Irán y Venezuela: una relacion ejemplar

Segundo Paso para Nuestra América.- En este contexto de la posgira del presidente Nicolás Maduro, la cual inició en medio del revuelo que causó la tristemente célebre Cumbre de las Américas, hemos visto cómo ha recrudecido la envestida mediática internacional contra Venezuela e Irán; una vil estrategia de EEUU y el sionismo para enturbiar los logros alcanzados durante ese periplo. Un ejemplo de ello, es el caso del avión comercial venezolano de Emtrasur, retenido en Argentina y vilipendiado de "terrorismo". Por ello, hemos querido compartir acá la entrevista que le realizó khamenei.ir al presidente venezolano. Allí, de manera breve pero precisa, relata la historia de las relaciones entre ambos países, la afable y lúcida personalidad del ayatola Jamenei y su afecto por el pueblo venezolano, la significación y ejemplaridad que ambos países tienen para el mundo por su posición contrahegemónica, como parte del Eje de la Resistencia; se refirió al colonialismo en todas sus formas; reafirmó su opinión acerca de la amenaza que representa el sionismo para Venezuela y América Latina, y reafirmó igualmente su apoyo a Palestina; recordó al mártir Soleimani y la trascendencia de su figura; mencionó al Cristo redentor, el que está al lado de los pueblos luchando por la justicia. Para el presidente Maduro, el siglo XXI es el siglo de la liberación y la justicia de los pueblos en un contexto donde el imperialismo está en fase de decadencia.

En la reciente visita del presidente Nicolás Maduro a la República Islámica de Irán, se sellaron los acuerdos diplomáticos y comerciales entre dos países que, a pesar de las distancias geográficas y las diferencias culturales, se mantienen unidos en su empeño por la construcción de un mundo en paz y sin hegemonias.

En ese sentido, los mandatarios de ambas naciones ratificaron una agenda geopolítica comprometida con la multipolaridad, interculturalidad y el desarrollo de la solidaridad y la complementariedad, como fórmula para el ejercicio de una diplomacia de los pueblos y con los pueblos, que garantizaron el desarrollo de todas las potencialidades humanas en pro del crecimiento de las virtudes que son imprescindibles para la tuvieron de la paz.
 

Así, en una entrevista del presidente Maduro a khamenei.ir en español, dejó claro que desde el 2001, fecha en la que el comandante Hugo Chávez visitó por primera vez a Irán, el país islámico y Venezuela se relacionan con el rigor de una diplomacia ejemplar, desde un punto de vista político, moral, espiritual y de alianza profunda que se expresa en el desarrollo de la cooperación y ha sido ratificada en esta visita que el Ayatola Jamenei ha calificado de exclusiva y extraordinaria.
 

En ese orden de ideas, el mandatario venezolano ratificó la posición de Venezuela contra el imperialismo y el sionismo, los cuales han sido protagonistas en todas las conjuras contra los países progresistas del mundo, con especial énfasis en la destrucción de la Revolución Bolivariana, la cual es una alternativa ante los viejos modelos de dominación, cuyas carencias de justicia, igualdad de derechos y desarrollo material y humano para todos, se demuestra en los indicadores socioeconómicos de los pueblos que están bajo el nefasto modelo hegemónico imperial. 
 

En palabras del presidente Maduro, la Revolución Bolivariana ha desarrollado una diplomacia de cooperación y apoyo real a los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe, y mantiene una política internacional tangible, firme y única, en favor del pueblo palestino, por el logro de su derecho a ser una nación libre e independiente. Con dicha política, el Estado venezolano continuará apoyando con toda sus fuerzas la consolidación del Estado Palestino y a la vez seguirá condenando los ataques de los sionistas contra esa nación árabe, legitima dueña de cada palmo de tierra invadida por Israel.
 

En la citada entrevista, el mandatario recordó al general Qasem Solimaní,  en los tiempos cuando el imperialismo atacó el sistema eléctrico de Venezuela, destacando su humildad y eficacia para solucionar la situación. El Presidente recordó al mártir iraní como un gran hombre cuya actuación fue de invalorable ayuda para la restitución del sistema eléctrico venezolano y la elevación de los niveles de relacionamiento entre la nación persa y el país bolivariano. 
 

Como cristiano practicante, el presidente Maduro manifestó que el mensaje cristiano es antimperialista, casado con la causa de los humildes y comprometido con la lucha contra la opresión. En ese sentido, para él, si cristo estuviera en carne y huesos en este tiempo, estaría a la vanguardia de la lucha.
 

Es importante destacar que el comandante Chávez legó en Nicolás Maduro la continuidad del proceso, una labor nada fácil, pues luego de la partida del máximo líder de la Revolución Bolivariana, el sionismo y el imperialismo han centuplicado el nivel de ataque contra Venezuela; afortunadamente, el presidente Maduro fue el canciller del comandante Chávez y vivió, en la primera línea, el desarrollo de una política exterior revolucionaria que hoy está en pleno desarrollo y se expresa en la resistencia antimperialista y contrahegemónica en Asia, África, América Latino Caribeña y todos los pueblos que luchan contra el colonialismo.  
 

En ese sentido, Nicolás Maduro se comprometió con los postulados de la Política Exterior Bolivariana, realizó esta gira y luego de la visita a Irán, ha ratificado su condición de estadista empeñado por el desarrollo en este siglo, de la justicias para todos los pueblos y las naciones del planeta, con respeto a la autodeterminación y de cara a la lucha contra el colonialismo y el desarrollo de las grandezas que le son propias a cada cultura. El siglo XXI es nuestro siglo, un mundo mejor es posible.

Código para noticias 2518

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 9 =