publicado el: 9 marzo 2022 - 01:34

Lo Reciente

Los Pasos que Estados Unidos Debe Dar En Las Negociaciones en Viena

La Tozudez del Imperio Para No Asumir Responsabilidad
Los Pasos que Estados Unidos Debe Dar En Las Negociaciones en Viena

Segundopaso - En las negociaciones que se celebran en Viena para levantar las sanciones ilegales e inhumanas de Estados Unidos contra la nación iraní, Irán y los países del Grupo 4+1 (el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) han declarado en multitud de ocasiones que están dispuestos a firmar el acuerdo, pero, debido a la negativa de Estados Unidos a asumir la responsabilidad de suscribir un pacto durado y fiable, todavía no se puede hablar terminantemente sobre la línea final de las negociaciones o sobre si se llegará a un acuerdo.

El 8 de mayo 2018, Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, abandonó el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) suscrito entre Irán y los países del Grupo 5+1 (Estados Unidos, el Reino Unido Francia, Rusia y China, más Alemania), y reimpuso en dos fases —de 90 y 180 días— los embargos ilegales contra la nación persa.  

 Después de la salida ilegal de Estados Unidos del Plan Integral, Alemania, el Reino Unido y Francia prometieron conservar el acuerdo garantizando los intereses económicos de Irán, pero, en la práctica, no han hecho nada para mantener el acuerdo y cumplir sus promesas.

El 8 de mayo de 2019, en el primer aniversario de la retirada de Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán declaró que, según las cláusulas 26 y 36 del acuerdo y debido a la falta de compromisos e inacción de los gobiernos occidentales, iba a reducir sus compromisos hasta establecer un equilibro entre las obligaciones y los derechos de Irán.

Por fin, el 5 de enero de 2020, el Gobierno Iraní declaró que daría el quinto y último paso para reducir sus compromisos.

Desde entonces hasta el fin del periodo de presidencia de Trump, Estados Unidos ejerció todo tipo de presiones económicas para obligar a Irán a sentarse a la mesa de negociaciones, pero finalizó el periodo de presidencia de Donald Trump y él no había logrado entrevistarse con las autoridades iraníes ni obligar al país a negociar, dicho plan se denominó “Nuevo Acuerdo”.

A pesar del ascenso al poder de un nuevo gobierno de Estados Unidos, la elección de Joe Biden como presidente del país y la promesa de este en su campaña presidencial sobre que regresaría al Plan de Acción Integral Conjunto, el Gobierno de Biden no ha hecho nada para volver a integrar a Washington en el plan o para eliminar la llamada política de “máxima presión”.

La buena voluntad de Irán para las negociaciones de Viena

Finalmente, Irán, para mostrar su buena voluntad, aceptó participar en las negociaciones de Viena con los países del Grupo 4+1 (el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) —a estas negociaciones también se las denomina “diálogos para reavivar” o “diálogos para levantar los embargos ilegales contra la nación de Irán”—, que comenzaron en marzo 2021 en Viena, capital de Austria.

Hasta ahora se han celebrado siete rondas de diálogos, y la octava de dichas rondas comenzó el 27 de septiembre de 2021 en Viena. La octava ronda para levantar las sanciones ilegales e inhumanas de Estados Unidos contra la nación persa se reinició el 8 de enero en Viena, tras una pausa corta para que las partes europeas realizaran consultas con sus gobiernos.

En estas rondas de diálogos faltan por resolver algunas cuestiones: para Irán uno de los asuntos fundamentales es el tema de las garantías.

Dados los actos ilegales de Estados Unidos y la falta de compromiso de las partes europeas, Irán insiste en que los negociadores tienen que mostrar su buena voluntad, una voluntad que se pueda comprobar en la práctica.

En cuanto al tema de las garantías, Irán persigue algunos objetivos, es decir, que Estados Unidos dé garantías de la continuación y la materialización del Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA).

El canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, dice: “La historia, la experiencia y el comportamiento de Estados Unidos han demostrado que no podemos confiar en las autoridades y los políticos de ese país. Para nosotros, el criterio es que dicho país actúe en la práctica. Y en cuanto al asunto de levantar las sanciones, Irán debe ver cómo sus intereses se ven cubiertos completamente y debe ser algo tangible¨.

En realidad, en ausencia de un mecanismo judicial o de un mecanismo político internacional para el cumplimiento del derecho y de garantías válidas o para crear confianza en que las partes respetarán los acuerdos internacionales, la mejor garantía y la más eficaz es aquella que no dependa de ninguna parte o de ninguna contraparte extranjera y esté completamente a disposición del país.

