Mundo

Segundopaso - El Sionismo es una ideología nacionalista, colonialista y segregacionista judía que, desde finales del siglo XIX, se propuso la creación del Estado de Israel y promovió la migración de judíos a Palestina, considerándola “su tierra prometida”. Los sionistas, en estrecha alianza con el imperialismo internacional, han practicado de forma sistemática y constante una política de exterminio contra el pueblo árabe palestino.

El Sionismo, como corriente ideológica hegemónica en la fundación y establecimiento del Estado de Israel , tiene como uno de sus rasgos distintivos su carácter expansionista , por tal razón se han anexado -a través de la fuerza guerrerista- territorios de los países vecinos con la complacencia de los organismos internacionales. Asimismo, han encontrado el mecanismo para que los países poderosos estén arrodillados a sus servicios y esto lo han hecho adquiriendo los grandes monopolios estratégicos de los Medios de Comunicación, bancos, industrias de manufacturas y alimentos, compañías explotadoras de hidrocarburos, arsenal militar y ciencias avanzadas , además cotizan hegemónicamente en la bolsa de Nueva York.

La reaccionaria doctrina estatal israelí se sustenta en los mismos principios ideológicos de la fundación de los Estados Unidos:

· Eliminación de los originarios o nativos para implantar una nueva cultura de los inmigrantes, impulsado por el racismo y la limpieza étnica.

· Se sienten “herederos de Dios”, con autoridad para conquistar territorios por encima de los tratados y acuerdos internacionales utilizando la amenaza y coerción.

· Acumulan capital para comprar pedazos de territorios en todo el mundo y construir sus asentamientos, que son centros de espionaje.

· Controlan los medios más avanzados en tecnología militar y de comunicaciones para algunos que intenten frenar sus pretensiones de dominio mundial.

· Provocan tensiones entre países para vender productos militares.

· Eliminan a sus enemigos en cualquier parte del mundo que ponga en riesgo la su “seguridad”.

· Transforman las mentiras en verdades a través de los “falsos positivos” o la siembra falsa de evidencias. Se victimizan por la situación del Holocausto.

· Distraen a la comunidad internacional con supuestas acciones de paz cuando en el fondo se están preparándose para alguna incursión armada en territorio de los países vecinos

· Influyen en las redes diplomáticas para que países reconozcan a Jerusalén como capital de Israel, y trasladen su embajada en dicha ciudad.

· Fortalecen el apoyo de Estados Unidos a través de ayuda financiera a fundaciones y proyectos “sociales” debilitando a los gobiernos nacionales.

· Desarrollan grupos de presión en la Organización de Naciones Unidas (ONU) para impedir resoluciones y condenas contra el Estado de Israel y su política colonial.

Hasta los años cuarenta, los sionistas habían mantenido vínculos privilegiados con los británicos, que fueron los que propiciaron en 1917, con objetivos colonialistas, la constitución de un “Hogar Nacional” para el pueblo judío en Palestina, una tierra que no les pertenecía. Este fue el antecedente directo de la creación en 1948, del Estado de Israel. Pero desde 1942, cuando la Agencia Judía dio a conocer el Programa de Biltmore, se venía produciendo un traslado de los intereses sionistas hacia los Estados Unidos y el centro de actividad de sus organizaciones pasó de Londres a Nueva York.

La Tesis Judía de crear un Estado Judío nació desde los laboratorios gubernamentales – militares de Estados Unidos, bajo los gobiernos de Theodore Roosvelt, Woodrow Wilson, continuado por Franklin Delano Roosvelt, y puesta en marcha por Harry Truman y Dwight Eisenhower. “Teoría” fortalecida por países amigos que contribuyeron para la fundación de organismos cómo la ONU y OTAN, y que dieron sustento jurídico internacional para el reconocimiento de la creación del artificial e ilegítimo Estado Judío.

Presencia en América Latina

Según información recabada por Telesur (2016) Parlamentarios de la derecha latinoamericana, políticos israelíes, agente de servicios secretos, militares y políticos estadounidenses se unían en contra de los gobiernos progresistas, que representaban un peligro a los intereses de Israel.

El equipo de prensa del partido neoliberal venezolano Primero Justicia anunciaba que el Coordinador nacional del partido, el diputado y jefe del MUD (Mesa de Unidad Democrática, plataforma de partidos de oposición al chavismo) junto a un Asambleísta derechista ecuatoriano, participaban en un “Encuentro continental de líderes políticos en USA” que al parecer fueron convocados a la cena anual de la Fundación de los Aliados de Israel.

Esta fue una iniciativa del rabino y político ultra sionista Binyamin Elon, se creó el grupo de trabajo en el parlamento israelí de Aliados cristianos de Israel (2004) con el propósito de identificar parlamentarios u hombres de influencia cristianos y evangelistas para orientar la agenda legislativa de varios países a favor de los intereses del Estado de Israel, que actualmente apoya incondicionalmente el genocida bloqueo yanqui contra Cuba.

En esta última década, sobre todo, en forma notoria y peligrosa, el Sionismo ha penetrado con fuerza, en Estados Unidos y en Latinoamérica, realizando una labor de cavado en las bases religiosas de las iglesias evangélicas, juntamente con el fundamentalismo evangélico, entendiéndose como tal, la corriente que promueve la interpretación literal de sus textos sagrados, la aplicación intransigente y estricta de su doctrina y práctica establecida; quienes desde sus asambleas difunden políticas reaccionarias, de fe ciega y oposición a toda idea progresista.

Por parte de Argentina, un diputado por el Partido Propuesta Republicana (PRO) de Mauricio Macri, era el antiguo vice presidente de la poderosa Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA). De igual forma pertenecieron a este grupo el ex senador del opositor Partido Nacional de Uruguay quien es uno de los miembros más arcaico de la Fundación Aliados de Israel, así como también, legisladores derechistas de México, Colombia, Brasil, Puerto Rico y Surinam,

No solamente Latinoamérica sufre la intervención sionista en su vida política y económica, el pueblo norteamericano también ha debido pagar alto precio con miles de jóvenes estadounidenses muertos, heridos y mutilados de guerras creadas por el poder imperialista y una economía devastada por favorecer los intereses sionistas.

Código para noticias 1658

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 5 =