Detrás de la Pantalla: «Fast & Furious presenta: Hobbs & Shaw»

Segundopaso - Tal y como la mayoría de los espectadores esperan que sea una película exitosa, llena de conflictos, persecución y fuga, Hobbes y Shaw son llamados para ayudar a frustrar una gran amenaza internacional por un virus mortal de bioingeniería que ha caído en manos equivocadas.

ARTE Y GUERRA BIOLÓGICA

Fast & Furious presenta: Hobbs & Shaw Una producción cinematográfica de Hollywood (2019) de acción y aventura dirigida por David Leitch y escrita por Chris Morgan.

Hobbs & Shaw es un spin-off de la serie de películas «Fast and Furious» o «Rápidos y Furiosos», y fue creada en base a los caracteres de ese mismo nombre.

La película inicia con una escena del agente MI6, Hattie (Vanessa Kirby), en una operación para tener acceso a un virus que cuenta con un potencial para terminar con la humanidad. En esa operación el súper soldado, Brixton (Idris Elba) es enviado por Eteon, organización terrorista productora de este virus, para recuperarlo.

Hattie en sus esfuerzos por salvar al mundo se inyecta a sí misma el virus y sólo cuenta con algunas horas para llegar a un lugar seguro y extraer el virus, de lo contrario, el fin del mundo ocurrirá antes de lo esperado.

Después de estos incidentes, la CIA envía a un equipo, Hobbs (Dwayne Johnson) y Shaw (Jason Statham), para encontrar a Hattie y el virus. Pero se presentan muchos problemas, Eteon tiene a las agencias de noticias a su servicio y van publicando noticias falsas en las cuales acusan a Hattie, Hobbes y Shaw de ser traidores de la humanidad y que a toda costa deben ser detenidos.

Análisis y estudio

Aparte de las críticas habituales de la película «Fast & Furious: Hobbs & Shaw» y los llamativos efectos especiales en ésta, elogiados por muchos críticos, en este texto se discutirán otras dimensiones y secuencias menos consideradas.

Tal y como la mayoría de los espectadores esperan que sea una película exitosa, llena de conflictos, persecución y fuga, Hobbes y Shaw son llamados para ayudar a frustrar una gran amenaza internacional por un virus mortal de bioingeniería que ha caído en manos equivocadas. Este virus aparentemente infecta los órganos de las personas y todo el esfuerzo de Brixton es poder apoderarse del virus mortal y entregarlo a los funcionarios de la Organización Eteon.

El objetivo de este programa y tener acceso al virus es crear pánico y terror en el mundo y a los gobiernos, para que la Organización Eteon pueda regir en el mundo y aprovechar al máximo este caos. En la película, en una forma muy evidente menciona que, si tienen los mejores soldados e incluso súper soldados aquello que puede fortalecerlos no es otra cosa más que debilitar a los demás, y el jefe de la Organización Eteon aunque tiene la tecnología para formar superhombres en realidad, su estrategia y técnica es debilitar a los gobiernos del mundo y hacerlos dependientes de él.

Al analizarlo en esta forma, lo primero que viene a la mente es que la propagación del virus entre la gente, es con el fin de beneficiarse económica y socialmente, para desafiar a los países y, con este programa y virus creado, lograr sus metas más importantes tales como: hacer dependientes a los gobiernos, crear desórdenes en el programa organizacional de los países, tal y como en las políticas económicas y sociales.

Así también en esta película el público se encuentra con un salvador estadounidense y británico. En «Hobbs & Shaw» el espectador se encara a tres personalidades salvadores de dos países: los Estados Unidos y Gran Bretaña. La película se esfuerza por transmitir esto al espectador, que incluso Hattie, la mejor agente británica MI6 pone en peligro su vida para salvar a la humanidad y tratan de dar sobre ella una imagen justificable y aceptable e incluso presentándola como una partidaria de los pueblos del mundo que están en manos de los países colonialistas y tiranos, como lo son la Gran Bretaña y los Estados Unidos, y hasta cierto punto lo han logrado.

En los medios de comunicación culturales de Hollywood, las guerras y expediciones militares cedieron su lugar a la guerra bilógica y viral entre las grandes superpotencias del mundo, y tratan de decir que si en el pasado los gobiernos buscaban fuerzas militares dinámicas y poderosas, a este tiempo deberá considerársele como la era de las guerras bilógicas, puesto que con la mínima inversión y sin dejar huella alguna, dan grandes golpes a los sistemas de los gobiernos del mundo al enfrentarse con un caos y puedan obtener el mayor beneficio político y económico del mundo y hacer que las naciones dependan solamente de ellos.

Mateo Fuladvand

Código para noticias 536

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 1 =