publicado el: 25 septiembre 2022 - 06:11

Segunda Parte

Geopolítica disruptiva: el antídoto social ante el COVID-19 (Parte II)

AUTOR: ÁNGEL TORTOLERO LEAL. ILUSTRACIÓN: ETTEN CARVALLO
Geopolítica disruptiva: el antídoto social ante el COVID-19 (Parte II)

Segundo Paso para Nuestra América.- Hacemos entrega de la segunda y última parte del atículo del Dr. Ángel Rafel Tortolero Leal, donde realiza un pormenorizado analisis acerca de la pandemia y sus efectos globales que dejan al descubierto cómo, desde la lógica del capitalismo, el virus ha servido como un agente regulador para el control de la población menos favorecida y, por tanto, no consumidoras de los bienes y servicios. El COVID19 ha traído desgracias, muertes y desesperación para todos los pueblos del mundo, pero ha desgarrado el velo de las ignominias gubernamentales del viejo capitalismo “civilizado y moderno” a decir de su engañosa propaganda; y “respetuosos” de las instituciones “democráticas” y presumible “libertad domesticada”.

PREMISA 3

Se derrumba el modelo económico pero persisten los intereses particulares de quienes manejan el poder real e imponen la cultura y se benefician de las desgracias; para este sector, no se elige entre alternativas, sino para garantizar la continuidad. ¿Democracia en Emergencia?

Por lo general las elecciones son sinónimo de democracia y libertad, sin embargo, recientemente este precepto de la modernidad, ha sido puesto en dudas, pues a cada proceso electoral que NO favorezca a los candidatos plegados al mandato de los EEUU y la UE, “se le desconoce su legitimidad, aludiendo vicio en el sistema electoral e inculpando a sus autoridades electorales de delitos que nunca o casi nunca son probados ante ninguna instancia judicial”. (Tortolero, Foro por la libertad. Caracas 2020)

Por supuesto, el desconocimiento a las elecciones se convierte en un motivador de caos con el que se rompe el hilo democrático y se imponen gobiernos de facto, sin legitimidad de origen, ni apoyo popular.

Es el caso de lo sucedido en el Estado Plurinacional 3 de Bolivia, donde el Presidente Evo Morales, a pesar de haber ganado en primera vuelta con más de 50% de los votos escrutados, fue derrocado por una casta fascista y racista, que bajo auspicio y el apoyo de los EEUU ha hecho trizas la institucionalidad democrática construida por ese pueblo.

Así Bolivia ha pasado de ser ejemplo de economía en crecimiento y bienestar para todas las naciones que en ella viven, a un país desbastado y sin legitimidad de sus estructuras políticas, económicas y sociales. La misma historia se ha querido imponer recientemente, en Bielorrusia, donde el Presidente Alexander Lukashenko, alcanzo el 86% de los votos favorable y a pesar de ello, enfrenta los embates de una minoría derrotada y empeñada en desconocerle como ganador.

Es de hacer notar que tanto en Bolivia como en Bielorrusia la estrategia imperial es la misma, que se ha intentado aplicar en Venezuela, Cuba, Siria y Nicaragua.

Es evidente, que el imperio no da puntada sin hilo, ni dedal y pese que su modelo económico, político y social ha fracasado rotundamente ante la pandemia; no por ello, deja de asediar a toda nación que le contradiga sus afanes por mantener un estado bélico tensional en el mundo, el cual le sirve para saquear e intervenir en los pueblos que sus intereses geopolíticos le indiquen.

En ese orden de ideas, si bien la pandemia del COVID19 ha traído desgracias, muertes y desesperación para todos los pueblos, independientemente del sistema de gobierno u estatus quo que en cada nación rija; paradójicamente, con su infesta presencia, se ha desgarrado el velo de las ignominias gubernamentales del viejo capitalismo “civilizado y moderno” a decir de su engañosa propaganda; y “respetuosos” de las instituciones “democráticas” y presumible “libertad domesticada”.

En ese sentido, considero pertinente señalar que lo que comenzó siendo en los EEUU y la EU una “Emergencia en Democracia” por los embates del COVID-19 en sus pobladores; resulto en una “Democracia en Emergencia”; herida de muerte pero comprometida con la ejecución de un plan macabro con el cual imponer su hegemonía colonizadora.

Del COVID-19 nadie está a salvo, todas las naciones han sufrido sus letalidad, y quienes negaron o quisieron obviar sus tangibles consecuencias, so pretexto que eran más graves las pérdidas económicas que las vidas humanas cobradas por el virus; no les ha quedado otro camino, que exhibir su incapacidad para gobernar y el fracaso de sus fallidos modelos socio económicos.

