publicado el: 25 octubre 2021 - 07:00

Radio Islam al Dia

Un Hermoso Modelo A Seguir

La Vida del Profeta Muhammad (P)
Un Hermoso Modelo A Seguir

Islamaldia - Ciertamente que Dios nos dio la gracia de conocer un bello modelo a seguir, ese modelo de pureza, amor, lealtad, sinceridad, hablamos de un modelo de piedad, paciencia, valentía y paciencia, y muchas otras virtudes las cuales están en un hombre que entrego su vida a Dios, ese modelo a seguir es la vida del Profeta Muhammad (P), conozcamos mas en islam al día.

Así como necesitamos un plano para construir un edificio, debemos tener un modelo completo para diseñar nuestro propio carácter. El modelo es algo así como la aplicación GPS de hoy; por ejemplo, tenemos un objetivo y queremos dirigirnos hacia algún lugar, cuando lo especificamos, el programa automáticamente nos muestra el mejor camino.

Dios dice en el Sagrado Corán:

"Ciertamente, en el Mensajero de Dios tenéis un buen modelo para quien tiene su esperanza puesta en Dios y en el Último Día y recuerda mucho a Dios. "

Sura Los Partidos, versículo 21.

Dios ha presentado al Profeta Muhammad (P) como el mejor ejemplo para los seres humanos que todos deberían establecer. Un modelo del mejor y más cercano camino al Todopoderoso, modelo de un hermoso `edificio` que, según Dios en el Sagrado Corán, es el edificio más grande y lujoso de la moral humana. Una gran y gloriosa estructura de bondad, generosidad, paciencia, coraje, conocimiento, cortesía y humildad.

El Imam Sadeq (P), que es un ejemplo perfecto de la personalidad de su antepasado, el Profeta de Dios (P), al expresar la importancia de seguir su ejemplo, dice: "No me gusta saber que un musulmán fallece a menos que haya seguido todos los ritos y tradiciones del Sello de los Profetas (P) [aunque sea una vez]”. (Saduq, 1404 AH, vol. 3, pág. 467)

Practicar algunas tradiciones es recomendable, otras es obligatorio y practicar algunas de ellas es fundamental. Entonces, si no sigue esa tradición, no se ha logrado seguir este modelo de vida en absoluto.

Una de las tradiciones del Santo Profeta del Islam (P), cuya práctica es la base de todo musulmán, es la benevolencia y ayudar a otros. De hecho, un verdadero musulmán es aquel que considera satisfacer las necesidades de los hermanos creyentes y favorecer a los demás como su deber más importante, porque si alguien no cumple con esto, el Profeta Muhammad (P) dirá: “Para quien llegue un nuevo día y no se haya ocupado de los asuntos de los musulmanes no es musulmán, y quien escuche a una persona pidiendo ayuda, y aun así no le ayude, no es musulmán".

Al-Kafi, vol. 2, pág. 164.

En otra narración el Santo Profeta (PB) presenta al que ayuda a su hermano en religión como uno de los luchadores en el camino de Dios y dice: "Quien se esfuerza por satisfacer las necesidades de su hermano creyente, es como si hubiera adorado a Dios durante nueve mil años, estando ayunando y suplicando todas las noches".

Baharalanwar, vol. 74, pág. 316

Ahora, la pregunta importante que tenemos ante nosotros en este bendito día es ¿Cuántos de nosotros imitamos la gran personalidad del Mensajero de Dios (P) y practicamos sus hermosas tradiciones? ¿Cuándo fue la última vez que supimos las necesidades de los demás? Nuestra respuesta a esta pregunta simple pero crucial puede llevarnos a reconsiderar nuestra religiosidad y nuestra condición de musulmán.

No olvidemos que ser generosos y servir a los demás requiere un gran corazón y paciencia en lugar de capacidad financiera. Un corazón tan ancho como el corazón de Muhammad, quien dijo: "Cada pedido de los necesitados que no pueden encontrar una solución por sí mismos, comuníquenmelo".

Baharalanwar, vol. 3, pág. 384

Dios bendiga a Muhammad y a su bendita familia.

Código para noticias 1995

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 15 =