publicado el: 6 junio 2020 - 20:44
El existente legado británico

SP - El imperio depredador es aquél que sólo se dedica a expandir su dominio sin tener en cuenta ninguna otra empresa más que ésta, expandir su dominio puede implicar extender su territorio desplazando a otros o bien crear una ruta comercial extractiva y además generando una superposición estructural frente a los dominados impidiendo el desarrollo político de éstos.

Carlos Bueno en su caracterización sobre los imperios supo distinguir a los imperios depredadores de los imperios generadores (Obra "España frente a Europa"). El imperio depredador no comparte ni su tecnología ni su idioma, tampoco su biología.

En los últimos siglos, los imperios de depredación surgieron de la sajonidad, aunque también podríamos incluir al imperio francés en ésta categorización, el expansionismo geopolítico, concretamente, de Inglaterra precisó de un sustento teórico para su desarrollo, en primer lugar podemos indicar a un cristianismo protestante de matriz propia, donde se etiquetó a los pueblos nativos de América del norte como "hijos del diablo" y a ellos como "pueblo elegido" entonces se desplazaron allí en familias y comenzaron una campaña de exterminio contra los nativos, de los cuales no quedó prácticamente ninguno y lo mismo se repitió en los otros lares de su dominio, tal como Australia, donde en la guerra negra se exterminio a una población entera cuya última sobreviviente murió en 1876 y de hecho Australia fue considerada "independiente" cuando la corona británica decretó que la mayoría de sus habitantes eran de raza blanca, con esto demostramos que en la extensión de un imperio depredador (como en éste caso el de Inglaterra) no hay mestizaje, sino exterminio y en el último caso bastardía (donde el matrimonio es ilícito y no se reconoce a los hijos). Por otra parte también podemos observar el paupérrimo desarrollo lingüístico de las colonias británicas como por ejemplo, incluso en la actualidad, el nivel de dominio de la Guayana (ex colonia británica) es muy limitado y aún más podemos decir de como Inglaterra sigue teniendo en su esfera a sus distintas ex-colonias bajo su sistema jurídico y político conocido como "commowealth" (mancomunidad de naciones), es decir se evidencia de que éste imperio depredador nunca propició de forma alguna el desarrollo político independiente de éstas naciones, por otro lado las naciones de América hispana no tienen ningún lazo de dependencia ni relativo a España, son independientes y esto nos brinda mucho que reflexionar.

El racismo es otra ideología (que en su momento intentó ostentar bases científicas) que legitimó al imperio depredador inglés, así como anteriormente fue su versión autológica del cristianismo protestante (es decir, cuando se produce el cisma, Martín Lutero corta con la norma interpretativa de las santas escrituras y abre las puertas a la interpretación subjetiva de la Biblia en teoría con asistencia de la "gracia" ahí es cuando se abren las puertas a una manipulación ideológica de la religión). Si bien ése racismo mutó en la idea de "civilización occidental" (de la mano de Samuel Huntington en su obra "choque de civilizaciones" donde cabe destacar que la Hispanidad está fuera de ése "occidente" planteado) para poder así integrar en ésta idea segregacionista no sólamente a los WASP (anglosajones blancos y protestantes), el racismo que Inglaterra impuso en el mundo sigue existiendo hasta el día de hoy, sus hijos nos lo dejan bien claro: El régimen del Apartheid en Sudáfrica (país que sigue siendo parte del "Commonwealth") existió hasta el año 1994, es decir ni siquiera hace medio siglo antes la población afro-descendiente estaba segregada en su propio país y condenada a la marginación por el color de su piel, la cantidad de violencia que se vive en ese país hasta el día de hoy es producto de esa marginación. También debemos citar que los territorios adjudicados actualmente al estado de Israel estaban en manos de Inglaterra hasta 1948 y ése mismo estado moderno de Israel práctica hasta el día de hoy la misma depredación exterminista que Inglaterra practicó en Australia o América del Norte y ya van más de 70 años de lo mismo. El caso de EEUU es otro buen hijo de la depredación inglesa, durante el siglo pasado en sus contiendas bélicas EEUU asesinó a millones de almas inocentes alrededor del mundo y ha utilizado armamento atómico, nación que se fundó bajo claras políticas racistas que se mantuvieron hasta hace no mucho en el siglo pasado. Siendo EEUU uno de los países más desarrollados económicamente del mundo, la población afrodescendiente está sumida en un estado de marginación y son quienes menos desarrollo humano tienen. ¿Las razones? Sin dudas políticas explícitamente racistas que se sostuvieron durante largo tiempo.

El asesinato en mayo de 2020 de George Floyd, un joven afroamericano en manos de un policía haciendo abuso de su autoridad despertó la furia e indignación de miles, debido a que los abusos policiales en EEUU y en especial contra los afrodescendientes es el pan de cada día en el "país de la libertad" el crímen cometido contra ésta persona es el icono la política de un imperio depredador que hemos detallado en las líneas anteriores. Mucho se dice en estos días del usufructuo político de ésta muerte en contra del actual presidente de los EEUU, Donald Trump y es altamente posible de que esto efectivamente sea así, de nuestra parte condenamos todos los actos de violencia infiltrados en las manifestaciones y la palanca política, el reclamo debe estar centrado en mejorar las condiciones de vida y leyes justas, donde exista la equidad y la igualdad de condiciones para el desarrollo de cada ser humano y cada comunidad. Ojalá la muerte icónica de éste hombre inocente no sea el puntapié para una palanca política espuria para que después la situación de los marginados sea igual que la de siempre.

Leandro Bracamonte

Código para noticias 680

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 7 =