Razones del Cambio de la Qibla de Jerusalén a la Kaaba

Islamaldia - La primera qibla de los musulmanes fue el lugar honorable de Jerusalén, que con el permiso del Dios Único y por las razones mencionadas en el presente articulo, la qibla fue cambiada de Jerusalén a la Kaaba, siendo una señal de obediencia a Dios.

La qibla es un símbolo del monoteísmo y dirección, también es un distintivo del Islam y de las religiones monoteístas que separan las religiones divinas de otros credos y dan un color celestial al culto.

Dios ha designado una qibla especial para cada una de las naciones anteriores para que puedan volverse a Él en tiempos de necesidad, oración y estar protegidos de las desviaciones.

La primera qibla

Jerusalén es uno de los lugares más sagrados donde muchos de los grandes profetas divinos fueron elegidos y ha sido narrada en la literatura islámica. La Mezquita Al-Aqsa debe describirse como uno de los lugares islámicos más sagrados para los musulmanes del mundo.

Esta mezquita fue la primera qibla de los musulmanes donde durante la época del Santo Profeta del Islam, Muhammad Mustafa (PB) solía rezar con el permiso de Dios.

Razones importantes para el cambio de la qibla

Los exegetas han enumerado varias razones:

1. El cambio de Qibla fue un evento importante en la historia del Islam que creó una gran sorpresa entre la gente. El Mensajero de Dios (PB) rezó en dirección a Jerusalén durante trece años después de su misión profética en La Meca y un año y unos meses después de su migración a Medina por mandato de Dios. Después de eso la qibla fue cambiada y los musulmanes recibieron la orden de rezar hacia la Kaaba.

Durante ese periodo los musulmanes vivieron bajo las demandas de los judíos ya que Jerusalén era originalmente una qibla judía. Ellos les decían a los musulmanes: “No son independientes y rezan en dirección a nuestra qibla, y por eso somos la religión de la verdad”

Esas habladurías tenían un efecto negativo en el Profeta del Islam y los musulmanes, por un lado, obedecían el mandato de Dios y, por otro lado, tenían que aguantar las burlas que no se detenían. Por esta razón el Profeta Muhammad (PB) durante las noches miraba al cielo por la noche y suplicaba por una solución por parte de Dios, quien es el Señor de los mundos.

Pasó algún tiempo hasta que se emitió la orden de cambiar la quibla. Mientras el Profeta Muhammad (PB) estaba rezando dos ciclos de la oración del mediodía en la Mezquita de Bani Salem en dirección a Jerusalén, se le ordenó a Gabriel que girara al Sello de los Profetas hacia la Kaaba.

Los judíos se afligieron profundamente por este incidente y recurrieron a excusas y objeciones. Solían decir: “Nosotros somos mejores que los musulmanes, porque ellos no son independientes en su quibla…” pero tan pronto como Dios emitió la orden de cambiar la Qibla, comenzaron a protestar.

“¿Por qué se apartaron de la qibla de los profetas anteriores? ¿Qué significa este cambio si la primera qibla es correcta? Y si la Kaaba es correcta, ¿por qué rezaste en dirección a Jerusalén durante trece años y unos pocos meses?”

Dios ordena a Su Profeta que les diga que el Este y el Oeste del mundo pertenecen a Dios, Él guía a quien Él quiere por el camino correcto.

Esta fue una razón clara y convincente contra quienes dudaban.  Jerusalén y la Kaaba y otros lugares pertenecen a Dios, Dios no tiene casa ni lugar en absoluto. Es importante que el ser humano se someta a Su mandato, donde Dios ordene orar es sagrado y honorable y el cambio de la qibla es, de hecho, una prueba y evolución y cada una es un ejemplo de guía divina: Él es quien guía a los seres humanos por el camino recto.

2. La qibla, ya sea la Kaaba o Jerusalén, ciertamente todos los objetos, edificios y direcciones desde el este al oeste y del sur al norte y de arriba a abajo son propiedad de Dios.

Cualquier mandamiento que quiera, lo que quiera, y cuando quiera los origina. Cualquier regla que haga es para guiar a las personas y según el beneficio y perfección que necesita.

También puede leer: Tradiciones Proféticas

(Dios) no crea ninguna regla excepto por medio de la cual guía a la gente, y no dirige, excepto por lo que es el camino recto y el camino más corto a la perfección.

Por lo tanto, una de las sabidurías de cambiar la qibla fue para probar la de los musulmanes, quienes eran verdaderos seguidores del mandato de Dios aceptaron este cambio sin prejuicios, pero los que no tenían fe pura y no alcanzaron la sumisión al Todo Poderoso, empezaron a poner excusas y les resultó muy difícil obedecer este mandato.

Código para noticias 2237

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 9 =