publicado el: 3 septiembre 2021 - 16:22
 Apocalipsis Estadounidense "El Fin de Una Hegemonía Sin Sentido"

Segundopaso - Analizando los últimos sucesos de esta década, es mas evidente que Estados Unidos a perdido el Norte. Tras una serie de fracasos en su política exterior y su tambaleante posición como ente hegemónico en el sistema mundial, hoy diferentes actores como Rusia, China e Irán, entre otros proponen un mundo multipolar. Analicemos en este contexto que situaciones van influyendo para que Estados Unidos pierda su condición hegemónica y hoy se vea en jaque en la política exterior internacional.

Muchos han predicho, e incluso apoyado durante años, el fin del orden mundial unipolar dominado por Estados Unidos. Según The National Interest, cuando acabó el período de la Guerra Fría, caracterizado por un mundo dividido en dos polos y en el que primó la animosidad entre Estados Unidos y la Unión Soviética, muchas personas manifestaron su esperanza o preocupación de que estuviera naciendo un nuevo mundo unipolar regido por Estados Unidos. Sin embargo, desde principios del siglo XXI, y como consecuencia de una serie de factores, la capacidad de Estados Unidos para funcionar como un solo polo se ha puesto en entredicho. Estos factores incluyen:

· La incapacidad de Estados Unidos para poner fin a su extensa y prolongada intervención militar en Afganistán e Irak.

· La ineficaz respuesta de Estados Unidos a la ocupación de la tierra georgiana en 2008 y la captura por Rusia de territorio ucraniano en 2014.

· El hecho de que Estados Unidos haya entregado la iniciativa a otras potencias extranjeras (Rusia, Irán y Turquía) en los conflictos en curso después de 2011 en Siria, Libia y Yemen.

· La incapacidad de Estados Unidos para impedir el surgimiento de una China cada vez más poderosa y sus extensas reclamaciones navales en el mar de China Meridional y el mar de China Oriental, así como la creciente influencia global de Pekín mediante la Iniciativa de la Franja y la Ruta (en inglés, Belt and Road Initiative, BRI) o Nueva ruta de la Seda u OBOR (siglas del inglés One Belt, One Road).

· Los esfuerzos fallidos de Washington para acercarse a los enemigos de Estados Unidos (como el comportamiento de Donald Trump, específicamente ante Corea del Norte e incluso Irán)

· Los intentos fallidos de Washington para impedir que los aliados de Estados Unidos cooperen con dichos enemigos.

· El plan estadounidense de retirarse militarmente de Afganistán e Irak en 2021, así como su afirmación de que va a poner fin a su presencia militar en Irak hasta finales del 2021, son los últimos signos de que el mundo unipolar dominado por Estados Unidos (si es que ha existido hasta la fecha) está llegando a su final.

Como ya hemos señalado, el fin de un orden mundial unipolar dominado por Estados Unidos se ha predicho e incluso apoyado durante años. Ha venido siendo común que funcionarios y comentaristas, tanto de los aliados de Estados Unidos como de sus enemigos, hayan descrito a Estados Unidos como una potencia en decadencia, mientras que calificaban el poder de los otros (especialmente el propio) en pleno ascenso. De hecho, en Estados Unidos se habla con frecuencia de poner fin a un orden mundial unipolar dominado por Estados Unidos y reemplazarlo por un mundo multipolar. La principal diferencia entre estos análisis es si el emisor se refiere a la situación como a un evento positivo o negativo. Pese a que existe la creencia común de que el mundo unipolar dominado por Estados Unidos está llegando a su fin, todavía no hay consenso sobre qué tipo de orden multipolar global ha surgido o está surgiendo en su lugar. En realidad, se expresan opiniones del todo divergentes sobre cómo debería ser este mundo multipolar o en qué se ha convertido.

