publicado el: 28 julio 2020 - 23:30
La fuente de la ciencia

Islamaldia - El Imam Muhammad Baqir (P), el quinto Imam de los musulmanes del mundo, nació en Medina en mayo del 677 dC, equivalente al primero de Rayab o, según una narración, el tercer día del mes de Safar en el año 57 después de la Hégira.

Su honorable padre es el Imam Sayad (P), hijo del Imam Husain (P) y su querida madre es Fátima, también conocida como Umm Abdullah, ella es la hija del Imam Hasan Muytaba (P) y, por lo tanto, el Imam Muhammad Baqir (P) es el primer Imam que desciende de ambos hijos del Imam Ali (P) y la excelentísima Fátima Zahra (P), o sea el Imam Hasan (P) e Imam Husain (P).

Su Imamato comenzó con el martirio del Imam Zein al-Abidin (P), fue un período en que las presiones sobre sus compañeros continuaron fuertemente, especialmente durante el gobierno de Hisham, conocido por su opresión y la selección de gobernantes y gobernadores para fortalecer el poder de los omeyas.

La época del Imam Baqir (P) y el Imam Sadeq (P) fue un tiempo de confusión y falta de verdadero conocimiento. Debido a los constantes disturbios no existía progreso científico, cultural o aprendizaje de enseñanzas verdaderas. Si los gobernantes omeyas y abasíes prestaban un poco de atención a las cuestiones científicas, culturales y religiosas, solo era para mantener el poder y tener más influencia y dominio sobre la gente. En el sistema de los gobernantes omeyas, por un lado, los centros científicos estaban afiliados a la corte, y por otro, los califas omeyas intentaron conducir el movimiento científico en forma de ciencias gubernamentales. Entre los objetivos del gobierno omeya y abasida, sobresalían la propagación de la discriminación, injusticia, ignorancia y la corrupción moral en la comunidad islámica.

Por otro lado, el islam se expandió por todo el reino sasánida y partes del Imperio Romano del Este, cada uno de los cuales tenía una cultura y civilización establecida; también se desarrolló con la ayuda de otros factores, como el movimiento de traducción y comercio. Las relaciones comerciales musulmanas se extendieron desde el oeste hasta Marruecos y España, y desde el este hasta la India y China. Debido a la expansión del área geográfica del islam y la conversión de diferentes grupos étnicos a la religión divina, además de la coexistencia pacífica de los musulmanes con personas de otras ideologías y diferentes religiones, se incrementó las dudas en la creencia religiosa entre los musulmanes, las mismas que requerían respuestas correctas.

Los gobernantes omeyas y abasíes habían creado una corrupción cultural en la sociedad islámica.  Ellos no permitían el crecimiento ideológico y cultural de la comunidad, por el contrario, ayudaban al crecimiento de corrientes desviadas opuestas a las enseñanzas de Ahlul Bait. En consecuencia, la corrupción política, decadencia cultural y la expansión de costumbres ignorantes desorganizó la situación de la sociedad islámica. Todo empezó con la difusión de ideas erróneas y extremistas, conflictos en la jurisprudencia islámica entre diferentes corrientes, sectas e israelitas se había hecho difícil distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, esta situación exigía que un Imam informado, heredero del conocimiento de la misión profética y la prueba de Dios en la Tierra, eleve su propósito y saque las gemas ocultas de la religión cubiertas por polvo de creencias desviadas y las presente.

El Imam Baqir (P) y el Imam Sadeq (P), con la experiencia de los Imames anteriores en la forma de gobernar, habían aprendido que, en ausencia de una fuerza suficiente y fiel, un levantamiento armado contra los gobernantes opresores era perjudicial. Por lo tanto, su estrategia política contra la opresión de los omeyas y abasíes fue crear un movimiento de carácter científico.

Durante la vida del Imam Baqir (P), a pesar de las dificultades y restricciones que tuvo, también hubo escuelas nuevas que volvieron las condiciones peligrosas, pues surgieron en nombre del islam, y cada una tenía su propia interpretación de este y quería hacerse cargo del liderazgo de los musulmanes. Uno de ellos era Zeydie, ellos creían que después del Imam Sayad (P) su hijo Zeyd era el Imam de los musulmanes y no consideraba al Imam Muhammad Baqir (P) como el Imam de los musulmanes; su razón era que los Imames deberían ser personas que se levanten en lucha y no solo realicen trabajo cultural; como ellos mismo decían: “Tomen la espada y peleen”.

El Imam Muhammad Baqir (P) se opuso a esta tendencia para hacerles comprender que, en cualquier período y tiempo, de acuerdo con la situación para los musulmanes, deberían luchar sin poner en peligro la vida de muchos de ellos por ningún motivo. Pero, además de Zeydie junto con ellos, había otras escuelas como Yabriah, Tafwizie, Muyasame y similares, cada una de las cuales tenía su propia forma de pensar. Por ejemplo, Muyasame decían que Dios puede encarnar y el ser humano puede ver a Dios; es decir, creían en un Dios material, o Yabriah quienes creían que el ser humano no es libre en sus acciones, pues, todo es voluntad y resolución de Dios. Tafwizie creían que la voluntad de Dios no tiene ningún papel en la vida del ser humano y este fue creado y dejado a su suerte.

