¿Cómo afectará la guerra petrolera saudita a otros países? (Parte I)

SP - Lo Reciente 4: En un momento en que todos los países del mundo se ven afectados por la propagación del coronavirus y los mercados internacionales están en pánico por esta nueva crisis, una conmoción petrolera por parte del líder de la OPEP fue suficiente para interrumpir el equilibrio económico de todos los países durante al menos el resto del año.

El rápido contagio del COVID-19 en todo el mundo, coincidió con el tiempo en que los diferentes índices de la Banca caían en los mercados más importantes del mundo, el precio de las materias primas baja y finalmente el precio del petróleo en caída libre está experimentando el mayor desplome desde la Guerra del Golfo Pérsico de 1991.

Hace tres años que los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con los países no miembros, se reunieron en la mesa de negociaciones bajo el nombre de “OPEP Pluspara evitar la caída del precio del petróleo crudo en el mercado y hacerlo llegar a un nivel equilibrado. Pero las últimas conversaciones de la OPEP Plus del 5 y 6 de marzo en Viena no fueron como los países exportadores de petróleo pretendían.

Arabia Saudita que ha sido líder de la OPEP durante años, conjunto con algunos otros países miembros de esta organización en un principio propuso que los actores presentes en la OPEP Plus aprobaran el recorte de producción de otros 600 mil barriles además del recorte de los 1,7 millones de barriles existentes que continua hasta fines del mes de marzo.

El mes de febrero, el Comité Técnico de la OPEP anunció la posibilidad de reducir la producción diaria de 600 barriles por día, pero con el brote de la enfermedad del COVID-19 en todo el mundo los dirigentes de la OPEP anunciaron que una reducción así sería insuficiente y esta medida debería llegar a 1 millón de barriles por día; bajo el significado de que la OPEP Plus agregará otro millón de barriles a los 1,7 millones de barriles actuales. Incluso en la reunión del Comité de Supervisión de la OPEP Plus, se trató el asunto del recorte de 1.5 millones diarios de barriles de petróleo por el brote del virus y la previsión para la recesión económica mundial.

La causa principal de esta recomendación fue que con la propagación del virus Corona los consumidores o los principales compradores de petróleo, incluida China, enfrentaban una marcada disminución en el consumo; por lo tanto, para controlar el mercado se tomaba una decisión importante y así los precios pudieran equilibrarse en el mercado.

Pero de cualquier manera durante estos tres años de negociación, Riad sabía perfectamente que algunos de los miembros de OPEP Plus, en especial Rusia no aceptará esta decisión, es decir incrementar la reducción en comparación a lo acordado el año anterior. Lo que aparentemente se evidenció, es que, con la desintegración de la OPEP Plus, Arabia Saudita para vengarse de Rusia, decidió incrementar su producción de petróleo.

En esta forma “Amin H. Nasser” director de Saudi Aramco, compañía de petróleo saudita, el jueves 12 de marzo dijo que había recibido la orden de aumentar al nivel máximo de producción diario; esto significa que Aramco debe aumentar su capacidad de producción en un tiempo limitado. En realidad, Arabia Saudita decidió bajar el precio de su petróleo y también aumentar un gran número de barriles a su producción para mantenerlos errando en el mercado.

Esto, junto con otras crisis mundiales como la propagación del coronavirus e inestabilidad política en algunos países, ha provocado que varios índices de precios del petróleo experimenten una caída de casi el 30% al grado de que los expertos hablan de la "guerra del petróleo" o la "guerra de precios".

Después de mencionar esta decisión todos los mercados del petróleo se vieron afectados en tal forma que el crudo Brent llegó a 31.5 dólares por barril, y el petróleo de West Texas Intermediate Oil también bajó hasta 31.20 dólares por cada barril.

Esta no es la primera vez que Arabia Saudita hace esto para lograr sus objetivos e implementar sus políticas. La experiencia ha demostrado que este país ha adoptado dos estrategias generales en el mercado petrolero en las últimas cuatro décadas:

1. Control de porcentaje del mercado

2. Control de precios

En cada momento, Arabia Saudita sin tomar en cuenta a otros miembros de la OPEP, ha seguido sus políticas para lograr uno de los dos objetivos arriba mencionados. En la actualidad, dado los bloqueos generalizados de los Estados Unidos contra Irán y Venezuela, Riad, busca apoderarse del mercado de los dos mayores productores de petróleo del mundo. Arabia Saudita incluso ha aceptado vender su petróleo a un precio más bajo para saciar la parte del petróleo o el vacío que han dejado en el mercado estos dos países mencionados.

Arabia Saudita ya antes había actuado así para implementar su estrategia. En 2001 con el fin de afrontar a Caracas incrementó su producción para que el excedente de ésta se encuentre errando en el mercado y caiga el precio del petróleo

Ahora, sin embargo, esto se ha vuelto aún más tangible. La causa es que, tal y como se dijo, los diversos mercados se han visto afectados por el virus Corona y el choque del petróleo, por ejemplo, se ha considera un último tiro para ellos. Entonces al anunciar la nueva decisión de los productores de petróleo, las acciones y la moneda en la región latinoamericana se desplomaron y, además, el precio de las materias primas también disminuyó en los mercados mundiales.

Las principales organizaciones internacionales y bancos inversionistas han advertido también que el crecimiento económico global y regional estaba muy por debajo de lo esperado antes de la propagación del COVID-19 el 11 de enero.

Algunos analistas ya están hablando de una posible recesión.

¿Qué países se ven afectados por las fluctuaciones de los precios del petróleo?

Hay dos categorías principales a considerar respecto a la fluctuación de los precios del mercado del petróleo y determinar qué países se ven afectados:

La primera categoría son los exportadores de petróleo y la segunda los importadores.

En forma lógica, los exportadores de petróleo se ven afectados a medida que los precios de este producto caen. Pero, hay que analizar en qué medida y por qué causa ocurre esta pérdida.

La segunda categoría son los importadores de petróleo. Este grupo por dos razones no tendrán problema. Primero, este desplome se debió al aumento de la oferta en el mercado; entonces, si un importador tiene la capacidad de almacenar petróleo crudo, también se beneficiarán de este caos y podrán planificar para su futuro. La segunda razón también es evidente, ¡el comprador de este producto paga un precio menor!

Por lo tanto, para evaluar el estado de los países, primero debe estudiarse a cuál de las categorías anteriores pertenece y después analizar su situación.

Código para noticias 390

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 1 =