publicado el: 18 julio 2022 - 01:11

Lo Reciente

Yemen Sumida En La Mayor Crisis Humanitaria Sin Fin del Mundo

Sufriendo El Saqueo del Petróleo de Yemen por Parte de sus Agresores
Yemen Sumida En La Mayor Crisis Humanitaria Sin Fin del Mundo

Segundopaso - En estos días, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, están ocupados saqueando el crudo de Yemen, abusando del alto el fuego establecido por las Naciones Unidas en el país. Mientras que, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), 19 millones de yemeníes no tienen qué comer.

Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, con la ayuda de sus aliados, iniciaron una guerra cruel contra el pueblo yemení, hace 8 años, con el fin de instalar un gobierno sumiso a sus intereses en este país dentro de las dos semanas posteriores a la derrota del movimiento yemení Ansarullah, pero, la coalición saudita es ahora un observador incrédulo; sus fracasos lo han llevado a un pantano en Yemen. El Ejército yemení, y los comités populares también han demostrado hasta ahora que, confiando en sus capacidades internas, si la coalición saudita y sus mercenarios no dan un paso hacia la paz, y evitan que se envíe ayuda humanitaria a Yemen, un resultado difícil esperará a los agresores. Esto provocó que la propuesta de Naciones Unidas llevara al establecimiento de un alto al fuego de dos meses en Yemen, desde el 2 de abril de este año. Tras finalizar esta tregua, fue extendida por otros dos meses, debido a las consultas de la ONU el 2 de junio.

Lo que llama la atención en el robo del petróleo yemení, perpetrado por la coalición saudí, es que los medios de comunicación comerciales informan poco, durante escasos días.

En uno de los últimos casos de estos robos, una fuente especial le dijo a la agencia de noticias yemení "Sabah" que el barco emiratí "Gulf Aetos", a fines del mes pasado (junio), luego de robar más de 400,000 barriles de crudo yemení, ingresó al puerto de Razum, ubicado en la provincia de Shabwah. Según la fuente yemení, el cargamento de crudo de este buque tiene un valor de más de 43 millones 640 mil dólares, equivalente a 49 mil millones de riales yemeníes. Al mismo tiempo, Luqman Baras, gobernador de Hadramaut en Yemen, anunció: ‘El buque gigante "Apolytares", perteneciente a la coalición agresora saudita, cargó en la noche del 11 de junio más de 2 millones de barriles de crudo en Bandar al-Shahr de Hadhramout, por un valor de 270 millones de dólares, lo que equivale a 162 mil millones de riales yemeníes, en base al precio del petróleo en el mercado mundial, valió la pena’. Según los sitios web de monitoreo marítimo, este barco dejará su carga en el puerto de Si Racha, Tailandia.

Manaf Kilani, analista político y exasesor del ministerio de Relaciones Exteriores de Francia, dijo sobre el continuo robo de petróleo yemení por parte de Riad: "El petróleo de Arabia Saudita se está acabando, pero tiene una fuente alternativa, y ese es el petróleo yemení". Al mismo tiempo, el centro conocido como "Al-Mahad Al-Alimani para Hariyya Al-Alam" publicó un informe sobre las dimensiones del saqueo de petróleo en Yemen e informó: ‘Al examinar los envíos de barcos que transportaban crudo desde los puertos de Yemen, se encontró que las exportaciones de crudo del país el año pasado (2021) ascendieron a 52.730.730 barriles, equivalentes a 116.000 barriles por día. Mientras tanto, según los expertos, incluso en el punto álgido del conflicto, entre el gobierno renunciado y el Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, las exportaciones de petróleo de este país no se detuvieron’. Por otro lado, "Mohammed Miftah", el asesor del Consejo Político Supremo de Yemen, anunció: “El saqueo del petróleo crudo de Yemen tiene lugar a la sombra de la continuación del saqueo organizado por los agresores y sus mercenarios, sobre los ingresos del petróleo crudo y la riqueza de Yemen, y a la continuación de los recortes salariales de los empleados gubernamentales durante más de seis años." Este funcionario yemení enfatizó: ‘Solo con el cargamento de petróleo robado por el barco gigante "Apolytares", que tenía un valor de unos 270 millones de dólares, podríamos proporcionar los salarios de todos los empleados del gobierno en todas las provincias de Yemen, durante dos meses’.

