publicado el: 3 diciembre 2020 - 21:21
Solidaridad Con el Pueblo Palestino

Segundopaso - La Asamblea General de las Naciones Unidas emitió un comunicado el 29 de noviembre de 1977, designando ese día como "Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino".

En un comunicado, las Naciones Unidas pidió a los estados miembros que marquen el 29 de noviembre en su calendario y lo conmemoren. Aunque el propósito de esta acción parece ser, llamar la atención global sobre los problemas de palestina, este comunicado se llevó a cabo mientras la misma organización con la adopción de la Resolución 181 el 29 de noviembre de 1947, conocida como la Resolución de la Partición de Palestina, había sembrado las semillas de los problemas de la sociedad palestina.

Las Naciones Unidas el 29 de noviembre de 1947, es decir treinta años antes del 29 de noviembre de 1977, independientemente de la presencia histórica del pueblo palestino como los principales habitantes y propietarios de esta tierra, anunciaron que el 54% de Palestina era judío, con excepción de Jerusalén, alrededor del 43% de territorio fue declarado palestino.

Esta acción alentó la invasión de ciudades y pueblos por inmigrantes judíos ilegales en Palestina en mayo de 1948. Agresión que estuvo acompañada de asesinatos e intimidación y desplazó a una nación histórica de su hogar, este desalojo continúa hasta el día de hoy.

Por supuesto, los sionistas no detuvieron su agresión después del establecimiento del régimen israelí debido al apoyo que recibieron de las potencias coloniales con la aprobación de las Naciones Unidas. Al ocupar Palestina, han impedido la formación de un estado palestino independiente hasta hoy.

Establecimiento de la primera piedra de la ocupación de Palestina por las Naciones Unidas

Ahora, 43 años después de la declaración del Día Internacional de Solidaridad con la Nación Palestina por las Naciones Unidas, la historia atestigua que la piedra angular de la ocupación de Palestina se colocó en la Asamblea General de la ONU y en su resolución.

Las Naciones Unidas, que ha designado el 29 de noviembre como un día de solidaridad con el pueblo palestino, ha tenido una actitud pasiva ante la creciente agresión de Israel en los territorios palestinos y los crímenes sionistas contra su pueblo que se están llevando a cabo con el silencio de esta organización internacional.

La privación del pueblo palestino de sus derechos más básicos, la vida de decenas de miles de palestinos en campamentos en Gaza y Cisjordania, el desplazamiento de millones de palestinos en campamentos en Siria, Líbano y Jordania, el establecimiento de asentamientos sionistas en tierras palestinas y la confiscación de tierras en Jerusalén y Cisjordania, el encarcelamiento de unos 5.000 palestinos en cárceles israelíes, los ataques sionistas diarios contra los palestinos, el martirio y las heridas de cientos de miles de ellos y la profanación de los lugares sagrados palestinos son parte de las atrocidades sionistas contra los palestinos las cuales se llevan a cabo bajo el silencio de las Naciones Unidas.

La membresía de Israel en las Naciones Unidas sin ninguna de las condiciones para ser miembro de esta organización de acuerdo con el primer párrafo del Artículo 4 de la Carta de la ONU (La Carta de las Naciones Unidas estipula que «podrán ser Miembros todos los Estados amantes de la paz que acepten las obligaciones consignadas en esta Carta, y que, a juicio de la Organización, estén capacitados para cumplir dichas obligaciones y se hallen dispuestos a hacerlo).

La elección de representantes sionistas en algunas comisiones y comités de la ONU y la aprobación de los nombres hebreos en algunas ciudades palestinas, sitios históricos y religiosos son otros indicadores claros de la pasividad y cooperación de la ONU con los sionistas en su opresión y crímenes contra los palestinos.

El régimen sionista en Cisjordania, que es una región palestina ocupada bajo la Resolución 242 de la ONU, arresta y mata a palestinos. La Franja de Gaza está bajo asedio por tierra, mar y aire israelí dando como resultado numerosas muertes en Gaza, pero una vez más las Naciones Unidas han preferido guardar silencio.

El silencio y la inacción de la ONU sobre las atrocidades sionistas contra los palestinos ha llevado a que algunos países que dicen ser partidarios de los derechos humanos y supuestamente tienen un comportamiento humanitario, guardan silencio sobre estos crímenes y en muchos casos, a apoyar y ayudar al régimen sionista.

El gobierno de Estados Unidos, a la sombra del silencio de la ONU, apoyó la ocupación israelí de los Altos del Golán sirio en 1967 y su anexión a los territorios palestinos ocupados. El gobierno de Estados Unidos también ha declarado que no tiene ninguna objeción a los asentamientos israelíes en los Territorios Ocupados de 1967 debido a la inacción de la ONU. Este gobierno también ha reconocido a Jerusalén como la capital del régimen sionista, independientemente de las resoluciones internacionales emitidas por las Naciones Unidas, reconociéndola como una región internacional bajo la Resolución 181 y 242, que la considera una región ocupada y además de eso trasladó allí su embajada desde Tel Aviv.

Propaganda y movimiento teatral de la ONU en apoyo del pueblo oprimido de Palestina

Por lo tanto, se puede decir que el anuncio del Día Mundial de Solidaridad con el Pueblo Palestino por parte de las Naciones Unidas fue de hecho una propaganda y un movimiento dramático destinado a reducir las duras críticas a la inacción de la organización contra la agresión y la violación del derecho internacional. También se puede concluir que el silencio de algunos países ante los crímenes de Israel contra los palestinos y su afiliación demuestra que estos países, como las Naciones Unidas, no prestan atención al día de la solidaridad global con el pueblo palestino y solo lo utilizan para supuestamente asumir una posición humanitaria.

Si las Naciones Unidas hubieran considerado cuidadosamente la agresión de los ocupantes y el traslado de inmigrantes judíos a Palestina desde el comienzo mismo de la crisis, en nombre de la justicia y por los principios de su Carta, la crisis en esta tierra no habría sido tan complicada y no se hubiese extendido.

De acuerdo con el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas que permite a los estados miembros defenderse cuando el Consejo de Seguridad no ha tomado las medidas necesarias para restaurar la paz y la seguridad en un estado de guerra, el pueblo palestino también debe defenderse frente a los ocupantes y pueden allanar el camino para la liberación de los territorios ocupados y el regreso de los palestinos a sus hogares.

Código para noticias 1194

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 0 =