publicado el: 24 marzo 2022 - 04:08
España: El traidor traicionado

Efectivamente, el artero político español pedro Sánchez ha sido traicionado en el nuevo acuerdo entre España y Marruecos sobre el Sahara Occidental.

Efectivamente, el artero político español pedro Sánchez ha sido traicionado en el nuevo acuerdo entre España y Marruecos sobre el Sahara Occidental. La divulgación por parte de Marruecos de la carta de Pedro Sánchez a Mohamed VI en un comunicado oficial del Ministerio de exteriores marroquí en el cual aseguran haber recibido la garantía de España de que su posición respecto a la solución del conflicto entre Marruecos y el POLISARIO -que dura los mismos años que la joven e incipiente democracia española- coincide con la propuesta marroquí de autonomía para el Sahara Occidental, ha sorprendido a todos incluido el mismísimo Sánchez y su Ministro de exteriores, pero no por la inexistencia de la misiva sino porque pecaron de una excesiva ingenuidad pensando que se puede confiar en el socio marroquí (...).

La mayoría de la opinión pública española, la calificaron como la segunda traición de España al pueblo saharaui y que contraviene la legalidad internacional, lo cual es cierto. Pero desde mi punto de vista es que en toda esta maniobra maquiavélica el verdadero traicionado fue Pedro Sánchez por confiar en el socio del sur de que le guardaría el secreto de la infame y enésima traición a los propios españoles, a los saharauis, a Argelia y por tanto a la legalidad internacional vigente.

Cuando alguien en la posición de Pedro Sánchez y con el poder que ostenta comete un acto de traición de tales dimensiones, las consecuencias pueden ser de dimensiones apocalípticas, puesto que los que saldrán pagando esta vileza hasta con sus propias vidas son todos los ciudadanos que le eligieron para tomar las riendas de su país que es España, luego los saharauis y el resto de los ciudadanos de los países limítrofes.

La traición más famosa en la historia probablemente es la de Judas a Cristo por la cual recibió unas 30 monedas de plata y al enterarse de sus consecuencias terminó autocastigándose con la horca. ¿La pregunta que está en el aire todavía es, cuanto habrán recibido los sucesivos gobernantes de la democracia española por consumir sus viles traiciones a los saharauis desde 1975 y si de verdad valieron la pena para garantizar la “integridad territorial de España”?

Según el ministro Alvares, el acuerdo garantizaría a España su “integridad territorial”. El pueblo español tiene derecho a saber de qué “integridad territorial” se habla, si la que entiende el reino alauí como suya, ¿o la reconocida internacionalmente? Hasta ahora lo que ha quedado claro es que la “habilidad operativa” de Sánchez y su ministro de relaciones exteriores por lograr el imprescindible equilibrio en la zona del Magreb dio con el traste y se quedaron con las manos vacías por varias razones:

1. A nivel interno, once partidos piden a Sánchez que explique su cambio de posición sobre el Sahara, entre los cuales los socios del gobierno que critican y rechazan frontalmente tal acuerdo.

2. El acuerdo lejos de resolver la crisis de Ceuta y Melilla la complica aún más.

3. Argelia llama a consultas a su embajador después de calificar de traición la decisión española sobre el Sahara.

4. El Frente POLISARIO sigue aferrado a la legalidad internacional y no aceptará una solución, que no pase por el referéndum de autodeterminación y la independencia.

5. Un acuerdo de esta índole deja al desnudo la hipocresía y la política de doble rasero de occidente a la hora de tratar las diferentes ocupaciones que impone un país sobre otro y que están plenamente vigentes en el mundo, dejando su discurso del respeto de los Derechos Humanos, la democracia y la justicia con nula credibilidad.

6. España con este acuerdo con Marruecos, se ha auto deslegitimado, para participar en cualquier otra futura fórmula de solución para el Sahara Occidental.

Y si esta operación era parte de una nueva estrategia mucho más amplia, fruto de la guerra de Ucrania intentando que Marruecos dejara de molestar con el chantaje de inmigración, la divulgación de la carta de Sánchez por parte del ministro marroquí demuestra que el vecino del sur es un socio del que nunca se puede fiar.

Los autores españoles de esta fechoría política sólo muestran debilidad, sometimiento frente a las amenazas marroquíes. Nuevamente España y sus políticos sucumben frente al chantaje de Marruecos, renunciando así a su soberanía, todo lo contrario de lo que se jactan que han logrado con este cambio que inicia “una nueva etapa de la relación con Marruecos basada en el respeto mutuo” en la que se “garantiza la estabilidad, la soberanía, la integridad territorial y la prosperidad de nuestros países” como afirma el Sr. Albares. Decía Maquiavelo que “el único acto de los hombres que no se justifica es la traición política y que todos los otros males inherentes a la naturaleza del ser humano son explicables y hasta pueden perdonarse; los traidores, en cambio, son los únicos seres que merecen siempre las torturas del infierno político, sin nada que pueda excusarlos”.

En lo que respecta a la lucha del pueblo saharaui por sus derechos y su independencia total y su visión del enemigo marroquí, resulta evidente que el pueblo saharaui no es sorprendido por esta operación. Las convicciones saharauis relacionadas con la meta de lograr sus objetivos de libertad no se han visto afectados por semejante tropelía de acuerdo, entre otras cosas porque frente al enemigo y sus cómplices, los saharauis están acostumbrado a sus sucios juegos políticos y a sus traiciones más viles. La solución del conflicto entre el reino de Marruecos y el pueblo saharaui guiado por su único y legitimo representante el Frente Polisario, sólo llegará con la única y absoluta decisión de los saharauis y nadie más puede, ni tiene derecho a dictarle que propuesta es “creíble, realista y seria”, palabras mágicas del acuerdo que por definición son subjetivas.

Mohamed Ray

Ciudadano saharaui.

Columna Para SegundoPaso ConoSur

Permitida su reproducción Citando la Fuente

Código para noticias 2304

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 10 =