Arbain: Batalla por justicia, contra la tiranía y la opresión

SegundoPaso ConoSur - Arbain es un día de dolor, un día de duelo, pero también de reflexión. Es un día de conmemoración de ideales de la humanidad representados por el Imam Husein: libertad, igualdad, lucha contra el despotismo, la constante lucha contra la opresión y la falsedad.

El año 2021 desde este portal se me pidió escribir unas letras desde Latinoamérica, para dar cuenta del día de Arbain que en estos días nos muestra a millones de peregrinos camino a Karbala representa el símbolo del sacrificio, de la lucha noble por la humanidad. El combate contra el totalitarismo, la entrega suprema del Imam Husein y un ejemplo que es plenamente vigente 14 siglos después

Agradezco el hecho, que hace algunos años atrás, un gran amigo iraní me ayudó a adentrarme en el conocimiento de la historia del islam y sobre todo en ciertos hechos tan simbólicos como referenciales en materia de comprensión del mundo y de la manera de enfrentar las adversidades, las injusticias y la necesidad de luchar en beneficio de los grandes ideales. Y en ese marco, la conmemoración del día de Arbain me ha quedado grabada a fuego. Cada año suelo traer a colación el significado de la congregación religiosa anual más grande del mundo a la ciudad de iraquí de Karbala, donde millones de musulmanes y fieles de otras religiones convergen después de caminar cientos de kilómetros y cumplir su objetivo: Llorar el martirio del Imam Husein - la paz sea con él - y de sus 72 compañeros, que cayeron mártires hace más de 14 siglos, en una batalla por la justicia, contra la tiranía y la opresión. En Arbaín se conmemoran valores universales y en ese plano, el valor de la vida, de la dignidad como seres humanos se eleva sobre cualquier ideología terrorista, sobre cualquier política hegemónica, sobre cualquier sanción y bloqueos contra los pueblos. Ashura, así como Arbaín son faros dentro de la oscuridad que algunos quieren propagar en el mundo.

Una conmemoración que adquiere aún mayor significado en un escenario regional de conflictos: las presiones y ataques contra El Líbano y su movimiento e resistencia. La ocupación y colonización de palestina. La agresión criminal contra el pueblo de Yemen a manos de la monarquía saudí y sus secuaces. Los ataques contra Irak y la política de máxima presión contra Irán. Once años de guerra contra Siria, agredida brutalmente, por el terrorismo avalado, armado y financiado por la triada conformada por el imperialismo, el sionismo y el wahabismo. En este marco regional se desarrolla Arbain y uno mundial donde se intensifican las contradicciones entre el mundo unipolar direccionado por Estados Unidos y aquellos, representados por Rusia, China y la propia nación persa, que piensan y avanzan por el multilateralismo.

Arbain: Batalla por justicia, contra la tiranía y la opresión

Arbain convoca, igualmente, con su ejemplo, sobre todo, a los jóvenes del mundo a sumarse a un mundo mejor, donde ellos tienen una función y un deber fundamental. Como ha sido expresado en aquellas cartas dirigidas a los jóvenes por parte de Seyed Ali Jamenei hace un lustro ya (1) con un llamado donde se llama a estudiar el islam, que los jóvenes se informen más allá de lo que los medios de los países donde viven transmiten, informarse “de primera mano” y evitar la propaganda claramente islamofobia.

Arbain es una fecha que marca la culminación de un período de cuarenta días de luto, tras el aniversario del martirio del tercer Imam de los Chiíes, el Imam Husein y 72 de sus compañeros martirizados en la Batalla de Karbala, el Día de Ashura, el décimo día del mes de Muharram – que constituye el primer mes del calendario islámico - en la batalla contra el segundo califa de la Dinastía de los Omeya, Yazid, en el desierto de Karbala, ubicado en la actual Irak hace ya 1.400 años y de cuya historia siempre es necesario hacer un recuerdo. En un artículo publicado hace algunos años, en virtud de Arbain, sustenté la idea de la importancia del recuerdo histórico como ejemplo del valor del sacrificio para construir un futuro. Por ello recordar – volver a pasar por el corazón que es la raíz etimológica de este verbo resulta fundamental (2)

La historia como ejemplo

Tras el asesinato de Ali ibn Abi Talib, yerno de profeta Mahoma, cuarto califa y primer Imam chií, los seguidores del asesinado Imam proclaman a su hijo Hasan como nuevo califa. El gobernador de Siria, Muawiya ibn Abu Sufian, fundador de la Dinastía de los Omeya, pacta con Hasan un tratado que evite más derramamiento de sangre manteniendo su mandato en Siria, con la promesa de devolver el mando a Hasan en el futuro. Ocho años después de esta acción Hasan es envenenado por órdenes de Muawiya, en la ciudad santa de Medina. Todo ello en el contexto de la designación del hijo de Muawiya, Yazid como sucesor, traicionando así la promesa efectuada a Hasan y violando las normas islámicas y consideradas inaceptables por la Umma (nación islámica).