Por lo tanto, el Imam Baqir (P) se enfrentó a estos pensamientos con un movimiento cultural muy amplio. Surgieron extremistas que consideraban a los Imames (P) como una deidad o una pseudo-deidad, el Imam (P) con fuertes razones y documentaciones luchó contra estas creencias falsas y supersticiosas, el resultado de su esfuerzo se evidenció en varios temas; se centró en educar a estudiantes, establecer seminarios religiosos, escuelas, mostrar el verdadero rostro de la tradición profética, revivir la cultura de la escritura y la prosperidad de los temas intelectuales, etc.

Estos eventos hicieron que el Imam (P) usara los aspectos más prominentes de su personalidad, es decir, su estatus científico y religioso, para luchar contra estas nuevas escuelas y así poder mantener vivo al verdadero islam. Por esta razón, su título era Baqir o Baqir al Ulum. La reputación del grado científico del Imam (P) fue tal que todos los historiadores, tanto musulmanes como no musulmanes, al describir sus características, sin excepción, se han referido al alto nivel científico de este Imam (P).

Las actividades del Imam pueden examinarse en varios aspectos:

1. Educación

Una de las actividades más importantes del Imam Baqir (P) para luchar contra diferentes grupos y escuelas, fue capacitar a los estudiantes que fueron enviados a diferentes regiones para la discusión y debate. Al capacitar a estudiantes y académicos en varios campos científicos en nombre del islam fueron medidas efectivas para presentar al islam a otras ideologías y culturas. Muslim Neyshaburi escribe en Sahih Muslim: “Yabir Ibn Yazid Yafi ha narrado que Hazrat Baqir (P) le enseñó 70,000 hadices, siendo todos legados del Santo Profeta del Islam (P)”. Esta declaración se refiere claramente a dos cuestiones importantes: La primera es la difusión de los hadices del Profeta (P) y la otra es la capacitación y educación de estudiantes eruditos y expertos.

2. Establecimiento de centros científicos y religiosos

Otra acción tomada por el Imam Muhammad Baqir (P) para mostrar la verdadera cara del islam frente a las nuevas corrientes, fue el establecimiento de varios seminarios religiosos y escuelas que se llevaron a cabo bajo la supervisión directa de él o de sus alumnos. Estableció una escuela en Medina, que durante mucho tiempo fue un lugar muy concurrido; de igual forma en Kufa, Qom, Rey y Jorasán, que fueron administradas bajo la supervisión de los estudiantes de primer grado de este gran Imam (P). Especialmente la escuela de Rey, que se convirtió en el refugio de los seguidores del Imam durante muchos años, y Hazrat Abdulazim Hasani (uno de los narradores de hadices que su linaje llega hasta el Imam Hasan (P)) fue uno de los que continuaron en este camino, y la Escuela de Jorasán, que fue fundada por Yaber Yafi (uno de los juristas, narradores e interpretadores más famosos y uno de los compañeros prominentes del Imam Baqir (P) e Imam Sadeq (P)).

Los Imames Inmaculados (P) tenían una opinión especial sobre estas instituciones culturales que reunía a personas de diferentes partes del mundo islámico donde podían estudiar ciencias en un ambiente tranquilo y seguro.

3. Revivir la cultura de la escritura y florecimiento de los temas intelectuales

Uno de los eventos importantes que tuvo lugar durante el gobierno del Imam Muhammad Baqir (P) y el reinado de Umayyad ibn Abdul Aziz, fue la escritura de hadices a los que el califa omeya no se opuso.

La prohibición de maldecir al Imam Ali (P) durante los discursos y la devolución del Fadak (lote de terreno que el Profeta del Islam regaló a su hija Fátima) al Imam (P), hizo que lo consideren un noble entre los Omeyas. Hasta entonces, estaba prohibido escribir hadices, si encontraban alguno, los quemaban y los vertían en arroyos para que no cayeran en manos de la gente. El Imam Muhammad Baqir (P), en esta oportunidad, anunció que todos quienes habían escuchado un hadiz o lo tenían en mente, lo escribiesen (sobre todo sus discípulos). El resultado de sus esfuerzos son los libros de hadices de primera mano como Wasael o Kafi, que en su mayoría nos han llegado a través de él y su hijo Imam Sadeq (P).

Otras de las actividades del Imam Muhammad Baqir (P) fue la magnificencia de los debates intelectuales que él y sus discípulos -usando la razón- combatían contra las nuevas escuelas religiosas. El gobierno, que era muy consciente de la trascendencia de estas acciones se sintió amenazado, y finalmente asesinó al Imam, el 1 de febrero del 733 dC o el 7 de Dul-Hiyya del año 114 después de la Hégira. Se dice que su martirio, que fue planificado siniestramente durante el califato de Hisham ibn Abdul Malik, e Ibrahim ibn Walid ibn Abd al-Malik ibn Marwan fue quién envenenó al Imam Baqir (P).

Y se registró su nombre entre aquellos de quienes Dios dijo:

"Quisieran apagar de un soplo la Luz de Dios, pero Alá hará que resplandezca, a despecho de los infieles". (Sura Saaf - versículo 8)

ZB/ JT

Código para noticias 819

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 9 =