¡Negocio de un ser Material con un Dios más allá de la materia!

Islam al día - La biografía de la dama Zainab está llena de historias que son muy valiosas para todo ser humano en la vida espiritual y material. Esta dama perfecta dedicó su vida, riqueza y estatus social a la causa del Islam, para que al igual que su padre pudiera transmitir la preciosa herencia del Islam a las generaciones futuras. Con motivo del aniversario de su natalicio, repasaremos breves relatos de la vida de esta noble señora.

Un día, el Imam Ali trajo a un invitado a casa con él y le preguntó a la dama Fátima: ¿Qué tenemos en casa para los invitados? Ella dijo: Solo hay una hogaza de pan en la casa, que dejé para mi hija.

Zainab tenía cuatro años en ese momento, ella estaba en la cama, pero aún despierta, escuchó las palabras de su madre y dijo: "¡Madre querida! Lleva el pan para el invitado." La generosidad de esta dama se conoce desde su infancia hasta el día de Ashura con el sacrificio de sus hijos en el camino de Dios.

Cuando la dama Zainab sintió que tenía la gran responsabilidad de participar en la defensa del camino de Dios, aunque de esta manera tenía que renunciar a su propiedad, a su marido, a su vida y a sus hijos, si fuera necesario, tampoco dudaría en dar su vida, así con todo coraje y sacrificio, se unió a su hermano, el Imam Husáin (La paz sea con él), en Karbala. Se dice que cuando la dama Zainab se casó con Abdullah Ibn Ya’far, ella puso como condición, que cada vez que su hermano quisiera salir de viaje, ella lo acompañaría, debido al gran amor que le unía a su hermano Husáin (P) y Abdullah aceptó este término.

La dama abnegada de Karbala fue quien llevó a sus hijos al altar de Nínive para el sacrificio, ayudó amable y cariñosamente en todos los aspectos al líder supremo de este levantamiento y movimiento sagrado, el Imam Husáin (P), sobre todo en la tarde de Ashura. Cuando el Imam (P) fue martirizado, una nueva carga recayó sobre los hombros de esta noble devota, quien se paró como una montaña de acero frente a los enemigos desviados.

En algunos libros históricos, escribieron: En el día de Ashura, cuando los hijos de la dama Zainab (P) fueron martirizados, ella no salió de la tienda y no los acompañó en su lecho. Cuando le preguntaron el motivo, respondió: "No salí de la tienda para que mi hermano no se avergonzara".

¡Negocio de un ser Material con un Dios más allá de la materia!

También puede leer: Sé como un Jugador de Fútbol, No Como un Jugador de Fútbol de Mesa

Su participación y su rol fue tan importante, que todavía, sus acciones tienen un efecto tan especial después de siglos.

Zainab creció en una escuela donde el sacrificio personal se negociaba con Dios, y así quien pidiera comida, agua o pan a Ahlul-Bait quedara complacido. De hecho, ella negoció la satisfacción de Dios por este mundo. ¡Y qué buen trato cuando intercambias tus pequeñas posesiones materiales con Dios, que es infinito y está más allá de la materia!

Código para noticias 2849

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 3 =