El hermano del envenenado Hasan, Hussein ibn Ali, nieto del profeta e hijo de Ali y Fátima -hija del Profeta- decide, bajo la proclamación de los habitantes de Kufa – denominados Shiatu Ali “los seguidores de Ali” - tomar el poder como único califa en clara oposición a Yazid quien instruyó al gobernador de la ciudad de Medina, Walid, para que forzará a Husein a aliarse con su dinastía. Husein se negó a tal pretensión exclamando: “Cualquiera parecido a mí, no aceptará a nadie parecido a Yazid como gobernante”.

Husein, acompañado de 72 fieles, junto a sus respectivas familias dan comienzo a su marcha hacia la ciudad de Kufa, para asumir el califato y encabezar así la oposición al segundo Califa Omeya Yazid, que representaba la imagen viva del gobernante injusto y alejado de la línea de moral islámica. A pesar de los llamados de sus seguidores a no acudir con sus familias a Kufa, Husein convencido de la justeza de sus planteamientos y conducta responde antes de partir a su destino “"... La muerte es ciertamente para la humanidad, al igual que la traza del collar en el cuello de las mujeres jóvenes. Soy un enamorado de mis ancestros como el entusiasmo de Jacob a José... Todos, quienes vayan a dar tributo de su sangre para nuestro bien y estén preparados para encontrarse con Alá, deben partir con nosotros..."

Arbain: Batalla por justicia, contra la tiranía y la opresión

Yazid envía contra Husein, en el segundo día de Muharram, una fuerza militar conformada por 40 mil hombres destinados a impedir el paso de Husein a Kufa, quien logra llegar a la planicie de Karbalá, a pocos kilómetros de la ciudad de destino. Al día siguiente, el Ejército de Yazid cerca el campamento de Husein aislándolo de todo suministro de agua, tratando de rendirlos por la sed en días de un sol abrasador. Tras varios días de negociaciones, con los seguidores de Ali padeciendo la crueldad de una sed extrema, entre el 9 y el 10 día de Muharram se desencadena la batalla final.

En la noche anterior a la batalla, Husein reunió a sus hombres para recordarles, que como hombres libres, eran también libres de abandonar el campamento, protegidos por las sombras de la noche o de otro modo afrontarían una muerte segura junto a él. Ninguno de los hombres de Husein lo abandonó y el Imán, montado sobre su caballo Zuljenah comandó las fuerzas de su menguado pero valeroso ejército en una lucha desigual. Husein y 72 de sus seguidores murieron con él en Karbalá, en un sacrificio que lo signa como el mártir por excelencia del mundo chií.

Es por ello, que cuarenta días después de Ashura, cuarenta días después del martirio del Tercer Imam de los Chiíes, millones de creyentes, venidos de todos los confines del planeta encamina sus pasos hacia la ciudad santa de Karbalá en Irak en una peregrinación que sitúa a Arbain como una de las reuniones anuales más importantes y masivas del mundo en un solo lugar. Simbolizando en este viaje y las conmemoraciones en la ciudad la postura y conducta inquebrantable de situar la verdad sobre la mentira y la lucha de la humanidad contra todo aquello que signifique injusticia, tiranía y opresión. Arbain es un día de dolor, un día de duelo, pero también de reflexión. Es un día de conmemoración de ideales de la humanidad representados por el Imam Husein: libertad, igualdad, lucha contra el despotismo, la constante lucha contra la opresión y la falsedad.

Pablo Jofré Leal

Artículo para segundopaso ConoSur

Permitida su reproducción citando la fuente

1.https://spanish.khamenei.ir/news/3342

2. https://articulo.islamoriente.com/article/arbain-dolor-duelo-y-reflexion

Código para noticias 2740

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 16 =