El héroe de Ashura, el abanderado de los derechos humanos en la lucha contra la esclavitud moderna

Islamadia - Los poderes arrogantes buscan varias formas para subyugar a los pueblos, y una de estas es lo que ahora se conoce como la esclavitud moderna. Captura la mente de la gente y dirige la opinión pública en dirección a lo que quiere ellos quieren, de tal manera que, usa palabras hermosas, sagradas y ampliamente aceptadas, pero en el fondo distorsionan su significado.

En el caso de los omeyas, o sea, la misma familia de Abu Sufyan, el obstinado enemigo del islam quien finalmente abrazó esta religión por miedo, más tarde recurrieron al mismo engaño cuando monopolizaron el poder. Proclamaban los hermosos pronunciamientos del Islam, pero al ser interpretadas por su equipo de difusión, los presentaban con un sentido, que apoyaba a su autoritarismo; por ejemplo, llamaron a su gobierno tiránico e impositivo, “El Califato del Mensajero de Dios”, como resultado, declaraban la obediencia a ellos, como la obediencia al propio Profeta, y consideraban la oposición a este principio, como el abandono de la religión; de esta manera escribieron una historia de opresión usando la religión. Distorsionaron la creencia en el destino, que debía motivar, dar esperanza y movilizar a la sociedad, e introdujeron su sistema de dominación como decreto divino. Por lo tanto, inculcaron que estaban obligados a gobernar de esta forma e introdujeron sus innovaciones en la religión, como parte de la práctica de la jurisprudencia islámica, siendo este elemento un medio del dinamismo de la religión.

Con estos artificios, moldearon la mente de la gente para que inconscientemente se conviertan en esclavos de los omeyas. Es decir, por más que el islam trató de reducir las formas de esclavitud y dar libertad humana a la sociedad de varias maneras, pero ellos tomaron al pueblo al servicio de su dictadura y trataron de ofrecer el libertinaje como una alternativa a la libertad real, o sea, la libertad a través del alcohol, danza, canto y promiscuidad. La libertad de algo que embriaga a la sociedad y los vuelve inconscientes de la opresión de los poderes arrogantes.

El héroe de Ashura, Husain bin Ali (P), no toleró este tipo de arrogancia y esclavitud. Al principio, reprendió a los eruditos que se quedaron en silencio frente a este sistema falso e hipócrita y dijo: "Ustedes por la comodidad del mundo y por lograr sus asuntos materiales (y bajos instintos) halagan y justifican al sistema opresor". Después luchó fervientemente para romper las barreras con los que el gobierno había cerrado la mente de las personas, para despertar a la gente que estaba sucumbiendo ante sus instintos animales y también para salvar a los oprimidos que sufrían la dictadura de Yazid y sus seguidores.

El Imam Husain (P), de acuerdo a la voluntad del Mensajero de Dios, se consideraba a sí mismo el Imam de esta nación. Veía pisoteados los derechos humanos del pueblo y a muchas élites ahogadas en su mundo material; por esto, se levantó en lucha para revivir la creencia innata en la sociedad. Él o triunfaba y se hacía cargo del gobierno poniendo fin a la opresión, prometiendo a la gente, humanidad y libertad verdadera; o daba su vida en este camino, con su sangre y sacrificio rompía las barreas mentales de la gente y demostraba que los seguidores de Yazid no son musulmanes sino también son nuevos opresores.

Eso fue lo que sucedió, demostró al mundo con su martirio, que quien es opresor, aunque repita cien veces el nombre de Dios, hable sobre la libertad y los derechos, igualmente es un opresor. Allí se comprobó, cuando negaron el agua a todos los compañeros de Husain (P); hombres, mujeres e incluso niños se vieron privados de agua, igualmente cuando pidió agua para su hijo de seis meses, mancharon de sangre su fina garganta, mientras que, si hubiese habido un poco de humanidad en ese gobierno ateo, no hubieran hecho algo semejante. Sí, así es como Husain (P) demostró su Imamato para revivir los derechos de las personas, para luchar contra la opresión, despertar al pueblo y para luchar contra la vieja y nueva esclavitud, no solo sacrificó su vida, sino que incluso llevó a sus seres más queridos al campo de batalla.

En general, el Imam Infalible considera que es su deber despertar a las personas y llevarlas a los verdaderos derechos de su cuerpo y alma, no solo del cuerpo y no solo del alma, sino de ambos porque es el verdadero califa y sucesor de Dios en la tierra pues tiene el deber de dar a conocer a la gente sus derechos, su religión innata para luego llevar a la sociedad hacia la felicidad después del levantamiento del pueblo. Sí, tal figura es el modelo de los gobernantes religiosos chiíes que están libres de las cadenas de la dictadura. Están constantemente tratando de acercarse a él y ser una manifestación de su luz en la época actual, y no escatiman en nada para hacer realidad los derechos humanos de su nación.

De hecho, ¿Cuál de los gobernantes de hoy en día que defienden los derechos humanos está dispuesto a actuar realmente por los derechos de su nación tal como lo hizo Husain (P)? ¿Alguien tiene derecho a comentar contra el Holocausto? ¿No es el sionismo asesino de niños en Gaza apoyado por estos gobernantes? Acaso aquellos cuyo clamor por los derechos humanos ha ensordecido los oídos del mundo ¿Condenaron al asesino que se arrodilló sobre el cuello de un negro? No hay duda de que tales gobernantes, si ven en peligro su posición e intereses personales, sacrificarán fácilmente los intereses de su nación por los suyos. Sí, hablan sobre la libertad, pero al distorsionar esta palabra sagrada, la han limitado a los placeres físicos, la mercantilización de la mujer para el hombre es un “símbolo” de libertad ante ellos; si bien está muy claro que dar ese significado a la libertad, no da más fruto que el cautiverio de la mujer y sus penurias. Sí, gritan respeto por las creencias de los demás, pero siempre y cuando no perjudique su dominio sobre la sociedad. Es decir, siempre y cuando su nueva esclavitud no se vea ensombrecida.

Sheij Yawad Ali/ JT

Código para noticias 930

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 13 =