publicado el: 8 noviembre 2022 - 23:07

Segundo Paso

Las Declaraciones Anti-iraníes de Biden

Con la Adición de Nuevas Sanciones
Las Declaraciones Anti-iraníes de Biden

Segundopaso - "Liberaremos a Irán"; Joe Biden, presidente de los Estados Unidos de América, dijo a sus seguidores esta frase el día 3 de noviembre de 2022, al mismo tiempo que se impusieron nuevas sanciones contra la nación de Irán, en un acto de campaña del representante demócrata Mike Levin en Oceanside, California.

El 3 de noviembre, el Departamento del Tesoro de EE. UU. puso los nombres de nuevas personas en la lista de sanciones con la excusa de tener alguna relación con el gobierno de Irán.

Las nuevas sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro de EE. UU. incluyen los nombres de 6 personas, 17 empresas y 11 barcos; las personas sancionadas tienen ciudadanía iraní, suiza, libanesa y francesa.

17 empresas que se han incluido en la lista de sanciones de EE.UU. se encuentran en los Emiratos Árabes Unidos, Suiza, las Islas Marshall, Singapur y Turquía. Los barcos sancionados bajo la bandera de Panamá, Djibouti, Liberia y las Islas Cook están incluidos en esta lista.

La "Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera" del Departamento del Tesoro de EE.UU. o "FTI", que fue establecida en 2004, es considerada el centro del diseño de guerra económica de este país contra países opuestos a las políticas macro de Washington.

La aplicación de nuevas sanciones estadounidenses contra la nación iraní no es un tema nuevo; Irán ha estado bajo sanciones unilaterales de Estados Unidos durante más de 40 años.

En línea con sus objetivos hostiles contra la República Islámica de Irán y la guerra económica contra este país, el gobierno de EE.UU. siempre ha impuesto sanciones contra la nación iraní bajo varios pretextos. Washington obliga a las empresas americanas, asimismo las empresas radicadas en terceros países a cumplir con estas sanciones.

El actual presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, desde que asumió el cargo, a pesar de sus consignas anteriores, ha continuado la campaña de máxima presión contra el pueblo iraní y de vez en cuando anuncia nuevas sanciones contra el pueblo del país persa, bajo diversos pretextos.

Estados Unidos ahora ha abandonado oficialmente las conversaciones sobre el alivio de las sanciones en Viena, Austria, por tener esperanza a los disturbios en Irán, e hizo hincapié en acompañar y apoyar a los alborotadores.

Biden y el gobierno de EE. UU. apoyan a los manifestantes en Irán en una situación en la que guardaron silencio sobre el ataque terrorista de ISIS (Daesh en árabe) contra el pueblo de Shiraz, una ciudad en el sur de Irán, que resultó en el martirio de 13 personas y heridas a 30, entre ellos varios niños y mujeres.

La conspiración de Estados Unidos para crear el caos en Irán

Desde la muerte de la joven iraní, Mahsa Amini, los países occidentales liderados por Estados Unidos han hecho todo lo posible para derrocar el sistema del pueblo iraní con el pretexto de apoyar a ella.

El Centro de Información de la Policía de Teherán, la capital de Irán, el 15 de septiembre de 2022, luego de la publicación de noticias sobre una joven que se enfermó después de ser trasladada a un cuartel de policía, anunció que Mahsa Amini, quien fue enviada a uno de los departamentos de policía de Teherán, capital de Irán, para explicación y entrenamiento, tenía un problema cardíaco, por lo que fue trasladado de inmediato al hospital con la cooperación de la policía y los servicios de emergencia, pero lamentablemente falleció.

Desde que ocurrió la trágica muerte de Mehsa Amini, las instituciones responsables de Irán se han preocupado por abordar las dimensiones del incidente y tratar de aclarar la esencia del asunto para la opinión pública.

La conversación telefónica del presidente de la República Islámica de Irán con la familia del difunto Amini y expresándoles su profundo pésame, así como la orden directa del titular del Poder Judicial iraní para investigar todos los aspectos de este caso, se convenció la opinión pública de la gente iraní y el sistema de la República Islámica jugó un papel como el abogado y defensor de Mahsa Amini.