En ese sentido, la pandemia ha sacado lo mejor y lo peor de la condición humana, pero más allá de todas las miserias del capitalismo: único responsable de los desequilibrios ecológicos sobre el planeta; está la voluntad de los progresistas; el empeño de las naciones enamoradas de la vida y la férrea voluntad de quienes desde la diversidad han asumido su existencia consagrados por la construcción de un mundo mejor, solo regido por el respeto a su conformación multiétnica y pluricultural, en el entendido que solo la unidad nos hace libres.

Afortunadamente, a pesar de los desmanes del imperio en este siglo XXI, las líneas geopolíticas y el sistema mundo de Naciones Unidas, ha ido cambiando las relaciones de poder y frente a la hegemonía occidental de EEUU y EU, surge como nuevo bloque histórico, alianzas geoestratégicas que señalan que la interculturalidad permite el desarrollo de nuevas oportunidades para la paz y la vida.

En correspondencia al párrafo anterior, Irán, China, Rusia, India, Vietnam, Turquía, entre otras naciones, van desarrollando una senda de oportunidades económicas y de crecimiento sin menoscabos de sus particularidades individuales, a la cual se suma gran parte de las naciones “no alineadas” al hegemónico imperial.

De allí el desespero de los Imperios y la negación de sus propio sistema democrático, el cual solo es sostenido como mascarada en los relatos mediáticos que de ordinario decoran el discurso de la derecha mundial con el agravante que se desfigura ante la pandemia al no poder desmontar el reto histórico que plantea este siglo XXI con la construcción de un mundo distinto al que vivimos.

En consecuencia, ninguna nación que se precie de ser “Inteligente y Civilizada desde su particularidades Socio Culturales”: Va en contra de la unidad de toda la humanidad; Ni arriesga el bienestar colectivo; Ni niega el derecho a la auto determinación y el reconocimiento de que somos distinto, y tal vez, culturalmente distante, pero vivimos en el mismo planeta. Es mi criterio que La vida es divergencias; de allí su carácter dialectico; en ella, la autocrítica es la norma, pero por encima de cualquier circunstancia, debe persistir la irreverencia en el debate y la disciplina en las acciones..

El mundo de hoy es extraordinariamente más pequeño que el que vivieron nuestros padres, las tecnologías de la información permite recorrer en segundos distancias inimaginables para cualquier ser humano, es por ello que los pueblos libres cada día somos más.

Otro mundo es posible. La Multipolaridad es el camino. El respeto a la Autodeterminación es la norma y la Complementariedad Solidaria entre las Naciones, la Praxis por y para la vida en sana Democracia y Libertad.

PREMISA 4

Las mayorías empobrecida en todo el planeta, y las muertes, son un agente regulador para el control de población menos favorecida y por tanto no consumidoras de los bienes y servicios producidos desde la lógica del capitalismo.

Harvey, (2014) identifica 17 contradicciones fundamentales del capitalismo, a saber: 1). Valor de uso y valor de cambio; 2). El valor social del trabajo y su representación mediante el dinero; 3) La propiedad privada y el Estado capitalista; 4). Apropiación privada y riqueza común; 5).Capital y trabajo; 6). ¿El capital es una cosa o un proceso?; 7). La contradictoria unidad entre producción y realización; 8).Tecnología, trabajo y disponibilidad humana; 9). Divisiones del trabajo; 10) Monopolio y competencia: centralización y descentralización; 11). Desarrollos geográficos desiguales y producción de espacio; 12). Disparidades de renta y riqueza; 13). Reproducción social; 14).Libertad y sometimiento; 15). El crecimiento exponencial y acumulativo sin fin; 16).

La relación del capital con la naturaleza; 17) La rebelión de la naturaleza humana: la alienación universal Con esta categorización del capitalismo como sistema, el referido autor desmonta el andamiajes discursivo y la praxis de un modelo económico social capaz de producir sus crisis, deconstruir su fachada y a la vez reconfigurar su esencia, sin que por ello se entienda que muere y desaparece.

El ese orden de ideas, señala:

Las crisis son esenciales para la reproducción del capitalismo y en ellas sus desequilibrios son confrontados, remodelados y reorganizados para crear una nueva versión de su núcleo dinámico. Mucho es lo que se derriba y se deshecha para hacer sitio a lo nuevo. Los espacios que fueron productivos se convierten en eriales industriales, las viejas fábricas se derriban o se reconvierten para nuevos usos, los barrios obreros se gentrifican. En otros lugares, las pequeñas granjas y las explotaciones campesinas son desplazadas por la agricultura industrial a gran escala o por nuevas e impolutas fábricas. Los parques empresariales, los laboratorios y los centros de distribución y almacenaje al por mayor se extienden por todas partes mezclándose con las urbanizaciones periféricas conectadas por autopistas con enlaces en forma de trébol. (Harvey, 2014, pág. 11)

A eso le llaman progreso, y es hoy lo que se está derrumbándose frente a las consecuencias de la pandemia del COVID19, pues de nada vale el fetiche socio cultural que decora a la modernidad, si la vida se diluye. De allí una oportunidad para un nuevo amanecer.

