Características Morales del Profeta Muhammad (P)

Islamaldia - Es muy difícil hablar de las características morales del Santo Profeta (P) ya que el lenguaje es incapaz de describirlo y la pluma no puede expresarlo. Sin embargo esta vez hemos escrito un poco del océano ilimitado de las virtudes morales del Mensajero de Dios.

En una asamblea, su silencio estaba lleno de sabiduría y la modestia del Profeta Muhammad (P) no se puede describir.

Su ascetismo no es comparable con nadie, los ricos y los pobres en su opinión no son diferentes, excepto en la piedad de Dios. Siempre estaba sonriente, tenía la razón y era de las personas mas humildes, bondadosos y amables que toda la gente estaba ansiosa por conocerlo.

Era la persona más confiable y verás, por esa razón se le dio el título de Amin (Confiable) desde su juventud. Fue incomparable en belleza y carácter, fue fiel a sus promesas y pactos, la castidad de sus palabras fue el ejemplo de todos los virtuosos. Las virtudes, valores y bellezas del Mensajero de Dios son tantas que no es posible mencionarlas todas en este breve artículo.

Ahora mencionaremos un rincón de las características morales del Santo Profeta (P):

El ser humano perfecto

La existencia del Santo Profeta (P) estaba llena de virtudes humanas, atributos queridos y una conducta estable que indicaba su grandeza, singularidad y temperamento puro. Fue criado bajo los mandatos de Dios y lo protegió de la corrupción del entorno en el que vivía. El Profeta (P) estaba adornado con la bondad moral.

Humildad

La mayoría de los poderosos gobernantes a cargo de los asuntos del pueblo están lejos de ser humildes. Especialmente antiguamente, cuando alardear era un requisito previo para gobernar.

El Profeta Muhammad (P) en su tiempo se opuso a este método repugnante e hizo de la humildad su modo de vida, de modo que una de las metas de su noble misión era erradicar el egoísmo en la sociedad. La mayor parte del tiempo, el Santo Profeta (P) aconsejó a sus seguidores. Siempre fue humilde con la gente.

Amor y bondad

La bondad es un atributo bueno y prominente en el Islam, la compasión y bondad del Santo Profeta (P) también tuvo un origen divino, toda su vida fue compasión y bondad. Tanto en sus tratos con el pueblo como en sus instrucciones a su nación.

Paciencia y generosidad

El Mensajero de Dios (P) fue perdonador, comprensivo y tolerante al mismo tiempo. Esta paciencia y perdón fue, de hecho, siguiendo el mandato divino. El Profeta Muhammad (P) nunca se vengó de nadie, excepto en los casos en que fuera un insulto a Dios, en cuyo caso se vengaría en defensa.

Profeta piadoso

El Santo Profeta del Islam fue un ejemplo único de ascetismo y piedad y evitó los placeres mundanales. Su ascetismo fue una de las verdaderas razones de su profecía; porque cuando el mundo se volvió hacia ese hombre noble, especialmente después de la conquista de La Meca, la forma de comer, vestirse y su hogar nunca cambió.

Por lo tanto, el comportamiento del Mensajero de Dios (P) está lleno de bellezas. Al mirarlo se ve su justicia interior, su comportamiento amable, la grandeza de su alma, y ​​su ira solo fue en momentos específicos para la satisfacción divina.

El comportamiento del Mensajero de Dios (P) está lleno de bellezas. La humildad, la honradez, el amor y la bondad, la paciencia, el ascetismo y la piedad son parte del océano ilimitado de sus virtudes morales. Sus virtudes, virtudes y bellezas son tantas que no es posible mencionarlas todas.

Código para noticias 1953

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 2 =