En esta situación en la que todos los funcionarios de la República Islámica de Irán exigieron una investigación completa sobre la muerte de Mehsa Amini y un gran número de iraníes también se vieron afectados por la muerte de Mehsa Amini, pero las autoridades estadounidenses no solo hicieron declaraciones injerencistas, sino que también impusieron sanciones contra las autoridades e instituciones iraníes, y en uno de sus últimos esfuerzos, junto con Albania, patrocinaron una reunión informal del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con el fin de hacer más presiones en el pueblo de Irán. Un encuentro que, a pesar de todo el ruido que hicieron para ello, no trajo ningún logro a sus organizadores.

Joe Biden también dijo en su última posición el 3 de noviembre: “Liberaremos a Irán. No se preocupen, liberaremos a Irán”. "Se liberarán pronto".

Estados Unidos, que ha acusado repetidamente a países rivales y opositores a la dominación occidental, incluidos Rusia e Irán, de interferir en sus asuntos internos, incluso en las elecciones de este país, ahora abiertamente y sin velar el tema de la injerencia en las palabras, el mismo presidente norteamericano plantea con el supuesto objetivo de liberar un país independiente.

Otro tema que se puede plantear en este contexto es ¿qué hizo Estados Unidos, que tenía plena influencia en Irán antes de la victoria de la Revolución Islámica en 1979, por la libertad del pueblo iraní?

Entre las acciones que tomó Washington en aquel momento era la participación en el golpe de agosto de 1953 en Irán y la creación de las condiciones necesarias para el gobierno autocrático de Mohammad Reza Pahlavi hasta 1979.

Por otro lado, las compañías petroleras estadounidenses también jugaron un papel efectivo en el saqueo del petróleo de Irán en los años previos a la victoria de la Revolución Islámica, y al mismo tiempo, Estados Unidos, usando una herramienta del régimen del Sha, jugó el papel de la gendarmería del Golfo Pérsico, por supuesto, a expensas de la nación iraní.

Después de la victoria de la Revolución Islámica, Estados Unidos siempre ha puesto el enfoque de enemistad con la República Islámica de Irán al frente de su política, y ha seguido la política de embargo a Irán en las últimas cuatro décadas.

Seyed Ibrahim Raeesi, presidente de la República Islámica de Irán el 4 de noviembre de 2022, en la ceremonia del Día Nacional de Lucha contra la Arrogancia, reaccionó a las declaraciones de Biden y dijo: Irán fue liberado hace 43 años y está decidido a no ser cautivo por ti. Nunca seremos vacas lecheras. La nación iraní ha declarado sus posiciones muchas veces.

El 4 de noviembre se nombra como el día nacional de "Lucha Contra La Arrogancia Global" en el calendario nacional de Irán. Tal día como hoy (4 de noviembre de 1979) hace cuarenta y tres años, estudiantes iraníes ocuparon la embajada estadounidense en Teherán en protesta por las numerosas conspiraciones estadounidenses contra la revolución islámica de Irán.

Cada año, el pueblo del Irán celebra este día en una marcha nacional y apasionada, mostrando su unidad nacional e islámica y gritando contra la arrogancia el mensaje de la Revolución Islámica, "Independencia, Libertad, República Islámica".

Este año, millones de iraníes celebraron el aniversario de la toma de la embajada estadounidense en Teherán con una gloriosa marcha por todo el país.

En este mitin, el pueblo de Irán condenó las declaraciones intervencionistas de Biden, que se hicieron al mismo tiempo que la imposición de sanciones, y la gente manifestó su apoyo a la República Islámica de Irán.

Las Declaraciones Anti-iraníes de Biden

También puede leer: Elecciones parlamentarias del régimen sionista / Regreso al poder de Bibi

El Carácter Ficticio de las Declaraciones de los Funcionarios de la Casa Blanca

Las declaraciones de Biden indican la verdadera naturaleza de la actitud de los funcionarios de la Casa Blanca hacia Irán y sus esfuerzos continuos y enfocados para debilitar, y finalmente derrocar a la República Islámica de Irán.

Debido a la ineficacia de las sanciones y palancas de presión estadounidenses, Joe Biden pretende adoptar la estrategia de presión de Donald Trump para avanzar en sus ambiciones contra Irán, por supuesto, en un gesto proteccionista.

Aunque la resistencia y la posición del pueblo iraní en las últimas cuatro décadas contra las conspiraciones de los Estados Unidos de América es una muestra de la ineficacia de los enfoques destructivos de Washington contra la República Islámica de Irán.

Código para noticias 2817

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 0 =