publicado el: 17 septiembre 2021 - 02:58

Arte Segundo Paso

Guayasamín y la Capilla del Hombre

El Hombre Que Rindió Culto A Los Pueblos Indígenas
Guayasamín y la Capilla del Hombre

Segundopaso - Con la necesidad de rendir culto a la humanidad, a los pueblos, a la identidad, Oswaldo Guayasamin dedico su vida entera al arte, con una serie de obras que cautivaron al mundo entero, dejando como mayor legado La Capilla del Hombre, conozcamos esta maravillosa obra de arte en nuestro espacio de cultura.

Oswaldo Guayasamín fue un destacado pintor, dibujante, escultor, grafista y muralista ecuatoriano, nació en QuitoEcuador, el 6 de julio de 1919, en el seno de una familia muy humilde. Hijo de padre indio y madre mestiza. Falleció en 1999 de un infarto.

Su actitud artística despertó a temprana edad. Ya a los ocho años hacía caricaturas en la escuela y los anuncios para la tienda de su madre. Poco a poco empezó a dibujar paisajes y retratos sobre lienzo y cartón y los vendía en la plaza; ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Quito y en 1941 obtuvo el diploma de pintor y escultor. Posteriormente gana algunos premios internacionales y fue presidente de la Casa de la Cultura.

Oswaldo Guayasamín

En 1942, a la edad de 21 años expone por primera vez en Quito, y la muestra se consideró todo un evento; en 1945; hizo un recorrido desde México hasta la Patagonia, haciendo apuntes y dibujos de pueblo en pueblo, de lo que resultó una primera serie de 103 cuadros, denominada “Huacayñan” palabra quichua que significa “camino del llanto”.  Esta colección es una visión de los pueblos mestizos, indios y negros, con sus culturas y expresiones de alegría, tristeza, tradición, identidad y religión; sobre todo de los países andinos.

En su segunda serie: “La Edad de la Ira” (250 pinturas), retrata los lugares y hechos que se convirtieron en mataderos de la humanidad durante el siglo XX, como fueron los campos de concentración, la guerra civil española, las dictaduras en América Latina, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, la invasión a Playa Girón en Cuba, entre otros.

A partir de los años 80 empieza una nueva serie: “Mientras Viva Siempre te Recuerdo” con 150 obras, también conocida como la “Edad de la Ternura”, en homenaje a su madre, la cual da un giro esencial a los trabajos de Guayasamín. Ha pintado murales en España y más de tres mil retratos de personajes importantes como Fidel Castro, así como de artistas y amigos. Finalmente "La Edad del Llanto" conformada por cien cuadros.

Obra

Su obra humanista, señalada como expresionista, refleja el dolor y la miseria que soporta la mayor parte de la humanidad y denuncia la violencia y crueldades que le ha tocado vivir al ser humano a partir del siglo XX marcado por las guerras mundiales, guerras civiles, los genocidios, campos de concentración, dictaduras, las torturas, injusticias y la discriminación (a los pobres, indios, negros y débiles). Una temática constante en su obra son los temas sociales, en especial la opresión a la sociedad indígena.

La Capilla del Hombre

Fue un proyecto cultural concebido durante 12 años ubicados en unos 15 mil metros cuadrados. Presenta tres plantas que se terminan en una cúpula con la forma de cono y trunca, es un monumento al hombre nativo americano. En cada una de las distintas salas de la capilla, las épocas y los temas históricos están simbolizados por murales: "representarán lo que fue América antes de la llegada de los españoles: sus creencias y símbolos, su cosmogonía, su arquitectura, su música, danzas y vestidos, sus animales y plantas. Otros murales tratarán del descubrimiento, y con mayor énfasis de la conquista, empresa en la que murieron millones de indígenas." La intención de Oswaldo Guayasamín, no fue sólo retratar lo indígena, también los millones de negros que, arrancados de su tierra natal, África, fueron esclavizados antes de ser enviados a América; y por supuesto, también a la nueva raza: "los españoles traen al continente una religión, una lengua, unas costumbres nuevas que, al mezclarse con los aborígenes y negros, dan lugar a una simbiosis cultural que corresponde al mestizaje étnico, iniciado el día mismo del primer desembarco" (Historia de nuestras culturas. 1999).

Museo Del Hombre Quito - Ecuador

Un museo vivo

La Capilla del Hombre contiene el museo de arte arqueológico más grande del país: ocho mil 500 piezas; un museo de arte colonial, con 850 obras de diversos autores; otro, de arte contemporáneo, mil dibujos de Guayasamín, más de mil obras de artistas contemporáneos de toda América. Todas estas colecciones, están altamente valoradas y son donaciones del artista ecuatoriano. En sus paredes existen murales, los cuales representan la mayor tarea que se impuso el pintor en su larga vida artística.

También puede leer: El Arte De Jugar O Jugar Con El Arte

Hombre al que Guayasamín dedica su arte

La Capilla de Hombre es una respuesta a la necesidad de rendir culto al ser humano, a sus pueblos, a su identidad, pero siempre mostrando, los sentimientos humanos en su arte como lo son sus obras, como el canto, ira, llanto, dolor, ternura, protesta, sueños, violencia. lucha, heroísmo, sacrificio, victoria.

En la Capilla del Hombre lo primero que se observa es un gran mural en que se visualiza un Cóndor peleando contra un Toro, este mural es representativo de las etnias que existe en Ecuador, cuando cada año nuevo se enfrentan a estos dos animales, dando significado al que el Cóndor es la representación de la rebeldía de los pueblos indígenas y el Toro es la representación de la represión española, Guayasamín pintó un conjunto de murales sobre la odisea del hombre latinoamericano, desde su mundo ancestral precolombino y su evolución hasta el mestizaje contemporáneo.

En su interior, con formas y colores, se trata de evocar el destino de toda América Latina, desde México a la Patagonia, de la época precolombina. En el centro del subsuelo está ubicado un gran plato metálico, denominado como la "llama eterna por los derechos humanos".

En amplias salas los temas estarán expresados en cuadros y murales. En la cúpula, que tiene la forma del cerro maldito de Potosí, se representará uno de los capítulos más amargos de la conquista: el de millones de indios que vivieron y murieron encerrados para extraer la plata de sus entrañas.

La Capilla del Hombre tiene previsto la construcción de otros módulos donde se presentarán obras de varios autores iberoamericanos que han comprometido cuadros para ser expuestos en el museo, hoy administrado por su familia.

Código para noticias 1884

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 2 =