publicado el: 24 febrero 2022 - 13:06
Soleimani El Señor de los Corazones

Segundopaso - Ver por diferentes medios de comunicación a millones de personas de luto, niños, mujeres, ancianos llorando por la partida de un General, fue algo que me sorprendió y me genero mucha curiosidad. Tras investigar quien era el llamado General del Pueblo, y al ver mas allá del uniforme que llevaba puesto, conocí aun hombre valiente, humilde y de firmes convicciones, sus discursos, su forma de vida cautivaron el corazón de muchos seres en el mundo, y hoy les presentamos parte de su vida, de su sentir por los pueblo oprimidos del mundo y su lucha contra el opresor.

Fue esa foto universal, la que inmortalizó al General, mi primera impresión fue ver a ese hombre bravío de uniforme militar, Guardián de la Revolución Islámica de Irán. Aquel rostro lleno de fortaleza y valentía, enalteciendo la Defensa Sagrada de la Justicia y la verdad. Eterno y Glorioso mártir que condenó al terrorismo y a la opresión, no dejó ni a sol, ni a sombra su misión, siempre a pasos adelantados para combatir con precisión los planes macabros desestabilizadores de la región Asia Occidental. Su infinito amor y valentía fue conocida en todos los continentes, siendo conocido como Héroe y Mártir inmortal.

Qasem Soleimani, dejó el camino trazado para lograr la desaparición inminente de las células de Daesh que habían estado muy activas como huestes del demonio (Dios lo maldiga) por más de una década; cuanto torturaron, violaron, asesinaron, destruyeron, derramando sangre inocente de miles de seres humanos. Llegó el Gran General y mando a parar al enemigo, colmado de inalterable paz e incorruptible lealtad en el camino recto de Dios, con valentía, humildad, esperanza, alegría, dulzura y temor de Dios; un hombre bendecido, fuente inagotable de fe y sabiduría, de esta manera él constituyó la pesadilla más tormentosa jamás vivida o imaginada por el terrorismo, los hizo temblar tan sólo con su presencia, así como también al nombrar en sus discursos al muy amado Imam Husain (P) quien fuese uno de sus modelos a seguir.

Mi intención, no sólo es dar a conocer la Misión de Soleimani como figura de gran importancia y autoridad militar, sino enfocar en las mentes y corazones de los lectores cual era su esencia espiritual que lo conllevó tanto, a amar el Glorioso Martirio, como a la Defensa Sagrada de la Justicia, de manera espontánea, precisa, y con un dominio geo territorial, estratégico, táctico para el combate y la resistencia casi perfecta.

Para entender mejor ésta esencia estimado lector, es necesario recordar que como hombre musulmán chiíta Qasem Soleimani sentía profundamente el mensaje del Islam desde su ser, desde la naturaleza y la actitud innata del ser humano por las cuales tiende a buscar a Dios. Y es que en el General estaba enraizado el verdadero y puro significado del Islam: amar incondicionalmente a Dios perteneciendo a su camino recto, realizando las buenas obras o acciones para la gracia de Dios, como lo es ayudar a otras personas, sobre todo a las más vulnerables, pobres, sufridas, aterrorizadas por injusticias muchas veces inimaginables, traducidas en opresión y terrorismo; el defender la causa de Dios Él Altísimo en hacer justicia contra esa maldad esparcida por el mundo, así le cueste a uno la vida.

Bien lo ha dicho públicamente, el excelentísimo y hermano fraterno del pueblo venezolano, el embajador de la República Islámica de Irán en la Republica Boliviariana de Venezuela señor Hojjatollah Soltani en sus palabras dedicadas al querido Soleimani : “Sardar Soleimani dedicó toda su vida a defender a los más vulnerables, víctimas de opresión y terrorismo. Un ser humano verdaderamente completo, brillante, honorable, digno de que hasta los enemigos así lo reconocieran”, éstas últimas palabras sobre los enemigos me hizo relacionar el carácter del Glorioso General con el carácter del Imam Alí (P), cuando en un análisis que hiciera el profesor Ayatollah Murtada Mutahari, en su libro: Polarización en torno del carácter de Alí Ibn Abi Talib (P) dice que si nos detenemos a examinar la naturaleza y temperamento humano, aquella persona que posea éstos dos aspectos de manera sana y pura, jamás se ofenderá con un reclamo o regaño de Alí (P), aunque no sea su partidario; y por el contrario, aquél que posea una naturaleza enferma de odio e hipocresía, jamás mostrará ningún afecto por un ser como el Imam (P), aún siendo un hombre que representa el cuerpo estructural de la Verdad, aun cuando reciba de él grandes favores, ese  es un auténtico enemigo. De esta manera, también fueron los contrarios y los enemigos de Soleimani.