Según la visión del presidente ruso, Vladimir Putin, un mundo multipolar no consiste únicamente en sustituir el mundo unipolar dominado por Estados Unidos, debe estar regulado por las principales potencias, incluida Rusia, que respetan las esferas de influencia del resto de superpotencias. En otros términos, para Putin, un mundo multipolar es un mundo en el que las no superpotencias están sujetas a los acuerdos alcanzados por las superpotencias.

Si bien los funcionarios chinos demandan un mundo multipolar para reemplazar al mundo unipolar regido por Estados Unidos, la perspectiva de futuro que se plantea con frecuencia en China parece estar centrada en China, si no es completamente unipolar.

Algunos otros observadores predicen el surgimiento de un orden mundial bipolar chino-estadounidense. Algunos observadores rusos, preocupados ante la perspectiva de que Rusia pierda preeminencia en tal situación, demandan un tercer polo liderado por Rusia que haga de balanza entre Estados Unidos y China.

Para los países que no llegan a nivel de superpotencia, el atractivo de un mundo multipolar, en comparación con uno unilateral, es que les brinda más oportunidades de lucrarse, jugando a superpotencias opuestas. Para algunos otros, la incapacidad de cualquiera de las superpotencias mundiales para dominar su región hace surgir la posibilidad de que ellos mismos se conviertan en el poder hegemónico de dicha región. Otros, sin embargo, requieren la aprobación de ciertas políticas con el apoyo de superpotencias extranjeras para asegurarse así de que un país vecino no logra ese papel.

Si bien existe un sinnúmero de países con perspectivas diferentes, en realidad, lo que existe actualmente no es un orden mundial multipolar, sino un trastorno global multipolar. Sin embargo, esta situación no es anormal. De hecho, los sistemas de orden mundial del pasado, ya fueran multipolares, bipolares o unipolares, eran inherentemente inestables, porque siempre había actores en su propio seno que pretendían alterar dichos órdenes en su propio beneficio. Los sistemas de orden mundial reflejan el equilibrio de poder entre las naciones en un momento determinado, pero ese equilibrio puede cambiar a medida que aumenta el poder militar o económico de uno o de más países en relación con las superpotencias existentes. A veces, el sistema mundial existente cambia de forma radical, ya debido a la guerra entre las superpotencias, como en la Primera Guerra Mundial y en la Segunda Guerra Mundial, o por el colapso interno de una de las superpotencias, como ocurrió al fin de la Guerra Fría en la extinta Unión Soviética.

También puede leer: Crónica de Una Traición Americana Anunciada

Por el contrario, el actual proceso de cambio de un mundo unipolar bajo el dominio de Estados Unidos a un mundo multipolar ha ido progresando mayormente de forma gradual, mientras muchos aprovechaban los múltiples errores de cálculo en las políticas estadounidenses a lo largo de los años. Además, incluso cuando el sistema del orden mundial no cambia, la posibilidad de tal cambio subsiste.

Entonces, ¿hacia dónde se dirige el actual trastorno multipolar? ¿Se está moviendo este sistema hacia un mundo multipolar en el que un pequeño número de superpotencias (por supuesto, más de dos) colaboran para regular los conflictos entre potencias más pequeñas o hacia un mundo multipolar en pugna entre tres o más superpotencias, lo que les permitiría controlar más libremente a las potencias regionales y sus rivales?

Quizás el sistema se dirige hacia un mundo bipolar chino-estadounidense en el que Washington y Pekín compiten por la influencia sobre todo el resto del mundo (muy parecido a lo que sucedió durante la Guerra Fría entre Estados Unidos y la entonces Unión Soviética).

Quizás el sistema se convierta en un mundo bipolar chino-estadounidense con un espíritu de mayor cooperación basado en un acuerdo entre China y Estados Unidos para dividirse el mundo en esferas de influencia. También es posible que surja un mundo unipolar bajo el dominio de una China aún más poderosa e influyente a la que otros países no han podido contener.

O quizás el actual trastorno multipolar, a pesar del colapso del sistema unipolar dominado por Estados Unidos en los últimos años, se está moviendo hacia un mundo unipolar revitalizado regido por Estados Unidos.

Código para noticias 1877

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 15 =