PREMISA 5

Un nuevo orden internacional es urgente para la preservación de la especie humana. La geopolítica disruptiva es su única posibilidad, pues en ella se involucra: Multipolaridad, Pluriculturalidad, Auto determinación e Integración Solidaria y Complementaria de los pueblos y sus gobiernos.

Esta iniciativa se inspira en el urgente reclamo de concebir, constituir, y promover desde la diversidad, la concurrencia de todas las corrientes de pensamiento filosófico crítico, humanístico y científico técnico, con un sentido amplio, democrático y participativo, en concordancia con la misión y visión de un nuevo mundo que está naciendo al fragor de sus contradicciones.

Hoy es menester reconocer, que el contrato social y el Estado del Bienestar que surgieron tras la segunda revolución industrial fueron cruciales para asegurar la prosperidad de la mayor parte de las sociedades en las economías avanzadas y propiciar la Gran Nivelación.

Es necesario repensar y rediseñar ambos en el marco de una geopolítica disruptiva. Nuevos niveles de relacionamiento internacional, que centre la atención en el Estado del Bienestar acorde a las nuevas necesidades sociales. Una nueva geopolítica de los pueblos para la autodeterminación, complementariedad e integración contra hegemónica. Que permita aumentar la productividad, producir la riqueza y distribuir con eficacia a todos los pueblo del mundo.

CONCLUSIÓN

Las nuevas formas de trabajo exigen nuevos derechos y relaciones laborales; lo mismo ocurre con la competencia en los mercados de bienes y servicios, que requieren cambios en las regulaciones y derechos de protección de los consumidores, particularmente en lo que se refiere a la propiedad colectiva, el reguardo de la vida y el logro de un más equilibrado.

De allí que el Objetivo 4 del Plan de la Patria (Chavez H. , 2019) legado histórico del Comandante Chávez, cobra importancia suprema: Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional, en la cual tome cuerpo el mundo multicéntrico y pluripolar, que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria Las condiciones de desarrollo geopolítico del país, el andamiaje construido por el Comandante Chávez, son una clave fundamental para el desarrollo de la presente etapa de la Revolución.

Es imperativo profundizar la diversificación y consolidar las instancias de integración ante las agresiones imperiales. Nuevos retos y nuevos modos deben surgir por y para la vida.

Notas del autor

(1) Según el Definiciones de Oxford Lenguajes: Disruptivo, disruptiva adjetivo que significa: Que produce una interrupción súbita de algo. Que produce una ruptura en el desarrollo de la actividad de un sector para propiciar una renovación radical. (2) Es plurinacional porque reconoce el pluralismo como principio, el pluralismo político, reconoce diferentes formas de democracia, la liberal y la comunitaria y la composición de los poderes del Estado respetando la preexistencia de las naciones y pueblos indígenas originarios campesinos

Referencias

Bárcena, A. (21 de 4 de 2020). Pandemia del COVID-19 llevará a la mayor contracción de la actividad económica en la historia de la región: caerá - 5,3% en 2020. Comunicación de prensa. Recuperado el 6 de 10 de 2020, de https://www.cepal.org/es/comunicados/pandemia-covid-19-llevara la mayor contracción la actividad económica la historia.

CEPAL. (2020). Dimensionar los efectos del COVID-19 para pensar en la reactivación. CEPAL. Obtenido de https://www.cepal.org/es/publicaciones/45445-dimensionar-efectos-covid-19-pensar-la-reactivacion.Chávez, D. (1 de 4 de 2020). El Estado, las respuestas públicas y el día después de la pandemia. Pensar la pandemia; observatorio social del coronavirus. Recuperado el 6 de 10 de 2020, de https://www.clacso.org/el-estado-las-respuestas-publicas-y-el-dia-despues-de-la-pandemia/

Chávez, H. (2019). Plan de la Patria. Caracas: Presidencia de la República. Francisco, P. (2020).

Fratelli tutti. El vaticano. Roma: Santa sede. Obtenido de https://www.vidanuevadigital.com/wp-content/uploads/2020/10/FRATELLI TUTTI_espanol.pdf

Harvey, D. (2014). Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo (Traficantes de Sueños ed.). (C. P. Hernández, Ed., & J. M. Madariaga, Trad.) Madrid: Profile Books LTD.

Código para noticias 2748

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 3 =