Cuando el querido General pronunció aquel discurso, donde transmitió el mensaje como el Imam directamente contra el opresor, a Donald Trump, no cabe duda que éste se estremeció de miedo y odio. Las palabras que Trump jamás olvidará y que pretendió acallar cobardemente asesinando a Soleimani, admitiendo públicamente con abominable arrogancia, ante el silencio de la comprada ONU y ante -en su mayoría- “Lacaya al Imperio: Comunidad Internacional”, aún así, esas palabras se amplían indetenibles, magistralmente tormentosas, porque hoy están presentes, son acción firme y disciplinada en Combate y de una Resistencia sin descanso, contra el sistemático terrorismo e injerencia estadounidense, al punto de hacer caer en desespero inminente a la Casa Blanca. Este mensaje se extendió por todo el mundo desde Asia Occidental y Oriente Medio, es un eco que se escucha fuerte y claro desde Irak, Palestina, Yemen y Siria, así que Trump aún escucha el retumbar de aquellas palabras en su conciencia, al mismo tiempo que las ve cumplirse, más fortalecidas en la marcha sostenida de la Ecuación de Resistencia.

El mensaje de la condena a Trump:

“Estámos cerca de ti señor Trump jugador de azar, te digo, donde menos piensas ¡estámos cerca de ti! Somos una Nación de Mártires, somos la Nación del Imam Husain (P). Ya hemos pasado por momentos muy difíciles, somos hombres hechos para el campo de guerra, no tienes posibilidades aquí, porque las destruiremos. Tú empiezas esta guerra, pero nosotros decidimos el final, por lo tanto, no insultes a la Nación Iraní. ¿Tu me amenazas? pero yo tengo sed del Martirio…”

De ahí que, las palabras de honorable y sabio Ayatolá Jameneí, en conmemoración de los dos años del martirio de General Soleimani, dijo “… Estados Unidos pensaba que eliminando al Mártir Soleimani, la Resistencia y el grandioso movimiento de los que él era exponente y símbolo se extinguirían, pero han crecido, (09/01/2022). ¿Y por qué el Imam Husain (P), amado nieto del Profeta Muhammad (P), siempre era referente para Soleimani? Creo no equivocarme cuando digo que en todos sus discursos hablaba de los hechos gloriosos del Imam (P) como hombre, como guerrero en el camino de Dios y atendiendo a este modelo divino el General fue su abanderado, sin duda alguna porque al hablar del amado Husain (P) es decir de una historia  verdadera no sólo porque estaba escrito lo que sucedería, sino por su bendecida y determinante intención, angustia y preocupación en querer hacer entender el camino recto de Dios, un ejemplo épico casi interminable de virtudes; valiente y humilde aceptó con honor lo que le sucedería a él, a su familia(P) y compañeros, obediente a Dios (Él Altísimo) y a su amado abuelo, el Mensajero de Dios (P), hasta el último instante de su vida.

Vale y mucho hacer énfasis en que, aun cuando el acontecimiento de Karbala estaba escrito, aún así debemos entender su esencia y significado más vivo hoy, que se renueva en el actual contexto histórico; Husain (P), en aquel momento, tal vez pudo haberse dejado llevar por las tentaciones mundanas ofrecidas por los malvados totalmente alejados de Dios a quienes enfrentó, y con ello acabar con el Bendecido y Sagrado legado infinito de Dios en misericordia, fe, esperanza, sabiduría, bondad, verdad y justicia, a través de su familia infalible Ahlul Bait (P). Por el contrario, prefirió el martirio en combate antes que aceptar vivir bajo el yugo opresor, asesino, tiránico y libertino de aquel endemoniado gobernante Yazid.