De hecho, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, están abusando de las condiciones actuales del alto el fuego, y están robando petróleo y gas yemeníes, a través de sus empresas y petroleros. La expoliación de los recursos de petróleo y gas de Yemen no termina con la coalición agresora saudita. Al-Qatabi Ali Hossein Al-Farji, gobernador de Al-Muhra, Yemen, anunció recientemente (29 de junio): "Grandes cargamentos de armas y entrenadores militares británicos y estadounidenses han ingresado al puerto de Nishtun". Nishtun es uno de los puertos en el sureste de Yemen, adyacente al reino de Omán. Hasta el momento, se han publicado muchas noticias sobre el establecimiento de bases en Yemen, por parte de los países agresores o sus aliados. El año pasado, fuentes yemeníes anunciaron que, el régimen sionista había iniciado la construcción de una nueva base militar en el archipiélago de Socotra, con el apoyo financiero de los Emiratos Árabes Unidos. La mayoría de las fuerzas de ocupación en Yemen están estacionadas en diferentes áreas de las provincias de Hadramaut, Shabwah y Al-Mahrah. Estas provincias, que además de su ubicación estratégica son una rica fuente de petróleo y gas, han desatado en el lugar la codicia de las potencias occidentales.

Estos hechos ocurren mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI), anunció recientemente, que el aumento global de los precios de las materias primas intensificará la crisis económica y humanitaria en Yemen. Según el informe de Naciones Unidas, unos 20 millones de yemeníes, equivalentes al 70% de la población total del país, padecen hambre y hambruna, y desde 2014, unas 400.000 personas han muerto en Yemen, como consecuencia de la guerra. Por su parte, Tanya Mir, directora de la oficina de Yemen en el Banco Mundial, en una reunión sobre la situación de Yemen en Suecia, entregó preocupantes datos sobre el frágil estado del alto el fuego y la debilidad del proceso político en Yemen, estimando que el costo de la reconstrucción del país se cifra en 25 mil millones de dólares. Yemen ha estado bajo asedio por tierra y mar, por parte de la coalición agresora saudita durante muchos años, y muchos países en el mundo han prometido ayudar a Yemen, pero, según las Naciones Unidas, solo el 5% de esta ayuda se ha destinado a Yemen. ¡Lo extraño en estos días es que parte de la ayuda a Yemen proviene de Ucrania! Al-Khudir Dalum, gerente de distribución del Programa Mundial de Alimentos, confirmó este asunto, y dijo: "Parte de los donantes han informado a Yemen que, el destino de los bienes enviados por mar al país, han sido cambiados a Ucrania". Vale la pena considerar que, Estados Unidos, Europa y el Banco Mundial, proporcionaron alrededor de 50 mil millones de dólares en ayuda financiera a este país durante los primeros tres meses de la guerra en Ucrania, pero, ni siquiera una décima parte de esta cantidad ha sido destinada al pueblo de Yemen, en una guerra que ha entrado en su octavo año.

También puede leer: La Complicidad de Estados Unidos en la Guerra de Yemen

Los recientes acontecimientos tienen lugar al tiempo que, la Casa Blanca anunciara que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, visitará el régimen de Israel, Palestina y Arabia Saudita, del 13 al 16 de julio. El papel de Estados Unidos en el conflicto de ocho años en Yemen ha sido tan grande, que los analistas creen que la coalición liderada por Arabia Saudita habría buscado la paz al comienzo de la guerra, sin Washington. Según el anuncio de la Casa Blanca, Biden se reunirá con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, durante su viaje al reino wahabita. Junto con las numerosas noticias sobre la violación del alto el fuego, por parte de la coalición saudí, se puede concluir que la crisis de Ucrania ha aumentado los precios mundiales del petróleo, y como resultado, la importancia de la producción de petróleo saudí para los países occidentales, especialmente, para Estados Unidos, han empujado a los saudíes al punto de que no son capaces de salir del agua fangosa para arreglar su situación caótica en la guerra en Yemen. La acción de los saudíes, especialmente de Bin Salman, puede incluir una solicitud a Estados Unidos para participar activamente en la arena militar de la guerra con Yemen, o para vender armas defensivas más poderosas.

Los saudíes han optado por una opción muy arriesgada, considerando las comprobadas capacidades de los misiles y aviones no tripulados del movimiento yemení, Ansarullah, para asestar golpes inmediatos y dolorosos a las instalaciones petroleras saudíes, lo que puede ir acompañado de un gran costo para los agresores; en el frente terrestre, la coalición liderada por Arabia Saudita, está completamente empantanada y no tiene el poder de avanzar con holgura, al tiempo que los estadounidenses, junto con los países europeos, tienen una gran necesidad del flujo de petróleo del Golfo Pérsico, debido al aumento de los precios del petróleo y las restricciones a las transferencias de petróleo ruso. En este sentido, el Gobierno de Salvación Nacional de Yemen ha alertado sobre el abuso del alto el fuego temporal por parte del otro bando, así como del robo continuado de petróleo y gas yemení, por parte de saudíes y emiratíes.

Código para noticias 2566

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 1 =