Javier Diez Canseco. Un legado presente y futuro

SegundoPaso ConoSur - En este nuevo contexto global, el legado socialista de Javier Diez Canseco adquiere plena vigencia y seguirá presente en las luchas del pueblo peruano y en los combates de nuestros pueblos de América Latina y el Caribe. Un legado presente y futuro

Hace ya nueve largos años nos dejó físicamente Javier Diez Canseco. Su desaparición física nos dejó con un dolor y un vacío muy grande.
Tuve la suerte de despedirme de Javier pocas semanas antes de que falleciera. Luego de asistir al funeral del Comandante Hugo Chávez en Caracas hice escala en Lima para visitarlo en la clínica en donde resistía hospitalizado frente a un devastador cáncer. Pudimos vernos y hablar algunos minutos. Sus ojos y gestos llenos de afecto y de ternura fueron tan expresivos que me llenaron de una profunda paz mezclada con una gran tristeza e impotencia al percibir que nos estaba dejando. Regresé a Chile con la sensación de que era la última vez que le vería, pocos días después falleció el 4 de mayo de 2013.

Gracias a un solidario amigo peruano logré embarcarme en un vuelo al día siguiente hacia Lima para poder acompañar a su compañera Liliana Panizo. a sus hijos y a nuestros compañeros socialistas y mariateguistas para decirle hasta siempre a Javier.
El día de su funeral (7 de mayo), miles de hombres y mujeres del Perú de todas las sangres marchamos las calles de Lima acompañando su féretro recordando su vida y su compromiso junto al pueblo entonando cantos y consignas de lucha y de esperanza. Acompañando a Javier en su último viaje, se encontraban cientos de militantes populares e indígenas, dirigent@s de la Central General de Trabajadores del Perú (GTP) y de la Confederación Campesina del Perú (CCP), de movimientos feministas, de discapacitados, estudiantes, artistas, profesionales y militantes de organizaciones de la izquierda y de su partido el Partido Socialista mariateguista, junto a legendarios luchadores revolucionarios como Hugo Blanco.

Fue velado en la Casona de la Universidad de San Marcos y desde ahí fuimos marchando con Javier hasta la Plaza Bolívar en el frontis del Congreso de la República, lugar donde el pueblo, los trabajadores del Congreso y l@s congresistas que no le traicionaron le rindieron un merecido homenaje y desagravio a quién se desempeñó por años como un parlamentario consecuente e indispensable en el combate por los derechos del pueblo peruano y en contra del robo y la corrupción perpetrada sistemáticamente por grandes grupos económicos y burocracias, en contra del Estado.

Luego continuamos marchando con el cortejo hasta la Plaza Dos De Mayo y nos detuvimos en el frontis de la CGTP, la histórica central obrera fundada por Mariátegui, lugar donde las y los trabajadores y representantes de movimientos sociales y populares le rindieron un justo y emotivo homenaje a quién fuera uno de los más preclaros y consecuentes representantes de la lucha política y social de su pueblo. contribuyendo a la forja de un proyecto socialista, autónomo y popular expresión de "ni calco ni copia, sino creación heroica" como bien lo definiera el amauta José Carlos Mariátegui, el marxista peruano más importante de nuestra América morena y profunda.

Al final de la extensa caminata de un masivo cortejo, que en medio de cantos y bailes acompañaba a uno de los líderes más relevantes e influyentes de la izquierda y de las luchas populares y democráticas del Perú y de América Latina. Nos detuvimos en la Plaza Bolognesi en el frontis del Partido Socialista del Perú. Junto a sus compañer@s del PS y de otras fuerzas de la izquierda y movimientos sociales, tuve el honor de hacer uso de la palabra para despedirle, recordando y honrando su trayectoria como socialista internacionalista, un antiimperialista y latinoamericanista confeso y convencido. Su gran compromiso con la unidad de acción de las fuerzas de izquierdas y del campo popular lo llevó junto a Fidel y a Lula a fundar el Foro de Sao Paulo. Fui también portavoz de un sentido mensaje de afecto y homenaje hacia Javier que me pidieron transmitirles a las y los presentes el Secretario General del Frente Polisario y Presidente de la RASD, Mohammed Abdelaziz y su amigo Mohamed Salem Ould-Salek, canciller saharaui Javier fue para el combativo pueblo saharaui uno de sus más leales y fieles aliados en solidaridad con su heroica lucha por su autodeterminación e independencia.

A 9 años de la partida física de Javier Diez Canseco el pueblo peruano lucha por abrirle paso a una Asamblea Constituyente para una nueva Constitución para producir transformaciones profundas y dejar atrás la injusticia y el fujimorismo corrupto y neoliberal. En ese contexto, se valoran y se asumen más que nunca las convicciones, la coherencia y el pensamiento de Javier.
Hoy en el marco del conflicto global que enfrenta a EEUU y sus aliados de la UE y la OTAN contra Rusia en la guerra con Ucrania, el mundo atraviesa por un parte aguas que definirá y redibujará el nuevo orden mundial multipolar influyendo de manera importante en los procesos transformadores y en las luchas anti neoliberales de los movimientos populares y fuerzas anticapitalistas y progresistas de nuestra Patria Grande. En este nuevo contexto global, el legado socialista de Javier Diez Canseco adquiere plena vigencia y seguirá presente en las luchas del pueblo peruano y en los combates de nuestros pueblos de América Latina y el Caribe. Un legado presente y futuro

Esteban Silva

Analista Político

Para SegundoPaso ConoSur

Autorizada su reproducción citando la fuente

Código para noticias 2412

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 3 =