publicado el: 28 diciembre 2021 - 08:20

Foro Perspectivas sobre Espiritualidad y Política

MODERADORA: MARÍA ALEJANDRA PORTILLO
Foro Perspectivas sobre Espiritualidad y Política

Segundo Paso para Nuestra América.- Este foro convocó a tres extraordinarios especialistas que residen en distintos países de nuestro continente, Venezuela, México y Bolivia, para reflexionar de manera crítica acerca de un tema de gran relevancia para nuestros pueblos, que cada día avanzan hacia una emancipación definitiva: espiritualidad, religión y política. Fernando Giulliani, Karina Ochoa y Katya Colmenares, desde sus diferentes especialidades y experiencias, ahondan en todos aquellos elementos que definen la fe y la esperanza presentes en las luchas de Nuestra América para liberarse del modelo neoliberal y la égida imperial.

La ilustración, titulada "La energía del corazón" fue tomada del folleto: En su propia lengua – Bats’i K’op Zapatista (https://www.ya-basta-netz.org/dia-tematico-la-espiritualidad-y-la-conciencia-politica/)

Este foro, titulado Perspectivas sobre Espiritualidad y Política, contó con la participación de tres destacados especialistas: Karina Ochoa, mexicana; Katya Colmenares, nacida en México pero radicada en Bolivia y Fernando Giulliani, de Venezuela. Sus miradas y reflexiones se complementaron extraordinariamente, a pesar de sus particulares experiencias y saberes académicos. 

Karina Ochoa es una destacada escritora, académica, feminista y activista con doctorado en Desarrollo Rural por la Universidad Autónoma Metropolitana, UAM; pertenece al Sistema Nacional de Investigadores, SNI; profesora e investigadora en la UAM y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, UACM; además, forma parte del grupo Latinoamericano de Estudios, Formación y Acción Feminista, GLEFAS y del colectivo La Guillotina. Por su parte, Katya Colmenares tiene un posdoctorado en Estudios Latinoamericanos (UNAM) y un doctorado en Humanidades, en la línea de filosofía, moral y política (UAM), entre otros estudios de postgrado; sus áreas de trabajo son Formación Política, Pensamiento Crítico, Epistemología, Ética, Filosofía Política, Filosofía Latinoamericana, Filosofía de la Liberación y Metodología de la Investigación. Finalmente, Fernando Giulliani es psicólogo social, con estudios de postgrado en Psicología Social Comunitaria en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y se desempeña como docente, investigador y asesor en esa área del conocimiento; también es miembro del Colectivo Psicólogos y Psicólogas por el Socialismo y posee una vasta experiencia en el ámbito de políticas públicas en materia de vivienda y hábitat, comunas, desarrollo sostenible, entre otros. Desde el Colectivo de Psicólogos y Psicólogas por el Socialismo, forma parte de varios trabajos de investigación sobre el tema de la guerra no convencional y las operaciones psicológicas, así como sobre los  efectos psicosociales de la pandemia covid-19.

El pensamiento latinoamericano hoy vive una de sus más importantes transformaciones, la construcción colectiva de nuevas perspectivas sobre la política, sus principios filosóficos de acción y su relación con el ejercicio del poder en clave crítica dan cuenta de ello. En este foro se ponen en tensión estas categorías en relación con las subjetividades vistas desde la espiritualidad.

Esta dimensión de la espiritualidad se trabaja superando la noción de religiosidad, aunque se deja claro que existen dos tipos de teologías, una opresora y otra liberadora; esta última como un camino cierto que empodera a los pueblos en sus luchas contra la inequidad. La espiritualidad se concibe como una categoría más abarcante desde la acción popular, indígena, campesina femenina, obrera, pues, sería un eje vertebrador de la acción política que bebe de las raíces en las creencias ancestrales de los pueblos y la defensa de la madre tierra, creando puentes de posibilidad con las luchas actuales de creación de horizontes de sentido. Sin embargo, existen también revoluciones y proyectos emancipadores fundados en una teología liberadora que son igualmente disruptivos.

Esta relación orgánica entre política, espiritualidad y religión se presenta como un desafío para las corrientes de izquierda y los progresismos históricamente laicos; significa la incorporación de esta dimensión para la comprensión desde la totalidad de los procesos de transformación nuestroamericanos. 

Código para noticias 2135

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 1 =