publicado el: 24 abril 2020 - 00:26

SP - El Día Internacional del Libro es una oportunidad especial para acercarse más al “mejor amigo”.

El 23 de abril, denominado «Día Internacional del Libro», es una oportunidad para que, en este mundo lleno de actividades en el que vivimos, no mostremos negligencia hacia el libro y la lectura.

Varios años atrás la escritora uruguaya Dinorah López, quien mantiene actividades en el campo de la literatura infantil-juvenil, me invitó a un programa de la radio Centenario llamado «Había una vez». En ese programa uno de los asuntos tratados fue: ¿quién es el mejor amigo? En América Latina hay una frase famosa que dice que “el mejor amigo es el perro”. En ese programa se llevó a cabo una detallada conversación y al final todos señalaron que el mejor amigo es el “libro”.

El «Día Internacional del Libro» también es famoso como el “Día del Libro”, pero no importa cómo lo llamemos, porque al fin y al cabo debemos decir que el “Día Internacional del Libro es el mejor amigo”.

Los grandes hombres pueden vivir dos minutos sin aire, dos semanas sin agua y una semana sin dinero, pero sin libro no pueden vivir ni siquiera un momento. A pesar de que el Día Internacional del Libro en forma directa puede tener un beneficio para los autores, vendedores de libros y otros, aquellos que han sido quedados en el olvido en el Día Internacional del Libro son los lectores y los consumidores de estos; ya que a quienes debe prestárseles mayor atención este día es a los lectores y los consumidores de estos. Un ejemplo práctico es el caso de Cataluña, donde en ese día los libreros regalaban una flor a sus clientes y este asunto fue lo que motivó a llamar esta fecha como el «Día Internacional del Libro».    

El Día Internacional del Libro debería ser una oportunidad para prestar más atención a la amistad con los libros. Si la amistad hacia los libros se convierte en algo común, el leer libros no será una tarea, sino será considerado un acto agradable y una necesidad que no puede posponerse y un medio para embellecer la personalidad propia; entonces no sólo los jóvenes, sino que todas las generaciones y estratos lo buscarán por deseo y entusiasmo.  

Todo lo que el ser humano realizó y deseó, ha sido escrito e incluido en los libros. En realidad, los libros son las fortunas elegidas del ser humano. De ninguna manera podemos hacer que una hora de vida vuelva; pero con poca inversión uno puede apoderarse de las experiencias de toda la vida de los hombres más destacados e influyentes del mundo.

De cualquier manera, días tales como el Día Internacional del Libro son una excusa para familiarizarse más con el libro y tomar medidas para aprovecharlo al máximo.

En el primer paso, la compra de libros debe ser incluida en el presupuesto principal de la familia. La gente debe comprar y prestar más atención a los libros, que a la compra de artículos decorativos. Debemos entender que el infierno podrá convertirse en el paraíso a través de leer un buen libro.

El Día Internacional del Libro, es una buena oportunidad para realizar lo siguiente y prestar atención a los libros y a la lectura de estos:

– nunca salgamos de casa sin llevar un libro;

– formemos un club de lectura con nuestros amigos;

cuando podamos y en el lugar que estemos procuremos leer varias páginas de un libro;

– después de leer un buen libro, démoslo a los amigos e hijos para que ellos también lo lean;

– hagamos algo que nuestros hijos se acostumbren a leer libros, esto los acompañará toda la vida;

no descuidemos la lectura con el pretexto del trabajo o las labores cotidianas;

– asignemos parte de los días feriados a la lectura;

– consideremos el importe de un libro como parte del presupuesto mensual;

en reuniones y citas familiares, dediquemos algo de tiempo a la lectura grupal.

Mag. Farhad Fallah

Código para noticias 480

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 10 =