Historia del Trabajo de las Mujeres

Islamaldia - En la era del advenimiento del Islam y el Santo Profeta (PB), se pueden destacar varios trabajos para mujeres.

La actividad económica y los ingresos de las mujeres han sido comunes entre las naciones desde la antigüedad. Esta actividad, tomó la forma de participación con el aumento del capital y los recursos financieros de la familia, sin que las mujeres obtengan un ingreso separado, como las mujeres rurales que cooperan en la agricultura, ganadería, hilado y punto.

Sobre esta base, las mujeres han sido consideradas durante mucho tiempo elementos económicamente activos. Por supuesto, con el advenimiento de la era industrial y el surgimiento de las fábricas e industrias modernas, tanto el concepto de trabajo en la economía como la práctica de la actividad económica sufrieron cambios.

Hoy en día, el trabajo se realiza a cambio de sueldos o salarios regulares y en todas las culturas, el trabajo es la base de la economía. Además de los cambios que se produjeron en el concepto de trabajo, con la aparición de la fábrica y nuevas vacantes, se creó una distancia significativa entre el hogar y la fábrica. En este cambio, el empleo se lograba muchas veces estando fuera de casa y en determinados horarios. Las actividades realizadas en el ámbito de la casa fueron más allá de la definición y aplicación del trabajo.

Hoy en día, preparar la comida, hacer los utensilios necesarios para el hogar, etc., son actividades asalariadas que se realizan fuera del hogar, pero en el pasado lejano, estos trabajos los hacían las mujeres dentro de casa. Después del período Neolítico (6,000 a.C y el 4,000 a.C) y la agricultura, las mujeres realizaban estas actividades por la familia, pero no en el sentido de un trabajo en su forma actual. Posteriormente, con el intercambio (trueque) y más tarde, las transacciones monetarias, las mujeres asumieron trabajos como textiles, tejido, artesanías y comercio.

En la era del advenimiento del Islam y el Santo Profeta (PB), se pueden destacar varios trabajos para mujeres. La esposa de Abdullah bin Massoud y Zainab bint Jahsh hacían artesanías. La primera para ganarse la vida, la de su esposo ciego y sus hijos y también para obras de caridad con los ingresos obtenidos. Zeinab Hawla, conocida como Atara, visitaba las casas de la gente de Medina y vendía perfumes.

Se dice que el Mensajero de Dios (PB) permitió que las mujeres salieran los días de Eid para obtener su sustento y comercializar mercadería a la gente.

Pastorear también era una de las cosas que hacían las mujeres. El Sagrado Corán lo manifiesta poniendo de ejemplo a las hijas del Profeta Shoaib (P). Los trabajos comerciales grandes y pequeños también tienen una larga historia. Jadiya Kobra fue un ejemplo de una mujer de negocios que gestionó grandes caravanas mediante la inversión y la contratación de abogados. La partería, la educación, el tejido, los textiles y la peluquería también eran ocupaciones que las mujeres han dirigido durante mucho tiempo.

La existencia de reglas religiosas relacionadas con los logros de las mujeres en los libros de jurisprudencia indica la existencia y el permiso de estos trabajos. Además, en las fuentes narrativas (Al-Makasib Al-Muharrama) sobre la conversación del Profeta (PB) con mujeres que trataban enfermedades, donde según ellas, el Profeta (PB) había declarado este trabajo permitido para las mujeres.

Pero los avances tanto en el trabajo teórico como en el práctico nos han llevado a saber que hoy el discurso de las mujeres trata sobre un tema diferente al del milenio anterior. A principios del siglo XX, las mujeres fueron llamadas seriamente al trabajo y al trabajo asalariado fuera del hogar, lo que fue influenciado por varios factores.

Factores generales:

En la era de la ilustración existieron muchos cambios en el campo de la ciencia y la industria, el entorno social y económico, así como el estilo de vida de las personas y el crecimiento sin precedentes del conocimiento. Las industrias y la mecanización del mercado de productos básicos y el aumento de la producción, hizo que el entorno laboral sea más especializado, rentable y más fácil en términos de habilidades y aptitud física. En el entorno social y económico, el trabajo asalariado y la actividad se volvieron importantes, y los ciudadanos que ganaban dinero fueron llamados útiles y los que no lo hicieron fueron llamados improductivos.

Al mismo tiempo, la soberanía del liberalismo (origen del bienestar, el placer y la independencia) cambió la forma de vida y las personas se volvieron más consumistas; como resultado, todos los adultos de la familia necesitaban trabajar. Especialmente las mujeres, quienes no debían descuidarse en el campo de trabajo

Factores del gremio femenino:

Se inició en la primera mitad del siglo XIX con el movimiento feminista que enfatizó las demandas de las mujeres, lo que provocó cambios importantes en la vida de ellas y también hizo importante su inclinación hacia la esfera pública del trabajo y el empleo. Hoy en día, entre el 35% y el 60% de las mujeres de 16 a 20 años en la mayoría de los países europeos tienen un trabajo lucrativo fuera del hogar.

Estos cambios incluyen:

- La superioridad del trabajo asalariado sobre el trabajo no asalariado y la severa humillación a trabajo doméstico de las mujeres.

- Encontrar un sentido de dignidad en el empleo e inculcar un sentido de insuficiencia y adoctrinamiento en las amas de casa.

- Mujeres que ingresan a universidades y adquieren conocimientos especializados para ingresar a la comunidad especializada.

- El sistema capitalista necesita mano de obra barata.

- Disminución de los lazos familiares y del sentido de responsabilidad de los hombres hacia la familia.

- Aumento del tiempo libre de las mujeres debido al crecimiento de la tecnología, la implementación de políticas para reducir la población y la planificación familiar y la mayor presencia de niños fuera del hogar.

- Separación de lo público de lo privado y el monopolio de las formas de riqueza y poder en la sociedad.

- Según la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Naciones Unidas, habría triplicado el número de familias que viven en la pobreza si no hubiera sido por los ingresos de las mujeres casadas.

- Falsa necesidad de más ingresos debido a necesidades poco realistas y la influencia de la clase alta en la clase baja de la sociedad (Por supuesto, el impacto de este tema en el empleo es mayor que la pobreza, aunque la pobreza parece ser el factor más contundente, siempre el número de mujeres de escasos recursos que se sienten atraídas por el mercado laboral es menor que otras clases, lo cual también puede verse afectado por su bajo nivel de educación y habilidades profesionales).

Código para noticias 1698

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 0 =