Que se levanten todos los embargos: la lógica intención de Irán

Irán quiere que se levanten todas las sanciones. Irán pretende que se levanten todos los embargos que Estados Unidos impuso unilateralmente a las personas y organizaciones iraníes en la época de Trump, pero las contrapartes solo aceptan levantar parte de las sanciones, lo que perjudica los intereses económicos de Irán en el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA).

Con pretextos como el programa misilístico de Irán, los asuntos regionales o los derechos humanos, Trump unilateralmente e ilegalmente sancionó a personas y entidades iraníes, y la República Islámica de Irán no acepta tales sanciones. Si Irán llega a un acuerdo sobre los asuntos nucleares, espera que se resuelvan las incongruencias de Estados Unidos en la época de Trump.

No obstante, el actual Gobierno de Estados Unidos no da garantías de futuro, es decir, al contrario del derecho internacional, declara que no puede comprometerse a que el próximo gobierno de ese país siga cumpliendo el susodicho probable acuerdo.

Desde ese punto de vista, Irán no puede aceptar la entrada con algunas condiciones, limitaciones y marginalidades de Estados Unidos en un acuerdo que posiblemente caduque al final del Gobierno de Biden.

Irán, después de las medidas ilegales del anterior gobierno de Estados Unidos, mostró su máxima valentía e inteligencia al aceptar seguir cooperando y ahora tiene la esperanza de que las contrapartes del acuerdo elijan un acercamiento responsable y eliminen las sanciones ilegales que, según consideran los estadounidenses, han convertido el acuerdo nuclear en papel mojado.

Continuación de los diálogos en Viena

Sea como fuere, los diálogos continúan en Viena y el equipo iraní conforme a sus principios e instrucciones ha puesto sobre la mesa sus ofertas y sus claras intenciones sobre el resto de los asuntos. Irán persigue un buen acuerdo que requiere de realismo, dejar de lado exigencias excesivas y prestar atención a la experiencia de los cuatro años anteriores.       

En los últimos días, las delegaciones han llevado a cabo diálogos a diferentes niveles y de diversas formas. Según la interpretación del jefe de la delegación rusa, el eje de los diálogos ha girado en torno a asuntos pendientes que, antes de dar por conclusos, deben ser resueltos.

Mientras tanto, los medios occidentales siguen distorsionando el proceso de los diálogos y haciendo interpretaciones tendenciosas sobre los borradores.

Tras la publicación de un informe del Reuters sobre un posible borrador que había obtenido del acuerdo entre Irán y el Grupo 4+1 (el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), el periódico The Guardian, del Reino Unido, declaró que no solo los poderes europeos, sino que también Rusia y China habían llegado a un acuerdo sobre dicho borrador, y que con ello pretendían ejercer la máxima presión sobre Irán para que aceptara los esfuerzos a fin de reavivar el histórico acuerdo nuclear.

A continuación de sus empeños para poner fechas límites artificiales y mostrar que Irán es culpable de no llegar a un acuerdo final, este periódico indicó que Teherán pretende conseguir mayores prerrogativas y que se levanten muchas de las sanciones económicas de Estados Unidos.

También, en este informe unidireccional, se alude a las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de Francia, que dijo: “Los iraníes se enfrentan a una opción obvia, o aceptan un acuerdo que respeta los intereses de todas las partes o en los días siguientes provocan una crisis grave”.

Al mismo tiempo, con la propaganda de los medios occidentales sobre la posibilidad de que se levanten las sanciones como resultado de los diálogos de Viena, el régimen Israel teme que dichos diálogos culminen con éxito y ha aumentado sus actividades para influir negativamente en las conversaciones e impedir que se llegue a acuerdo final.

Estas medidas destructivas tienen lugar pese a que el mes pasado se ha llevado a cabo una intensa labor en la capital de Austria para concluir el borrador final de un posible acuerdo, y las contrapartes han colocado sobre la mesa dos posibles pactos: uno de la parte iraní y otro de la parte europea.

También puede leer: Diálogos de Viena Afectados por la Procrastinación Occidental

Respeto a los borradores y a las consultas entre las partes, especialmente con la cooperación del coordinador de los diálogos, se han tratado de reducir las diferencias poco a poco, y así las partes avanzan llegar a un borrador único y sin discrepancias.

Como las negociaciones están llegando a su etapa final, Hosein Amir Abdolahian, ministro de Asuntos Exteriores de Irán dijo: “Ahora las partes europeas deben tomar su decisión final, es decir, si van a poner fin a su terrorismo económico y subsanar sus faltas de compromiso e inacción, o si, con pretextos inaceptables, siguen aplicando sus medidas inhumanas contra la nación iraní”.  

Código para noticias 2278

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 0 =