El Señor de los Mártires, como también se le conoce al Imam Husain (P), combatió a la mala obra que quería imponerse en el camino recto de Dios. Ésta no es una simple historia o cuento del pasado, aún vivimos bajo el yugo opresor del Yazid, personificado en el terrorismo, justo ahora muchos pueblos vulnerables luchan en resistencia, van viviendo el horror parecido al vivido por la familia y compañeros de Husain (P). Entre estos pueblos, por ejemplo, encontramos al de Yemen (el país Árabe más pobre de la región), con un escalofriante porcentaje de masacres sobre todo a sus mujeres y niños, por parte de la asesina coalición del reinado Saudí, a los que no les importa ser descubiertos en su descarada hipocresía, rezando como supuestos musulmanes para luego dirigirse con alevosía a bombardear inocentes en escuelas, comunidades y hospitales; ¿y que decir del pueblo Palestino que ya no se haya dicho?, con la grata diferencia que en 80 años de brutal sufrimiento, Palestina hoy ha activado con gran seguridad sus brazos del conocimiento militar, estratégico e ideológico los cuáles se fortalecen cada vez más ante el asombro y mirada satánica del usurpador régimen sionista israelí. A este grupo de Naciones víctimas del terrorismo, entre muchas otras se les suma Siria y Colombia, ésta última recién el año pasado 2021, sufrió cruel violación de DDHH y crímenes de lesa humanidad -uno de los peores hechos en su historia- hacia el pueblo pobre, desarmado que salió a las calles a protestar pacíficamente por el reconocimiento de sus derechos cercenados, a costa de darles más oportunidad y comodidad a grupos sociales adinerados de ese país.

Entonces, realizando éste muy pequeño resumen como recordatorio y homenaje a la resistencia de los oprimidos del mundo, en Defensa Sagrada de la Justicia y Verdad, podemos entender mucho mejor la acción Heróica del muy querido General Soleimani, desde su sensibilidad espiritual como hombre, principalmente como soldado de Dios por intercesión de Husain y Mahdi (la paz sea con ellos), partiendo de un decir chiíta “todos los días son Ashura y toda tierra es Karbala”, es una verdad, un combate diario hasta el Día del Juicio Final con la segunda, muy esperada venida del Imam Mahdi (P) y el profeta Jesús (P), que Dios apresure su llegada. Soleimani, el Glorioso Mártir continuó con inmenso honor el legado sagrado del Imam Husain (P).

Pero ésto no es todo, en declaraciones del propio Señor de los Corazones, como se le ha denominado amorosamente a Soleimani, en una entrevista realizada por un Medio Alternativo iraní de habla española, acerca de la guerra de los 33 días (año 2006) que impuso Israel a El Líbano con el apoyo de EEUU, Qasem Soleimani comentó con gran elocuencia haber experimentado manifestaciones divinas durante su participación en esta guerra, y no solo él también sus compañeros. Sus palabras textuales fueron: “… espero que todos escuchen que hemos tenido escenas espirituales, eventos en la épica de la Defensa Sagrada y la guerra impuesta. Siempre he dicho que uno de los indicadores de nuestra elegibilidad en la guerra, era y es la moral de los combatientes, su alta espiritualidad…”. Dijo que cuando se reunió con el Líder de Irán, el sabio Ayatollah Jameneí, para presentarle su primer informe o preliminar sobre esta guerra (33 días), el Líder la comparó con la Batalla de las Trincheras comandada por el Imam Alí (P), aunque había sido muy difícil se obtuvo la victoria; que los rezos dichos en ese momento histórico de las trincheras, eran los mismos de la Batalla en el Líbano. Éste rezo, según explica Soleimani es muy espiritual “La Gran Oración”, poco conocida, incluso entre los mismos chiítas pero de gran importancia después de Al fatiha (la Apertura) y el Al ijlas (la Fe pura) como rezos sagrados y obligatorios durante la guerra para tener la fuerza, dada por la Misericordia de Dios y así poder enfrentar al enemigo opresor, aplicando la mejor táctica estratégica con la cual resolver el conflicto, tal como lo hicieron Profeta Muhammad (P) y los Santos Imames (P) en especial Alí (P) y su hijo Husain (P). Enfatizó específicamente, sobre “La Gran Oración”, dicha también en los momentos de extremo estado de compulsión del hombre, cuando siente un profundo deseo de hablar con Dios desde cualquier situación o espacio donde se encuentre, enfocando de esta manera “conceptos místicos y espirituales” valiosos de la oración realizada en campo de guerra.

Así pues, cuando querido General escuchó detenidamente al honorable Ayatolá hablando tranquilamente sobre la relación entre las dos batallas mencionadas, prácticamente asegurando la victoria en el Líbano, Soleimani se dijo así mismo, fugazmente y en silencio que sus conocimientos militares le decían lo contrario, debido a su gran preocupación por el pronóstico no muy aliciente que daba en su informe acerca del desenlace de aquella guerra, respecto al avance tecnológico de las armas del enemigo; pero también pensó: “…en mis 20 años de experiencia junto al líder, he visto que siempre tiene en cuenta la devoción, por lo tanto todo lo que se haga con devoción tiene efectos muy positivos y se conseguirán los resultados esperados”.

Continuara…

Lic. Mónica Gallardo

Código para noticias 2251

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 8 =